lunes, 19 de febrero de 2018

Tecnica para calcular las horas de luz solar restantes con la mano

Con esta sencilla técnica, podrás estimar cuántas horas de luz solar te quedan para caminar en la montaña o a campo libre.
 
En caso de una situación de supervivencia, es muy importante conocer cuantas horas de luz nos quedan, pues siempre se debe tener como primera prioridad armar un refugio o localizar una ruta de retorno o  escape antes que caiga la noche.

El método es el siguiente:
Busca un punto alto, desde donde se pueda apreciar claramente el sol. Extiende tu brazo y ubica la mano justo de forma paralela al horizonte (Tú debes ver la palma de tu mano).

Después ubica tu dedo incide justo debajo del sol y cuenta cuantos dedos hay hasta llegar al horizonte (donde se oculta el sol).

 
Debes tomar en cuenta que cada dedo representa aproximadamente 15 minutos de luz solar. Pero debes tener en cuenta que cuanto más cerca te encuentres de los polos, más imprecisa será la lectura. Aprendiendo este método podrás definir mejor cuáles son tus prioridades.

Recuerda que tanto en una situación de supervivencia como en cualquier expedición o in simple trekking, el retorno es algo primordial. Si ves que se acerca la noche, lo mejor es buscar un sitio seguro para pernoctar.

miércoles, 14 de febrero de 2018

¿Se avecina un terremoto masivo? La actividad sísmica en el Anillo de Fuego desata las alarmas

Una serie de terremotos y de erupciones volcánicas han tenido lugar en enero y febrero 2018 a lo largo de esa región.


Desde que comenzó el año una gran actividad sísmica se ha dejado notar a lo largo del Anillo de Fuego del Pacífico. Se trata del área con mayor actividad sísmica y volcánica del planeta y se encuentra en la cuenca del océano Pacífico.

En enero Alaska experimentó un terremoto y un volcán hizo erupción en Filipinas. En los últimos días nuevos terremotos han tenido lugar en Guam, Japón y Taiwan. La proximidad de todos estos sucesos hace que algunos hayan pensado que un terremoto de mayor envergadura se acerca.

Lo cierto es que los expertos afirman que estos hechos alrededor de la placa tectónica del Pacífico no están relacionados entre sí y que se trata de una mera coincidencia.

Serie de terremotos en enero y febrero 

El 6 de febrero un terremoto de 6,4 sacudió la costa este de Taiwán, causando 17 muertes y dejando unas 180 personas heridas. Este martes una serie de temblores de entre 4,9 y 5,7 sacudió la isla de Guam. Y desde el 11 de febrero Japón ha sentido tres terremotos de magnitudes entre 4,5 y 4,5 en el norte, centro y sur del país.

Pero la serie de este mes viene después de otros tantos terremotos el mes pasado. En enero un terremoto de 7,9 en la escala Richter tuvo lugar en Kodiak, Alaska, y otro de 6,4 afectó Indonesia la misma semana, a la vez que el monte Kusatsu-Shirane entró en erupción en Japón, desatando la alerta de tsunami.

También otro volcán entró en erupción en Filipinas, provocando la evacuación de más de 60.000 residentes.

Incluso la agencia de las Naciones Unidas para los desastres llegó a tuitear al respecto:


Consenso entre los científicos

Los científicos, sin embargo, opinan que tal actividad en el Anillo de Fuego del Pacífico es absolutamente normal y que no hay posibilidad de que un efecto dominó provoque un terremoto más grande, recoge el Daily Mail.

Hay que tener en cuenta que alrededor del 90% de los terremotos en el mundo ocurren en esta región, que además alberga a tres de cada cuatro volcanes del planeta.

FUENTE: RT

jueves, 8 de febrero de 2018

DENUNCIA: Ladrones de bronce destrozaron monumento a "Los Conquistadores del Pico Bolívar" en Mérida

Me acaba de llegar esta lamentable noticia, que por lo que leo, ocurrió a principios del mes de enero de 2018. El trabajo que transcribo a continuación fue publicado en medios de comunicación de bajo perfil y por poquísimas personas preocupadas por el hecho, así como yo, pero no por los grandes medios de comunicación, por lo que asumo que por ello no se ha dado a conocer ampliamente este abominable hecho, y desconozco si alguna autoridad se ha abocado al asunto.

Algunos de los destrozos del monumento a Los conquistadores del Pico Bolívar. Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado Camargo, enero 2018.

A continuación, el texto de la denuncia:
 
Una nueva arremetida de los ladrones de bronce contra el patrimonio cultural e histórico de la ciudad de Mérida. Varios días a tras vecinos del sector Los Chorros de Milla donde fueron reubicadas las estatuas de insignes conquistadores del Pico Bolívar denunciaron que las piezas de valor patrimonial de la ciudad fueron mutiladas por los dueños de lo ajeno. 

Al monumento Los conquistadores del Pico Bolívar le cercenaron la mano derecha del arriero, por lo que ya no puede sostener las riendas de la mula. Pero es que también dejaron a la mula sin riendas y sin aperos. Le quitaron media oreja derecha al perro Copito y le mutilaron los dedos índice y pulgar a Domingo Peña. Con inexplicable saña, al legendario guía de la sierra merideña le agredieron su espalda y cuello con un objeto contundente.

También se llevaron cada una de las placas conmemorativas, cables, lámparas y todo cuanto pudieron de la plaza que alberga el grupo escultórico, ubicada en el barrio La Milagrosa, en el sector Chorros de Milla del municipio Libertador de Mérida.

Sin duda,  se trata de una arremetida más de los actores del criminal engranaje de la mafia del bronce, cuyo contrabando ilícito devasta el patrimonio cultural venezolano y ha puesto al borde de la extinción la estatuaria conmemorativa del país. Mientras, queda en el aire una perturbadora sensación de impunidad.

La reubicación, un gesto fallido

Monumento a Los conquistadores en el nuevo emplazamiento. El parque, construido en 26 días, alberga el grupo escultórico en un orden que no responde al boceto original de 1971. Foto Samuel Hurtado Camargo, mayo 2017

Con la reubicación, el 11 de septiembre de 2015, del monumento a Los conquistadores de la Sierra Nevada en el parque homónimo localizado en las adyacencias del barrio La Milagrosa, los organismos promotores valoraron positivamente la propuesta, por estimar que en dicho lugar estaría en mejores condiciones y sería custodiado por los vecinos de la zona, quienes contarían allí con una casa comunal. Sin embargo, no fue así. La desidia se ha apropiado del lugar y las obras escultóricas fueron víctimas de las bandas roba bronce, que entre junio y diciembre de 2017 atentaron sistemáticamente contra el patrimonio escultórico de la ciudad serrana.

A casi dos años de la reinauguración de las obras del italiano Gaetano Parise Mannarino, que habían desaparecido temporalmente a mediados del 2010 de su emplazamiento en el Paseo La Feria, se observan las evidencias de una operación fallida en la que se intentó despojar a la ciudad de uno de los símbolos de la comunidad estudiantil universitaria. El arriero ya no puede sostener las riendas con las que una vez dirigía a la mula, ya que su mano derecha le fue mutilada, y la izquierda exhibe
las líneas dejadas por el esmeril de una tarea –que por suerte- no fue cumplida por los malhechores.

Por su parte, a Domingo Peña, guía de la Sierra Nevada, al no lograr cortarle la mano izquierda, le mutilaron parte del dedo índice y pulgar. No conforme con ello, le propiciaron daños con un objeto contundente en la parte superior de la espalda y el cuello. Pero las acciones de agravio no quedaron allí. Ni el perro Copito ni la Mula, mejor conocida como “la burra”, escaparon de los vándalos. Al canino le cercenaron parte de la oreja derecha y al equino lo despojaron de lo poco que quedaba de sus aperos.

Otro atentado fue el perpetrado contra las placas de bronce, sustraídas en su totalidad. Tanto la que identificaba el parque, ubicada en la cara frontal del pedestal donde se levantan las estatuas de Domingo Peña y Enrique Bourgoin, como las tres restantes localizadas alrededor de las esculturas, que databan de 1982, y en las que se rendía homenaje a los exploradores famosos de la Sierra Nevada y a los andinistas caídos en las cumbres merideñas. Placas desveladas el 19 de abril de 1982, cuando el conjunto escultórico fue trasladado del sitio de Valle Grande hasta el sector el Paseo La Feria, en el centro de la ciudad.


Entorno abandonado

Además de los daños ocasionados al grupo escultórico, el parque ha sido olvidado por las instituciones encargadas de garantizar su limpieza y mantenimiento. Las farolas y pocas luminarias LED que existían para el mes de mayo de 2017, hoy ya no están y el cableado eléctrico fue extraído. Los bancos de hierro se encuentran cubiertos por la maleza y las bases o pedestales donde estaban las placas sirven hoy como depósito de basura.
 

Un proyecto que el viento se llevó

En agosto del 2015, el ex gobernador de la entidad andina Alexis Ramírez en compañía de la titular del Ministerio del Poder Popular para el Turismo, al anunciar los inicios de los trabajos de construcción del parque, manifestó que el proyecto de Rehabilitación y Pieza del parque Los Conquistadores del Pico Bolívar Domingo Peña tenía como finalidad “hacer del sector un centro de desarrollo endógeno y un corredor turístico”. Por lo que además de la restauración de las esculturas, se tenía contemplado el asfaltado de las vías cercanas a la zona, iluminación, áreas de paisajismo, y construcción de un módulo para los consejos comunales. Pues, el parque, según el mandatario regional, sería “para el disfrute de los merideños” y quienes visitaban la ciudad.

La obra, con una inversión de 9 801 277,56 bolívares, fue ejecutada en un tiempo récord: 26 días. De acuerdo al presidente de la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur), órgano responsable de los trabajos, para garantizar el mantenimiento del parque se organizaría a “la comunidad del sector para mantenerlo limpio y en mejores condiciones”. Pero la realidad ha sido otra. La comunidad no se ha encargado del lugar, aun cuando allí fue construida la sede del consejo comunal “Luchadores Sociales”, y los obreros de Cormetur de vez en cuando realizan la poda de la grama.

El nuevo atractivo turístico hoy ya no lo es, y aquel espacio “seguro, recreativo y para la paz” como lo catalogó en su momento el gobernador del estado Mérida, ha desaparecido. Lamentable destino se avizora para los andinistas que conquistaron lo más alto de la patria.
A Domingo Peña le mutilaron el dedo índice y pulgar de la mano izquierda. Monumento a Los conquistadores, Mérida. Foto Samuel Hurtado C., enero 6 de 2018.
 
Otra vista de la mano izquierda del guía de la Sierra, Domingo Peña. Monumento a Los conquistadores de la Sierra Nevada, Mérida, Venezuela. Foto Samuel L. Hurtado Camargo, 6 de enero de 2018


Marcas de esmeril en la muñeca izquierda del arriero. Monumento a Los conquistadores de la Sierra Nevada, Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado C., enero 2018.


Así quedó la muñeca del brazo derecho de la estatua del arriero. Monumento a Los conquistadores. Mérida, Venezuela. Foto Samuel Hurtado C., enero 6 de 2018.

Otra vista de la muñeca derecha del arriero. Monumento a Los conquistadores, Mérida, Venezuela. Foto Samuel L. Hurtado Camargo, enero 6 de 2018.

 

Texto original de: Samuel Hurtado, IAM Venezuela (Institutional Assets and Monuments of Venezuela)

Recomendaciones para la seguridad y protección del Parque Nacional Waraira Repano (ElÁvila)

 
Curioseando en internet, me topé con las siguientes recomendaciones, publicadas inicialmente por la Alcaldía de Chacao (Caracas), pero que lamentablemente ya no están disponibles. Por ello me permito publicarlas acá, haciéndoles unas pequeñas modificaciones para adaptarlas a la realidad actual. Es importante señalar que si bien estas recomendaciones fueron escritas para el Ávila, son perfectamente útiles y aplicables para cualquier Parque Nacional o Monumento Natural de Venezuela. A continuación las recomendaciones:
  1. Si va a pernoctar, lleve el permiso expedido previamente en las oficinas de INPARQUES o, en su defecto, en los puestos de Guardaparques. Regísrese en los puestos de Guardaparques.
     
  2. En excursiones de dos a más días, el equipo mínimo recomendable se compone de: un morral lo más ligero posible; carpa, saco de dormir; comida y cocinilla de gas (están prohibidas las fogatas), cantimplora, yesquero, linterna, velas, navaja; brújula, altímetro (recomendado), un espejo y el equipo de primeros auxilios. Lleve consigo una chaqueta o suéter para las bajas temperaturas nocturnas.
     
  3. Tomando en cuenta la extensión y complejidad de los caminos de El Ávila, nunca emprenda excursiones solo; informe su destino en los puestos de guardaparques, ¡y no cambie de opinión sobre la marcha!; no se salga de la ruta y evite que se le haga de noche caminando.
     
  4. Dado el peligro que encierran las mordeduras de serpientes, tome las siguientes precauciones: use botas; no camine fuera de los senderos; no camine de noche, pues la mayoría de las serpientes tiene hábitos nocturnos; no introduzca las manos en los huecos, trocos o en la hojarasca; no levante piedras en lechos de quebradas, no se siente sin despejar el sitio; y en caminos tupidos, aparte las hierbas con un palo.
     
  5. El Instituto Nacional de Parques (INPARQUES) lleva adelante un programa de control de incendios para su combate y mantiene (mantenía) una extensa red de tuberías de agua. Sin embargo, año tras año los incendios destruyen grandes extensiones de vegetación, con la consiguiente destrucción del hábitat de muchos animales y el deterioro de la calidad ambiental del parque. Por tanto, no encienda fogatas y extreme las medidas en verano, cuando un simple pedazo de vidrio en el suelo puedan provocar un incendio. Respete y cumpla las medidas precautelativas de cierre del parque durante los meses de verano.
     
  6. No cace ni pesque; no arranque plantas, flores, hojas o ramas, no raye piedras ni árboles y regrese a la ciudad la basura que haya generado (La basura no vuelve sola).
     
  7. Los senderos del parque han sido creados para las caminatas. Al salirse de ellos o utilizar bicicletas (las cuales están prohibidas en el parque) está contribuyendo a la erosión, aunando a que puede destruir las madrigueras de animales como cachicamos y roedores, entre otros.
     
  8. Además de su importancia para el hombre, las quebradas también constituyen el hábitat de muchos animales. No utilice jabón si se baña en sus quebradas y ríos.
     
  9. El uso de aparatos de sonido perturba la vida silvestre, a los demás visitantes y además le impedirá escuchar los sonidos de la naturaleza.

Recomiendo además la lectura de:

sábado, 27 de enero de 2018

Medidas Precautelativas para el Waraira Repano durante el período de sequía 2018

El Juzgado décimo séptimo (17) de Primera Instancia Estadal en función de Control de Circuito Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas acordó decretar MEDIDAS JUDICIALES PRECAUTELATIVAS AMBIENTALES en el Parque Nacional Waraira Repano (el Ávila) a partir del día 17 de enero 2018 y hasta el mes de junio de este mismo año.



De conformidad al artículo 8 de la Ley Ambiental y en relación a los artículos 585 y 588 del Código de Procedimiento Civil se establece que el Regimiento de Seguridad Waraira Repano (RESWAR), conjuntamente con el personal de INPARQUES serán responsables de la vigilancia y control de todos los accesos al Parque. Deberán también revisar a las personas que ingresen al Parque a fin de evitar que introduzcan elementos acelerantes que puedan ocasionar un incendio, tales como cigarrillos, yesqueros, fósforos, velas, luces de bengala, fuego envasado, etc.

Se prohíbe durante los meses de sequía (enero a junio) el uso de fogatas y productos derivados del tabaco, así como la pernocta de visitantes dentro de los linderos del parque, permitiendo solamente esta actividad en el Área Recreativa de los Venados, las posadas destinadas para tal fin.

Se permite la visita solamente hasta los siguientes puestos de guardaparques: La Julia, Sabas Nieves I, Sabas Nieves II y Área Recreativa de los Vanados.

Igualmente, queda restringido el acceso a: Las Culebrillas, Ayala, Galindo, Estribo de Duarte, Cachimbo, Sebucán, las rutas Pajaritos - Los Reventones, Quebrada Quintero-Pajaritos, Pajaritos-Sebucán, Chacaíto, Lomas del Cuño, Lomas del Viento, Papelón, la ruta del Cortafuego entre Lomas del Viento y Chacaíto, la ruta Zamurera - Papelón, Papelón - Hotel Humboldt, Los Pinabetes, Fila Maestra desde el Hotel Humboldt a Pico Naiguatá, Picacho de Galipán y Catuche.

Se permite el acceso hasta los poblados autóctonos de Hoyo de la Cumbre, Galipán y el Corozo utilizando unicamente la vía principal de cada sitio.




Exhorto a los excursionistas, montañistas, corredores y demás usuarios a cumplir y respetar la normativa, a fin de preservar la flora y fauna del Parque, además de su propia seguridad #PorUnÁvilaSeguro

Ley Orgánica del Ambiente
Art. 8:

La gestión del ambiente se aplica sobre todos los componentes de los ecosistemas, las actividades capaces de degradar el ambiente y la evaluación de sus efectos. 

Código de Procedimiento Civil
Art. 585:
Las medidas  preventivas  establecidas  en  este Título las  decretará el  Juez,  sólo  cuando  exista  riesgo  manifiesto  de  que  quede  ilusoria  la  ejecución del  fallo  y  siempre  que  se  acompañe  un  medio  de  prueba  que  constituya presunción grave de esta circunstancia y del derecho que se reclama. 

Art. 588:
En  conformidad  con  el  Artículo  585  de  este  Código, el  Tribunal puede decretar, en cualquier estado y grado de la causa, las siguientes medidas:
1º  El embargo de bienes muebles;
2º  El secuestro de bienes determinados;
3º  La prohibición de enajenar y gravar bienes inmuebles.
Podrá  también  el  Juez  acordar  cualesquiera  disposiciones  complementarias  para asegurar la efectividad y resultado de la medida que hubiere decretado.

jueves, 25 de enero de 2018

La frase del mes #Montañismo #Mountaineering #Climbing #Alpinism #Trekking

"No es que la vida valga menos si la pones en la línea o la expongas al riesgo de perderla. Ir a lugares peligrosos es una manera de vivir más intensamente. Además, vivir en una ciudad es mucho más peligroso que la cumbre del Everest. Hemos gastado miles de años protegiéndonos a nosotros mismos y la sensación de inseguridad nos impide crecer."

Reinhold Messner

(17 de septiembre de 1944, Villnöß-Funes, Tirol del Sur) es un alpinista italiano  de lengua alemana que se convirtió en la primera persona del mundo en escalar las 14 cumbres de más de 8.000 metros, entre otras hazañas.

Messner fue la primera persona en ascender el monte Everest en solitario y sin ayuda de oxígeno en 1980, así como al Nanga Parbat en las mismas condiciones. También cruzó la Antártida sin ayudas externas.

miércoles, 24 de enero de 2018

Eclipse Lunar de "Luna Azul" miércoles 31 de enero 2018

La luna llena se volverá naranja cuando pase a través del núcleo de la sombra de la Tierra el miércoles 31 de enero 2018. Crédito de la imagen: Larry Koehn de ShadowandSubstance.com

El miércoles 31 de enero, la segunda luna llena de enero pasará a través de la sombra de la Tierra, produciendo una rara "Eclipse lunar de Luna Azul" ("Blue Moon Lunar Eclipse").

La Luna no se verá azul, sin embargo, los investigadores están prediciendo un eclipse de color naranja brillante, un pronóstico sobre la base de estudios de la actividad volcánica reciente. Volcanes, el cambio climático y los eclipses lunares están vinculados de manera que pueden sorprender.

Esta será la primera vez desde 1866 que se podrán ver al mismo tiempo fenómenos lunares:

  • Una 'superluna': Nuestro satélite se encontrará en su punto más cercano a la Tierra —a 358.994 kilómetros—, con lo cual parecerá más grande y su brillo será mayor.

  • Una 'Luna de sangre': Por el color rojizo que la Luna adquiere durante un eclipse total, ya que tiene un brillo más débil de lo normal debido a que recibe menos luz del Sol.

  • Una 'Luna azul': Será la segunda luna llena este mes, después de la que se registró entre el 1 y el 2 de enero.

El eclipse empezará a las 10:51 (GMT), tendrá su apogeo a las 12:51 (GMT) y finalizará a las 16:08 (GMT). El sitio web Space.com ha preparado una cronología que explica sus fases principales paso a paso:

  1. La Luna entra en la sombra débil de nuestro planeta y, cuando ambos se alinean, la Tierra bloque la luz del Sol.
  2. La sombra de la penumbra terrestre que cubre la Luna comienza a ser visible.
  3. La Luna entra en la sombra oscura central de la Tierra.
  4. El 75 % de la superficie lunar está eclipsada por la sombra de la Tierra.
  5. Varios minutos antes y después del apogeo del eclipse, el contraste entre la franja de color amarillo pálido de la superficie de la Luna que todavía recibe la luz del Sol y la coloración rojiza que se extiende sobre el resto eclipsado del disco lunar puede producir un fenómeno conocido como 'efecto de linterna japonesa'.
  6. El eclipse total empieza cuando la última parte de la Luna entra en la umbra. Nuestro satélite puede quedar totalmente eclipsado —hasta adquirir un tono gris oscuro y tener una presencia casi imperceptible— o con un color naranja brillante.
  7. El brillo de la Luna llega a ser de 10.000 a 100.000 veces más débil.

A partir de entonces, las fases tienen lugar a la inversa. 

Más información sobre esto, junto con consejos para la observación del eclipse, se encuentran publicados en la edición del 24/01/2018 en http://spaceweather.com/, en https://www.space.com/ y en http://shadowandsubstance.com/

lunes, 22 de enero de 2018

¿Viajas a Brasil? Todo lo que necesitas saber sobre la fiebre amarilla

¿Cómo se contagia la fiebre amarilla?

Según la Organización Mundial de la Salud, se transmite por mosquitos infectados, generalmente del género Aedes (los mismos que transmiten los virus de Zika, de la fiebre chikungunya y del dengue). También la contagian los mosquitos Haemogogus, que se encuentran sobre todo en la selva. Es importante aclarar que la enfermedad no se transmite por contacto entre personas.

¿Cuáles son los síntomas?

Suelen presentarse en dos fases. La primera se caracteriza por fiebre, dolores musculares, sobre todo de espalda, cefaleas, escalofríos, pérdida de apetito y náuseas o vómitos. La mayoría de los casos mejoran y los síntomas desaparecen al cabo de 3 o 4 días.

Sin embargo, existe un pequeño porcentaje de pacientes que llegan a una segunda fase, en las que presentan fiebre elevada, dolor abdominal con vómitos y deterioro de la función renal. Puede haber hemorragias bucales, nasales, oculares o gástricas, con aparición de sangre en los vómitos o las heces. La mitad de los pacientes que entran en esta fase tóxica fallecen en un plazo de 10 a 14 días, mientras que la otra mitad se recupera sin daños orgánicos importantes.

¿Cómo se detecta?

Para confirmar la sospecha de fiebre amarilla son necesarias pruebas de laboratorio.
 
¿Se puede curar?

No. Pero la vacuna es la mejor medida preventiva que existe. Con una sola dosis basta para inmunizar.
 
¿Todos los que viajen a cualquier parte de Brasil deben aplicarse la vacuna?

“Deben vacunarse aquellos individuos que viajen en zonas de riesgo en Brasil, que son básicamente los estados del interior que incluye todo Río de Janeiro, inclusive las playas, San Pablo, y el estado de Salvador de Bahía. En cambio, no se justifica vacunarse los individuos que van a las playas del sur como Florianópolis, Camboriú, Bombinhas, o las playas de Río Grande Do Sul. Tampoco justifica vacunarse los veraneantes que vayan a las playas del noroeste brasileño. Por ejemplo, el estado de Pernambuco, donde está Recife, Maceio, y el estado de Ceará”, precisó el doctor Eduardo López, Jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez (Argentina).
 
¿Cuándo comienza a hacer efecto?

La vacuna proporciona protección después de 10 días de su aplicación.

¿Quiénes deben darse la vacuna?

“Los que se deben vacunar son individuos de un año hasta 60. Sin embargo, no es conveniente para las mujeres que están embarazados, y las que lactan, así como tampoco para aquellos pacientes que estén recibiendo tratamientos inmunosupresor como quimioterapia, corticoides, tratamientos monoclonales o tengan alguna enfermedades de inmunodeficiencia”, sostuvo el especialista.

Tampoco es necesaria en aquellos que viajen tanto por tierra o por vía aérea a destinos situados en la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul y permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje.

¿Si me vacuné hace 15 años, necesito reaplicarme otra dosis?

No. Según informó el ministerio de Salud nacional (Argentina), la vacuna se aplica una sola vez en la vida y se sugiere una consulta previa al médico.
 
¿De qué otra forma puedo protegerme?

Usar repelentes de mosquitos y renovarlo cada 3 o 4 horas, y utilizar ropa de mangas largas y colores claros.
 
¿Puede haber un brote de virus en la Argentina?

“Si bien nosotros tenemos el vector que es el mosquito que es tanto el selvático como el urbano, la Argentina viene vacunando dentro de las provincias limítrofes con Brasil y Paraguay y por ende la posibilidad es menor. Igualmente, hay que estar atentos y si viene alguien con síntomas, debe ser aislado durante el periodo que puede trasmitir la enfermedad y por supuesto vacunar al entorno”, explicó el Dr. Enrique Casanueva, médico infectólogo pediatra, Jefe de la Sección Infectología Infantil del Hospital Universitario Austral.

Con información de: Diario Popular

jueves, 18 de enero de 2018

El nudo de la Marin de Narvaez: El misterio de una tatarabuela de El Libertador Simón Bolívar


No creemos que quede hoy en día duda alguna de que el historiador Antonio Herrera Vaillant es nuestro primer genealogista, quien además de ser un investigador que pone ante nosotros la extensa e inmensa documentación que consulta, que es el fundamento de sus trabajos, también utiliza los elementos que los nuevos lenguajes, usos y utensilios que la computación pone en manos de quien examine nuestra historia, más en el caso de la ciencia que él cultiva.
LAS HERMANAS ROJAS

Eso ya fue evidente en su fundamental obra La estirpe de las Rojas (Caracas: Academia Nacional de la Historia/Instituto Venezolano de Genealogía,2007. 2 vols) a través de la cual nos hace ver como la principales familias de la Provincia de Caracas venían y eran descendientes de las dos hermanas Rojas, Ana de Rojas (c1535-1600) y Beatriz de Rojas (c1537-c1622), quienes nacieron en la isla de Cubagua, el primer asentamiento urbano de Venezuela (1519-1541), vieron la luz ambas en la tercera década del siglo XVI y  se casaron en la isla Margarita, a donde huyeron los habitantes de Cubagua tras la despoblación de la isla y posterior maremoto, ambas contrajeron nupcias con dos conquistadores, y produjeron tal descendencia que sus sucesores siguen aun vivos en nuestros días. Ana se casó con el capitán Alfonso Díaz Moreno (c1526-1602), el fundador de Valencia, y Beatriz con Garci González de Silva (c1535-1625), el “gonzalito” de nuestra historia, la gran figura militar de Caracas en su primeros tiempos. Fueron las hermanas Rojas hijas de Diego Gómez de Agüero (c1495-1561) y de Ana de Rojas (c1515-1561), ambos fueron asesinados en Margarita (Julio 20,1561) por el Tirano Lope de Aguirre (c1511-1561).  Es, desde luego, La estirpe de las Rojas pieza clave para un buen entendimiento de nuestra historia, pues son muy diversos los datos de muy diversas índole que se hayan en este fundamental libro.

LA HISTORIA DE JOSEFA

Ahora nos sorprende Herrera-Vaillant con un valioso hallazgo documental, siglos enteros de indagaciones habían rodeado el punto sin haber logrado esclarecerlo. Su luz completa se haya en la primera parte, fascinante, de El nudo deshecho/Compendio genealógico del Libertador (Prólogo: Rafael Arraiz Lucca. Caracas: Academia Nacional de la Historia/Instituto Venezolano de Genealogía,2010.531 p.).

Indica su autor: “Por casi dos siglos sobre ella ha persistido el fascinante enigma del llamado “nudo de la Marín”, que ha dado pie a múltiples especulaciones en torno a la naturaleza de una bisabuela de El Libertador que nació en Caracas, bautizada en calidad de ‘expósita’ y luego reconocida por el padre en su lecho de muerte, sin que jamás apareciera la madre…Al pasarlo han pasado por alto la más resaltante realidad de su vida: que su fugaz existencia debió constituir una tragedia desde que el momento de su concepción hasta el instante que murió bajo misteriosas circunstancias…Un extraño poder para testamento iniciado por doña Josefa Marín de Narváez el mismo día de su muerte, arroja importantes pistas no sólo sobre sus orígenes genealógicos sino sobre toda su dramática existencia… En efecto, la vida entera de doña Josefa Marín de Narváez es un clásico ejemplo de la sumisión de las mujeres en el mundo hispánico de la segunda mitad del siglo XVII, aún en caso de aquellas que, como ella, eran herederas de una cuantiosa fortuna… Cada etapa de su vida causarían asombro a cualquier feminista actual debido a la manipulación y abuso a que se vio sometida la niña y joven desde antes de nacer y hasta el momento de su muerte, envueltos ambos extremos en una aureola de misterios y vergüenzas…El propósito de este trabajo es reunir los datos disponibles a cualquier investigador sobre esta mujer a fin de esclarecer sus orígenes, pero su lectura bien puede aportar excelentes bases para una novela” (p.20-21).

EL SUCESO

Esta historia debería comenzar como se inician las historias de pareja: por el enamoramiento y la seducción de la mujer. Pero no, aquí todo comienza en el momento en que el historiador encuentra los documentos. Así partimos, siempre en Caracas, del 26 de Abril de 1669, días de nuestro siglo XVII, momento de la “presentación oficial de este niña cuyos padres no casaron, y cuya madre iba a permanecer por siglos en el anonimato”(p.34). “Josefa, hija de padres desconocidos, bautizada en casa por necesidad. Es de edad de cinco meses poco más o menos”(p.36) dice la partida de defunción, asentada en el Libro de Bautistas de Sagrario de la Catedral de Caracas, Año 1668, Folio 269. El Acta, aunque el sacramento fue administrado afuera pertenece a la Parroquia del Sagrario de la Catedral de Caracas, esto nos indicaba que la bebé era blanca e hija de la alta clase social de la época, sino ni el sacramento podía ser otorgado por el clérigo de aquella iglesia ni la partida hubiera podido ser asentada allí. Y, desde luego, no era tampoco hija de padres desconocidos así la partida lo afirmara así. Desde el principio llama la atención primero que nada que siendo soltero el padre y soltera la madre de la niña el progenitor no se casara con ella. A poco del nacimiento, además, el padre separa a la hija de la madre, la entrega en adopción y se va de Venezuela para no regresar más. ¿De qué huye?¿de que lo obligaran a casarse?, es esta una pregunta que cabe.

Para el examen de todo este proceso vital que sigue debemos situarnos siempre en la sociedad caraqueña del período, segunda mitad del siglo XVII, y comprender sus modos, sus conductas, sino será imposible entender porque todo ser humano nace, vive, actúa y muere en su lugar y en su tiempo, no en ningún otro.

De hecho el padre “el capitán [Francisco] Marín de Narváez no parece haber vivido en Venezuela más que unos seis escasos años de su vida” (p.30). Y evidentemente para aquel hecho sin duda escandaloso en aquella ciudad de tan pocos habitantes, si vivían 4000 personas en la ciudad la clase pudiente debía ser de cerca de 300 personas. Pese a todo “la memoria caraqueña para los escándalos resultó singularmente breve” (p.69).¿Yo habíamos comenzado a ser el país sin memoria que hemos sido?.

Y para poder indagar aquella historia Herrera-Vaillant busca en donde están consignados los últimos legados: el testamento del padre.

Los testamentos, indica, “son instrumentos legales en los que clásicamente se apoya la investigación genealógica para aclarar situaciones de paternidad no legítima o incógnita...aquellos que enfrentan la muerte con frecuencia suelen utilizar el instrumentos testamentario para saldar viejas cuentas, reparar ofensas, y en general preparar las cosas para pasar a otra vida con las menores cargas” (p.71).

El testamento del capitán Francisco Marín de Narváez fue otorgado en Madrid el 18 de Agosto de 1673, “con dos codicilos otorgados, respectivamente, el 20 y 22 de Agosto, día éste último de su muerte” (p.71), “El caso de…Marín de Narváez no es excepción…Pero hasta ahora no se había podido analizar en su totalidad del texto del documento completo, que contiene numerosas referencias a otras personas de la época y pudiese aclarar considerablemente la identidad de doña Josefa y, sobre todo, de su presunta madre” (p.71).

“Veamos la famosa cláusula testamentaria que hoy tenemos disponible en su contexto total, y que es la que rige la vida de esta desdichada criatura, transformándose en castigo la intención paterna de dotarla de una enorme fortuna: ‘Declaro que tengo una hija natural y por tal la reconozco, nombrada Josefa, de edad de cinco a seis años poco menos, a la cual hube doncella principal cuyo nombre cayo por su decencia con la que pudiera contraer sin dispensación cuando la hube, y que se está criando por mi orden en casa del Señor Capitán Gonzalo Marín Granizo, mi tío y mi hermana doña María Marín la conoce” (p.75-76,500). Es allí cuando nombra a la hija “universal heredera” de todos sus bienes(p.76), estos eran más que cuantiosos. Y es allí también donde nombra tutor de la hija, a falta de su hermana, al Proveedor Pedro Jaspe y Montenegro (p.76). A Josefa Marín de Narvaez, la hija, la llama Herrera-Viallant “doña” aunque murió siendo apenas una mucha de veinte y cuatro años. Sabemos, desde luego, que ese modo de nombrar a las personas se usaba entoces, incluso el Rey lo concedía.

Dejó el capitán Marín de Narváez un legado a María Martínez de Cerrada,  que como hoy sabemos, gracias a Herrera Vaillant, fue la madre de su niña. Por cierto, al entregar el legado a su antigua novia y amante, y madre de su hija, dictaminó que el monto fuera de “cuatro mil pesos si fuera Religiosa y si no lo fuere, de dos mil pesos”(p.80). Este es otro hecho que no deja de llenar de perplejidad a quien lo lea, ¿aun, después de haberle hecho tanto daño, pretendía seguir dominando su vida?, incluso, vista hoy, después de que el mundo fue atravesado por el pensamiento de Sigmund Freud(1856-1939) la observación no deja de tener sus connotaciones eróticas, parece observar que no deseaba que ningún hombre la acariciara con los ojos vivos de la sexualidad.

Pero hay más, a nuestro entender, para ello no hay que ser una mujer feminista, basta que seamos un hombre sensible para preguntarnos por qué toda la interpretación del suceso, ruede alrededor de la hija y para nada se mencione a esa joven mujer que fue engañada, según los usos de la época, a quien seguramente prometió matrimonio, embarazó antes de la boda, no se casó con ella, la abandonó y separó de de su hija. Y ello dijo sin dejar de tener en cuenta que mientras seducía a la Martínez Cerrada también “estuvo pretendiendo a doña Ana Juana [de Escobedo y Quijano], presa social muy apetecible, al tiempo que engendraba una niña en otra mujer de nivel”(p.50).
¿Quién era María Martínez Cerrada?, “Se trata de una figura que aparece muy tenuemente en la documentación coetánea de Caracas, y sobre cuya identidad existen interrogantes casi tan importantes como en el caso de su presunta hija”(p.81). María Martínez Cerrada, fue hija del Encomendero de Guarenas, Lucas Martínez de Porras y de su primera esposa  Beatriz Cerrada del Mármol. Es una persona, dice el autor de El nudo deshecho, que llena de conjeturas al genealogista pues supone que tuvo a la niña un poco más de diez y seis años y a aquella edad y en aquella ciudad, como lo era la Caracas del XVII, vivía sola, “por cuenta propia” (p.86).

Además con ella, soltera, Francisco Marín de Narváez “pudo haber contraído matrimonio sin dispensación cuando hubo a doña Josefa”(p.100), de hecho el mismo lo dice en su testamento(p.500). “No se pueden saber las causas por las cuales no se efectuó un matrimonio, tratándose de una doncella principal que no necesitaba dispensa en el momento”(p.101). Como veremos es a ella a quien le atribuye Herrera-Valliant la maternidad de Josefa, ha sido su nombre el que los siglos han tratado de establecer con claridad, ahora sabemos que fue ella (p.122).

Aquí se lee “Resulta interesante notar que, si se acepta la presente hipótesis de maternidad por parte de doña María Martínez Cerrada, sería por vía de ella donde el Libertador vendría a recibir su único aporte de sangre originaria americana, a través de una de sus tatarabuelas materno-maternas(que era también una de sus cuartas abuelas por línea paterna)” (p.101).

Cuando el capitán Marín de Narváez murió Josefa tenía cerca de seis años, la madre dejó de existir cuando tenía ocho años. Fue entonce cuando quedó entonces en las manos de don Pedro Jaspe de Montenegro, hombre de escasas virtudes como había sido su propio papá. Anota Herrera-Vaillant con su precisión habitual: “No sabemos las condiciones de la tutela, pero ésta duró hasta que doña Josefa…cumplió los trece años de edad, para cuya fecha Jaspe de Montenegro dispuso casarla con su sobrino, al parecer traído recientemente de Galicia para éste mismo propósito” (p.113).

Casó Josefa en la Catedral de Caracas(Noviembre 16,1681), en la misma iglesia que guardaba en sus Libros de Registros su partida de bautismo. Se desposó a los trece años, con el capitán don Pedro de Ponte y Andrade. “Este Capitán fue Proveedor General de Caracas en 1679 y Alcalde de la Santa Hermandad en 1687” (p.116).

Desde la muerte del padre y alejada de la madre, “Escaso control tendría esta niña sobre sus destinos, pasando de una tutela en otra hasta llegar a manos de su marido” (p.116). Y, más tarde, “Lo repentino de su muerte, y el conflicto que sostenía con el marido por motivos económicos dan pié a pensar en cualquier mala acción” (p.124).

Reitera Herrera-Vaillant: “En todo caso la muerte de doña Josefa María Marín de Narváez parece tan misteriosa y triste como su breve existencia, en la que resulta muy poco probable que pudiese ejercer el menor control sobre sus propios destinos. Su desaparición física se envuelve en un misterio tan tupido como su nacimiento. Triste y breve fue también la vida de la que considero su madre, doña María Martínez de Cerrada…Decididamente la herencia con que el capitán Francisco Marín de Narváez trató de dotarla parece haber terminado como una maldición…Su corta vida fue siempre controlada por otros: el capitán Gonzalo Marín Granizo (1668-1674). Doña María Marín de Narváez (1674-1676), don Pedro Jaspe de Montenegro(1676-1671) y don Pedro de Ponte y Andrade (1681-1692)…Apenas hubo un instante en el cal, por una ley o disposición, no estuviese sometida a voluntades ajenas. Nació en situación irregular y murió bajo circunstancias misteriosas. Su vida, toda. Parece un libreto de una trágica novela” (p.125).

EL SUCEDER

Con estos elementos debemos señalar que Josefa Marín de Narváez (1668-1692), fue bisabuela del Libertador y sus hermanos. De ella recibieron su gran fortuna: la Minas de Aroa, la casa de San Jacinto en donde nacieron los Bolívar Palacios y la Capilla Catedralicia de la Trinidad, en donde estuvo enterrado el Libertador y lo están hoy sus padres e esposa.

Pero Josefa en apenas veinte y cuatro años de vida creó tales controversias que solo ha sido ahora, cuatrocientos veinte y ocho años después, que ello ha podido ser esclarecido, gracias a Herrera Vallilant.

Fue ella quien le dio todo lo que hemos señalado y más. Pero ella fue también, sin culpa alguna, la que impidió a los Bolívar Palacios obtener el título nobiliario que desearon, ello no por haber sido negra, como algunas fantasiosos creyeron, sino por la sencilla razón de haber sido hija natural, reconocida por el padre a la hora de otorgar su última voluntad. Pese a haber muerto soltero y estar aun, en Caracas, también la verdadera madre de su hija, “la doncella principal”(p.500), María Martínez de Cerrada, cuyo nombre conocemos ahora por primera, el padre de la niña no llegó a casarse con ella. Pero, a la vez, y esto permite también el libro que comentamos, una lectura contemporánea de una historia tan antigua descubrimos que Josefa fue una mujer maltratada, asunto que tanto nos interesa y ocupa hoy.

Herrera-Valliant ha logrado esclarecer el punto por haber logrado encontrar en un Archivo Histórico de Protocolos de Madrid, el testamento de Francisco Marín de Narvaez(c1625-1673), padre de Josefa. Es allí donde se engendró el llamado “nudo de la Marín” ya que en aquellos infolios el capitán Marín de Narváez, aunque reconoció a la hija y le dejó su inmensa fortuna (p.497), señaló que la madre de su hija había sido una “doncella principal cuyo nombre cayo por su decencia”(p.500), con ella pudo contraer matrimonio pues murió soltero y ella se casó después de del deceso de Marín de Narváez.

Ese es el “nudo de la Marín”, que fue como entre los Bolívar Palacios se llamó el asunto de la bisabuela, cuyo origen como hija natural les impidió demostrar ante el rey Carlos IV(1748-1819) la limpieza de sangre que era la que les hubiera permitido obtener aquel deseado título nobiliario, auque de haberlo poseído, gracias a las gestiones que en la península realizó don Esteban Palacios(1763-1830), tío materno de los Bolívar Palacios y además padrino de Simón José Antonio, él es el tío Esteban de la “Elegía del Cuzco (Junio10,1825), les hubiera durado muy pocos años pues el 21 de diciembre 1811, en el artículo 204, de nuestra primera Constitución los títulos nobiliarios fueron prohibidos para siempre en nuestro país, desde ese momentos son ilegales. Y de hecho, fueron muy escasos los venezolanos que los tuvieron, y siempre fueron títulos espurios porque eran comprados por los Mantuanos con el dinero que producían sus haciendas, por lo cual se les llamó “grandes cacaos”, porque ninguno fue noble de cuna, el primer requisito para poseer un título. Desde luego, no fueron títulos ilegales pues fueron pagados y otorgados por su Majestad, pero hoy en el país republicano que somos causan risa. Y de hecho los grandes venezolanos, los verdaderos, para serlo, no lo necesitaron para nada: les bastó con su inteligencia, formación y capacidad de trabajo e ingenio.

Durante más de tres siglos se ha tratado de averiguar, como ya lo hemos indicado, cual fue la verdad sobre la Josefa Marín de Narváez y segundo, descubrir el llamado “nudo”, es decir quienes fueron su padre y su madre y cómo se llamó la progenitora. Herrera-Vaillant lo ha logrado esclarecer al señalar, tras larga, minuciosísima y muy cuidosa pesquisa, hecha a través de las 4000 personas que vivían en Caracas en 1673, año de la muerte, en Madrid, del capitán Marín de Narvaez que la madre de aquella niña se llamó: María Martínez Cerrada (c1652-1675), “Por todas las evidencias anteriores y hasta tanto se logre demostrar alguna hipótesis al contrario, genealógicamente se puede considerar a doña María Martínez de Cerrada como la probable madre de doña Josefa Marin de Narváez, a quien el capitán Francisco Marín de Narváez pudo haber engendrado una hija y abandonar  al costo de dejar el país por siempre a pesar de su evidente riqueza e influencia”(p.101). Esta es la afirmación central de El nudo deshecho.

Aunque desde atrás se sabía que Josefa no podía ser negra pues había sido bautizada en la Catedral de Caracas y su padre la había tenido con una joven de la alta clase, “doncella principal” la llama(p.500). Ahora tenemos más clara la historia, gracias a Herrera-Vaillant. Que no fue Josefa Marín de Narváez negra sino blanca y de la clase alta, solo fue hija natural, pero fue ello lo que impidió a los Bolívar Palacios obtener el título nobiliario al cual aspiraban, pues fue Josefa una hija natural reconocida pero cuyos padres nunca se casaron.

“Nudo” llamó al asunto don Feliciano Palacios y Sojo (1689-1756), el abuelo materno de los Bolívar Palacios, en carta a su hijo Esteban Palacios quien estaba en Madrid (Noviembre 9,1792), le dijo en ella “no sé como compondremos el nudo de la Marín” (p.41).

En genealogía, indica Herrera-Vaillant, “nudo” es una ascendencia que es casi imposible remontar, pero no tiene otra implicación” (p.41).

Hay sabemos que si bien se negó por mucho tiempo que el Libertador tuviera ascendencia negra si la tuvo, bien lo demuestra el autor de esta obra, le venía desde sus ascendientes canarios (p.131), pero la negritud no le llegó por la sangre de la bisabuela Josefa. La sangre indígena le vino por el camino de su tatarabuela natural María Martínez de Cerrada, este hecho, desde luego, no impide recibir la herencia genética. Al tener en sus venas, como lo vemos ahora bien, sangre negra e india y haber nacido en hogar blanco fue el Libertador un mestizo, uno más de una sociedad que él encabezó como el primer venezolano, fue uno más del “pequeño género humano” que él dijo en la Carta de Jamaica (Septiembre 6,1815), del “mundo aparte” del Discurso de Angostura(Febrero 15,1819). Fue así el Libertador el completo hijo del mundo hispánico que ya dijo don Miguel de Unamuno (1864-1936) en 1914, un mestizo más del país más mestizo de Europa en el momento de iniciar la conquista de nuestras tierras.




UNA OBSERVACIÓN

Hay un pequeño detalle que debió haberse aclarado mejor. Cuando se refiere Herrera-Vaillant a que Rafael Diego Mérida (1762-c1828) fue el “primero que publicó desinformación sobre el origen de la Marín de Narvaez” (p.39) no indica la fuente en donde lo tomó, no dudamos de su veracidad pero que en obras de este tipo eso se requiere. Es verdad que lo dijeron José de la Riva Agüero (1783-1858), con el seudónimo de P.Pruvonena, y Pedro Nuñez de Cáceres (1800-1863) en sus libelos. Se ha señalado que los datos que utilizó Riva Agüero provenían de Rafael Diego Mérida, posiblemente, suponemos, de un impreso suyo titulado Angustias de Colombia en 1828 (Panamá: Imp.José Ángel Santos,1828), edición escasa y rara  fue aquella que nuestros pacientes bibliógrafos Ángel Raúl Villasana (1920-2004) y Blas Bruni Celli (1925) no lograron registrar entre las ediciones del “tuerto” Mérida que registraron con tanto detalle y precisión en sus obras. El primero en su Ensayo de un repertorio bibliográfico venezolano,1808-1950. (Caracas: Banco Central de Venezuela,1976,t.V, p.166-167) y el segundo en su  Venezuela en 5 siglos de imprenta. (Caracas: Academia Nacional de la Historia,1998,p.950-955). Solo la hemos visto citada, con muy escasos datos en su descripción bibliográfica, en el Diccionario de Historia de Venezuela (2ª.ed.Caracas: Fundación Polar, 1997,t.III,p.148) gracias al general e historiador Héctor Bencomo Barrios (1924). Pero el “tuerto” Mérida, a quien se llama aquí “cojo” (p.39), considerado el mas controvertido de los  contemporáneos de Bolívar por su biógrafo Jorge Luciani (1894-1956), en estas incidencias ni siquiera lo cita don Manuel Segundo Sánchez (1868-1945) en su estudio sobre el punto que Herrera-Vialllant refiere (“Mito genealógico. Origen de Josefa Marín de Narváez” en sus Obras. (Caracas: Banco Central de Venezuela,1964,t.II,p.426-451), trabajo, como siempre fueron los de don Manuel Segundo, esclarecedor, de hecho nos pone, con antelación, en el sendero al cual nos lleva ahora, con su vasta documentación Herrera-Vaillant, allí ya se sabía, en los años diez del siglo XX, año de su primera edición en El Universal (Caracas: Julio 5,1917) que Josefa no era hija de una negra esclava sino que era blanca y había sido bautizada en la Catedral de Caracas, iglesia  de los Mantuanos caraqueños de la época. Con ello no negamos que el “tuerto” Mérida, hombre tan lengua suelta, hubiera podido referir el punto pero el historiador está obligado a señalarlo con precisión, indicando el lugar de donde lo toma. Lo que con sus libelos causó el “tuerto” Mérida en Caracas fue tan grande que María Antonia Bolívar (1777-1842) la hermana mayor del Libertador, que era mujer bravía y de armas tomar, llegó a decirle a su famoso hermano(Julio 29,1824) “El Bribonaso de Mérida ha tenido el atrevimiento de escribir contra todos los principales de Caracas, y entre ellos los Toro incluyendo hasta las mujeres y el día que su malignidad te tome a ti…le hago sacar el otro ojo a palos” (Papeles de Bolívar. Caracas: Litografía del Comercio,1917,p.357. Respetamos la ortografía de la época). La mejor definición de lo que fue el “tuerto” es la que ofrece su biógrafo Jorge Luciani: “¡Inaudita y desconcertante fusión de malos instintos y de soberbias cualiadades¡.El arrojo del rebelde y las argucias del intrigante, la verdad y la mentira, el patriotismo y la venganza, el orgullo y la envidia, el desinterés y el cálculo, la convicción y el disimulo, la rectitud y la felonía conviven en el alma y se tropiezan. Son dos aspectos, cuán diferentes, de una misma figura, que la imprimen relieve original. ¡Cuántas tinieblas!¡Cuanta luz¡ ¿Dónde termina el bien?¿Dónde comienza el mal?¡Ser ambiguo que muchos no saben si elogiar, si maldecir!” (El máximo turbulento de la Gran Colombia. Caracas: C.A.Artes Gráficas,1943,p.94)

LA NOVELA DE JOSEFA

Pero, además, al leer con atención El nudo deshecho nos damos cuenta que aquí, con el caso de Josefa, muerta a los veinte y cuatro años, tienen un gran material nuestros narradores para componer una sabrosa novela histórica, que algún día un buen novelista que se afirme en el pasado para componer su obra podrá componer una bella obra sobre nuestro  siglo XVII caraqueño y seguir así la lección dada por Francisco Herrera Luque(1927-1991) nuestro primer novelista de aquellos días de la colonia, especialmente en Los amos del valle (Barcelona: Pomaire,1979. 2 vols).

Será esta novela que proponemos, a partir de sugestiones del propio autor de El nudo deshecho, una narración sobre los escándalos en las altas clases caraqueñas de la colonia, fue la misma época de las turbulencias del benedictino fray Mauro de Tovar, obispo de Caracas entre 1640-54, un psicópata sin duda, quien al irse dijo “De Caracas no quiero ni el polvo”. Será la novela del suceder vital de una niña nacida en lo más alto de la sociedad provincial, hija de dos personas de aquel medio, el padre activo en la vida municipal de la urbe, quien sedujo, dejó sin virginidad, al decir su testamento que era “doncella”(p.500) está indicando que la joven era virgen y la virginidad era un valor en  aquellos días y en aquella sociedad. Ya que embarazó a aquella muchacha no decidió casarse, y de hecho se fue y no volvió más a Caracas, ¿por qué huyó, por ello?.

Seria también la novela que proponemos una obra sobre el abandono de la madre y de la hija, sobre una niñita, Josefa, que fue separada al nacer de su madre y enviada a un Convento, el de las Concepciones en la esquina de Las Monjas, que fue el sitio donde se escondían todos los llamados “malos pasos” de las niñas de la alta clase caraqueña de la colonia, en ese mismo cenobio nació más tarde el general Manuel Carlos Piar (1774-1817), otro hijo natural de una mantuana, Belén Jerez de Aristiguieta y Blanco(1765-1850), una de las Nueve Musas.

Pero sería a la vez un libro sobre la inmensa fortuna que formó y poseyó el padre de Josefa, sobre el tutor don Pedro Jaspe de Montenegro (1617-1691), “uno de los personajes más prominentes y de mayor actividad económica de Caracas en la segunda mitad del siglo XVII” (p.113), pero sin duda un corrupto de la época, tanto como el propio Marín de Narváez, de hecho debió salir de Venezuela, años antes del nacimiento de la hija, perseguido por diversas denuncias (p.30). Que Jaspe de Montenegro fue un muy parecido corrupto a los hemos conocido nosotros con el tiempo es cosa conocida por nuestra historia desde atrás, sus fraudes cometidos contra la Real Hacienda fueron públicamente investigados (p.32).

Sería la que decimos una novela sobre el matrimonio casi impuesto de Josefa con Pedro de Ponte y Andrade (1650-1716), traído aquí por su tío, tutor de Josefa, Pedro Jaspe de Montenegro, para casarlo con la rica heredera Josefa Marín de Narvaez, de la cual era tutor.

Josefa, a la vez, tuvo siete hijos: en “94 meses que duró su matrimonio, entre los 13 y 24 años… se mantuvo encinta 63 meses y lactando unos cuantos más” (p.118), observa Herrera-Vaillant. Sobre lo que sufrió en los años del matrimonio hasta el punto de haber entablando pelea judicial con el marido en los años finales de su vida, es posible que estuvieran separados en el momento del deceso de ella, hay evidencias en esta obra, la vida de Josefa fue como un calvario en esta valle de lágrimas que para muchos ha sido siempre Caracas.

Para escribir la fascinante novela que sugerimos deberá empaparse bien el novelista de la Caracas del siglo XVII. Allí encontrará los cimientos para escribir el libro sobre una joven mujer: maltratada por sus progenitores, el padre la abandonó, la madre dejó que se la llevaron de su lado y la enviaran a un convento (p.78), el tutor se aprovechó de su fortuna al igual que el marido quien prácticamente la mantuvo embarazada a lo largo de la mayor parte del matrimonio.

LA SEGUNDA PARTE

En la segunda parte de El nudo deshecho nos ofrece Herrrea-Vaillant la más completa genealogía del Libertador que se haya compilado hasta ahora, basada en certera documentación. Según ella más de 800 personas se pueden considerar hoy en día sus verdaderos descendientes.

Para ofrecernos esta parte, siempre construida sobre la base de amplia documentación y precisas afirmaciones, nos indica Herrera-Vaillant que realizó “una especie de ‘auditoría genealógica’ de sus antepasados conocidos…todo ser humano tiene exactamente dos padres biológicos, lo cual deriva en cuatro abuelos, ocho bisabuelos y seis tatarabuelos, y así sucesivamente en multiplicación geométrica. Cada generación suma un 100% de modo que 2 constituye el 100% por ciento de los padres, 4 el 100% de los abuelos, el 16% de los bisabuelos, y así en adelante. De este modo asignamos a cada uno de los padres un 50%, a los abuelos un 25%, bisabuelos un 12,5%, tatarabuelos un 6,25% y así sucesivamente, exclusivamente para los fines de demostración y análisis”(p.131).


Mayo 31,2011
Por: Roberto Lovera De-Sola
FUENTE: ANALÍTICA 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...