lunes, 9 de diciembre de 2019

Una excursionista británica resucitada en Cataluña tras una parada cardíaca de 6 horas

Una excursionista británica ha sido resucitada en Cataluña tras sufrir un paro cardíaco de seis horas, uno de los más largos registrados hasta ahora, según las autoridades sanitarias.


«Es un caso excepcional en el mundo», dijo Eduardo Argudo, médico del hospital Vall d’Hebron de Barcelona, donde una técnica innovadora ayudó a reintroducir oxígeno en la sangre del paciente mucho después de que el corazón dejara de latir.

El 3 de noviembre de 2019, Audrey Mash, de 34 años, y su marido se perdieron cerca de Vall de Núria, una popular localidad de montaña del Pirineo catalán. Los servicios de emergencia encontraron a la pareja dos horas después de llamar al 112, con el empeoramiento de las condiciones climáticas y Audrey ya inconsciente.

Después de haber sido sorprendida por una tormenta de nieve, Audrey sufrió hipotermia, cayendo inconsciente antes de entrar en paro cardiorrespiratorio.

«No recuerdo nada de ese fin de semana», dijo Audrey, que trabaja como profesora de inglés en Barcelona. Se siente increíble que haya sobrevivido y tengo mucha suerte de estar aquí y poder seguir con mi vida. «Sólo estoy feliz», dijo ella.

Seis horas más tarde, una vez rescatada, fue finalmente reanimada en el hospital de la Vall d’Hebron gracias a la coordinación de los bomberos, el Servicio de Urgencias Médicas (SEM) y el personal del hospital.

Las técnicas básicas de reanimación se aplicaron por primera vez en el hospital de Campdevànol, a más de 110 km al norte de Barcelona. Posteriormente fue trasladada en helicóptero a Vall d’Hebron, donde los profesionales sanitarios aplicaron por primera vez en España la técnica de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (OMEC) o ECMO por sus siglas en inglés (ExtraCorporeal Membrane Oxygenation) a una paciente con hipotermia severa. Para entonces, el corazón de Audrey no había estado latiendo en tres horas.

La hipotermia, paradójicamente, tenía sus beneficios: al mismo tiempo que llevaba a la paciente al borde de la muerte, también conservaba el tejido de su cuerpo durante mucho más tiempo que con temperaturas normales.

«Manteniendo su cuerpo a 18ºC, la hipotermia tuvo un efecto positivo en su sistema nervioso central, prolongando su capacidad de sobrevivir con escasez de oxígeno en diez veces», dijo Chus Cabañas, jefe de los servicios catalanes de urgencias en el centro de Cataluña.

«Con un ataque cardíaco normal, tenemos 40 minutos para intervenir. 40 veces 10 significa 400 minutos, es decir, 6 horas para llevar a cabo una rehabilitación sostenida», dijo.

«Es algo excepcional. Una parada cardíaca que se ha recuperado sin secuelas neurológicas tras más tiempo de resucitación en España. Fue el frío lo que hizo que su corazón dejara de funcionar pero a la vez fue la protección de su cerebro que permitió que gracias a la máquina de ECMO recuperasemos su corazón y su cerebro funcionara con normalidad», ha explicado Eduard Argudo, médico del equipo ECMO.

Tan solo le ha quedado una secuela leve en las manos. Algo que parece imposible tras ver cómo fue rescatada. «Estaba completamente inmóvil, inconsciente y muy rígida», explica Pere Serral, bombero rescatador. Finalmente y gracias a la acción de muchas personas Audrey pudo volver a la vida.



Con información de:

jueves, 5 de diciembre de 2019

Miranda: Crean Plan Extraordinario para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial

Con el aval de diversas autoridades nacionales, regionales y municipales, este martes 3 de diciembre de 2019 se firmó el Decreto mediante el cual se crea el Plan Extraordinario para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial Mirandino, informó una nota de Especial Prensa Clebm.



La presidenta del Consejo Legislativo del Estado Bolivariano de Miranda (Clebm), diputada Aurora Morales, durante la rueda de prensa que ofrecieron diversas representantes del ejecutivo nacional y regional en las instalaciones del Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), destacó la importancia de las manifestaciones mirandinas, por lo que también hicieron entrega del acuerdo donde el parlamento declara como Referente de Buenas Practicas en el estado Bolivariano de Miranda a los Bandos y Parrandas de Los Santos Inocentes de Caucagua, quienes forman parte del patrimonio cultural inmaterial de la región.

En este sentido, Morales también reiteró la trascendencia cultural de diversas agrupaciones, entre las que se destaca la Asociación Civil Palmeros de Chacao, conformada por un grupo importante de niños y niñas, jóvenes y adultos, la cual cuenta con 261 años de trayectoria y contribuye con sus aportes al medio ambiente a través de actividades de reforestación, campañas de concientización para la siembra, conservación y poda de la Palma.

Otro patrimonio se suma a la lista de la UNESCO

Por su parte el Ministro del Poder Polar para la Cultura, Ernesto Villegas Poljak, informó que un equipo de expertos de la UNESCO, evaluó positivamente el expediente del Programa Biocultural de la Palma Bendita, que se practica en Chacao y Nueva Esparta, y recomendó al Comité del Patrimonio Cultural e Inmaterial incluirlo en la lista de Buenas Prácticas del Patrimonio de la Humanidad.

Plan Extraordinario para la Salvaguardia del Patrimonio de Miranda

El gobernador del Estado Miranda, Héctor Rodríguez, destacó el trabajo del Consejo Legislativo por proteger el patrimonio cultural mirandino así como el esfuerzo del gobierno nacional "Durante todos estos meses hemos trabajado de la mano del gobierno nacional, regional y municipal, conjuntamente con las comunidades organizadas".

El mandatario regional expresó que el decreto firmado se suma a las decisiones que ha tomado el Consejo Legislativo. Es un mandato que nos estamos dando para seguir apoyando a nuestras manifestaciones culturales. No solo para seguirlas protegiendo sino para reproducirlas y expandirlas".

"En ese decreto estamos obligándonos a acompañarlas pero también obligándonos a democratizarlas, y promoverlas en todas las instituciones educativas del estado Miranda".

Detalles del expediente

Entretanto el profesor Benito Irady, presidente del Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela, detalló cada paso que se dio para la construcción de los expedientes presentados ante la Unesco, para elevar esta expresión mirandina a la condición de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, bajo la modalidad de Registro de Buenas Prácticas.

De igual manera, expresó que cada año son más los feligreses que se unen a esta costumbre que se lleva a cabo durante la Semana Santa, haciendo un retiro ecológico en las montañas del Waraira Repano, para celebrar con pasión la grandiosa cultura que abriga a la ciudad capitalina.

De igual manera, se hizo la Proyección del audiovisual "Programa Biocultural para la Salvaguardia de la Palma Bendita en Venezuela", así como la presentación del Informe Periódico sobre la "Tradición Oral de Los Mapoyo y sus referentes simbólicos en el territorio ancestral".

TOMADO DE: APORREA

viernes, 29 de noviembre de 2019

El día que Andrés Bello quiso subir a la Silla de Caracas con Alejandro de Humboldt y no pudo

"La provincia de Caracas es uno de los países más bellos y ricos en producciones naturales, que se han conocido en ambos mundos"
Alejandro de Humboldt. Caracas, enero de 1800

Muy pocas personas saben que Don Andrés Bello  acompañó a Alexander von Humboldt  cuando éste subió a la Silla de Caracas en el actual Parque Nacional el Ávila (Waraira Repano)  el 2 de enero de 1800 junto a Aimé Bonpland  y otras 18 personas.

Esto lo cuento cada vez que hablo de mi antiguo grupo scout, el Andrés Bello 84 y mi primer grupo de excursionismo formalmente creado que se llamó GECAB84 (Grupo Excursionista y Conservacionista Andrés Bello 84) 

Bello no llegó a la cima debido a problemas de salud. Recordemos también que en ese entonces no había caminos como los hay hoy en día y tampoco se contaba con la vestimenta apropiada, sobre todo el joven Andrés Bello que contaba con 18 años de edad y era un intelectual, a diferencia de Humboldt quien ya era un versado explorador de 30 años de edad.

Sobre este tema, Mariano José Nava Contreras, quien es un escritor, investigador y traductor venezolano especializado en estudios clásicos, además de Doctor en Filología Clásica por la Universidad de Granada y profesor de la Facultad de Humanidades y Educación en la Universidad de Los Andes desde 1991, nos lo cuenta en Prodavinci, y hoy se los traigo acá para disfrute de todos:



En este año en que el mundo civilizado se apresta a conmemorar dos siglos y medio del nacimiento de uno de sus mayores sabios, resulta pertinente recordar el singular encuentro que éste tuvo con el que con el tiempo también llegaría a ser nuestro mayor sabio, allá en la Caracas del tránsito entre los siglos XVIII y XIX, una ciudad que en pocos años vería sucederse los más dramáticos cambios de su historia.

Alejandro de Humboldt llegó a Caracas el 21 de noviembre de 1799 por la tarde procedente de Cumaná, a donde había atracado el 15 de julio en la fragata Pizarro, que venía de La Coruña, con una breve escala en Tenerife. En una carta dirigida al astrónomo francés Jerome Lalande fechada en Caracas el 14 de diciembre de 1799, explica: “Mi plan primitivo era irme directamente a La Habana y de ahí a México, pero no he podido resistir el deseo de ver las maravillas del Orinoco”. Para ello, Humboldt traía cartas y pasaportes con sello real, firmados por el mismísimo Carlos IV, a nombre suyo y de su compañero, el médico y botánico francés Aimé Bonpland. Allí el rey ordenaba “a todos los capitanes generales, comandantes, gobernadores y demás funcionarios facilitar de todas las formas posibles el paso del barón von Humboldt por las Américas”. Nunca rey alguno español había otorgado semejantes facilidades para que alguien viniera a estudiar la naturaleza del Nuevo Mundo.

Examinados los pasaportes y recibidos por Vicente Emparan, entonces gobernador de la provincia de Nueva Andalucía, los científicos quedan ese mismo día libres para dedicarse a hacer sus excursiones por toda la comarca. Es así que pasan poco más de cuatro meses recorriendo las penínsulas de Paria y de Cariaco, bordean las faldas del Turimiquire y penetran en la Cueva del Guácharo, observando aves y recogiendo muestras de plantas y minerales. Por supuesto que no han olvidado su gran proyecto de remontar el Orinoco, pero los misioneros aragoneses de la misión de Caripe les han informado de que se encuentran en plena estación lluviosa, y en esas condiciones el viaje sería poco menos que imposible. Habrá que esperar hasta la entrada del verano.

Es así que Humboldt y Bonpland deciden seguir hasta Caracas. Salen de Cumaná el 18 de noviembre a bordo del Cajón de España, junto con el numeroso equipaje y los implementos científicos que subirán desde La Guaira a lomo de mulas. A causa de unos mareos, Bonpland desembarca en Higuerote y continúa por tierra. Humboldt llegará a puerto tres días después. En Caracas se encuentran ambos. Allí pasarán dos meses, entre diciembre de 1799 y febrero de 1800, antes de seguir rumbo sur en pos del gran río. Se alojan en una cómoda casa, al parecer reservada a huéspedes importantes. “Dos meses pasé en Caracas. Habitábamos el Sr. Bonpland y yo en una casa grande y casi aislada, en la parte más elevada de la ciudad. Desde lo alto de una galería podíamos divisar a un tiempo la cúspide de la Silla, la cresta dentada de Galipán y el risueño valle del Guaire”, cuenta en el relato de su periplo, el Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente, que se publicará en París en 1807.

Que el barón de Humboldt y el citoyen Bonpland entraron de inmediato en contacto con lo más conspicuo de la sociedad caraqueña es algo que damos por sentado, dadas las calidades y recomendaciones de los forasteros cuya visita no pudo pasar desapercibida en la pequeña capital, sino todo lo contrario. Que los caraqueños se deshicieron en atenciones y amabilidades hacia los visitantes es algo que nos cuenta el mismo sabio: “Si teníamos por qué estar satisfechos de la buena disposición de nuestra casa, lo estábamos aún más por la acogida que nos hacían las clases todas de los habitantes. Es un deber para mí citar la noble hospitalidad que para nosotros usó el jefe de gobierno, Sr. de Guevara Vasconcelos, capitán general por entonces de las provincias de Venezuela”. Buen observador de fino olfato muy acorde con su espíritu científico, Humboldt no solo hace descripciones de la naturaleza, sino también agudas percepciones de los habitantes de la ciudad, su entorno social, las castas y sus usos, las formas y la cultura, y hasta puede olerse las sutiles tensiones que ya presagian los violentos cambios que se avecinan: “En Caracas existen, como donde quiera que se prepara un gran cambio en las ideas, dos categorías de hombres, pudiéramos decir, dos generaciones muy diversas”.

No cabe duda de que en aquellas reuniones con los principales de la ciudad es que Andrés Bello debió conocer al barón de Humboldt. Para entonces Bello, que acababa de cumplir dieciocho años (Humboldt solo le llevaba diez años, tenía veintiocho), gozaba ya de una reputación intelectual incontestable entre las élites caraqueñas. No había certamen de los que a menudo organizaba la vieja Universidad que no hubiera ganado de la mejor manera. En 1797 había ganado un certamen de traducción latina. Al año siguiente, uno de ortografía. Ese año de 1799, precisamente, había ganado el primer premio del concurso de filosofía natural, y el 9 de mayo del año siguiente no tendrá problema en presentar simultáneamente las cinco asignaturas necesarias para obtener el Bachillerato en Artes con las mayores calificaciones. Habitué de ágapes y tertulias, ya resultaba rara aquella en la que “el cisne del Anauco” no deleitase a lo mejor del mantuanaje con alguna de sus exquisitas declamaciones.

La mayoría de las biografías de Bello coinciden en el impacto que causó en él el haber conocido a Humboldt. No debe extrañarnos, pues era la primera vez que tenía contacto con un científico de verdad. No podemos olvidar que por aquellos años, y ya unos cuantos antes, la Universidad de Caracas era escenario de enconadas discusiones entre los que defendían la educación escolástica tradicional y los que propugnaban por una renovación y una apertura a las nuevas ideas. Para el joven Bello, un científico como Humboldt debió encarnar la llegada del nuevo pensamiento a Caracas. Iván Jaksic en su Andrés Bello. La pasión por el orden nos dice: “Para el joven caraqueño de dieciocho años, el encuentro con Humboldt fue una verdadera revelación intelectual, ya que tuvo la oportunidad de observar directamente el trabajo de dos experimentados naturalistas con sus instrumentos científicos”. Sin duda se trató de una relación muy breve pero intensa, que dejó en el caraqueño una huella imborrable. Miguel Luís Amunátegui, en su Vida de don Andrés Bello, cuenta que Humboldt “le manifestó grande estimación, a causa del despejo de su inteligencia, y de la variedad de sus conocimientos superiores a su edad”. Las casas de ambos quedaban, además, sorprendentemente cerca ¿En qué lengua hablarían? ¿En francés, que era lengua usual para Humboldt y de la que Bello había traducido a Voltaire? Quizás, para que Bonpland no se sintiera excluido ¿O en inglés, que el prusiano hablaba con precisión y fluidez, y que Bello había aprendido de forma autodidacta con ayuda de una gramática y unos pocos periódicos? Se sabe, sin embargo, que Humboldt también hablaba y escribía muy bien en español, como consta por una carta dirigida al ilustrado José Clavijo y Fajardo, director del Real Gabinete de Historia Natural de Madrid, fechada en Caracas en febrero de 1800 y escrita originalmente en nuestra lengua. “Me he familiarizado con el español como si fuera mi idioma nativo”, escribe en otra carta a su hermano Guillermo, el célebre lingüista.

Durante el mes de diciembre de 1799 Bello debió acompañar a nuestros científicos en sus excursiones por los cerros que circundan en valle de Caracas. También Jaksic nos cuenta que “Bello acompañó a Humboldt y Bonpland en su ascenso al monte Ávila, la impresionante montaña que domina el valle de Caracas. Bello no tuvo la fortaleza física para llegar hasta la cúspide en esta ocasión, pero acompañó a Humboldt en otras excursiones”. Sin duda Jaksic se basa en lo contado por Amunátegui en su ya mencionada Vida de Andrés Bello, una biografía basada en las vivencias y conversaciones que nuestro sabio sostuvo con el autor, a quién conoció personalmente, y que fue publicada en Santiago en 1882, es decir, diecisiete años después de su fallecimiento. En realidad, Humboldt nunca menciona al Ávila, y sí narra profusamente el “arriesgado y penoso viaje” que hizo para ascender a la Silla de Caracas, cuya descripción coincide plenamente con esta montaña. Amunátegui, por su parte, habla de la “Silla del Ávila”.

Las razones por las que a Humboldt le interesaba subir a la Silla pueden ser colegidas sin mayor esfuerzo. Se trata de la elevación de la Cordillera de la Costa, que separa al valle de Caracas del Caribe. Allí las variaciones del clima y la naturaleza debían aportar datos científicos del mayor interés. En su Viaje el científico se queja de la ausencia de baquianos en la ciudad capaces de guiarlos a la cima del monte. Se extraña de que en toda Caracas no hubiera podido conseguir alguien que alguna vez hubiese llegado hasta allí. Al parecer, los había buscado con ahínco. Finalmente, por intermedio del capitán Guevara, se ponen a su orden dos guías que conocían unos senderos frecuentados por los contrabandistas, los cuales pasaban por la cresta occidental de la eminencia. La expedición se prepara. El dos de enero de 1800 a las cinco de la mañana, los dos científicos, los dos guías, esclavos que llevaban los instrumentos científicos y algunos vecinos de la ciudad que iban como acompañantes inician el ascenso. “Componíamos unas dieciocho personas que íbamos unos tras otros por el estrecho sendero”. Es de suponer que Andrés Bello se encuentra entre ellos.

Poco a poco la subida se hace más empinada y resbalosa a causa de la vegetación. “Era menester echar fuertemente adelante el cuerpo para avanzar”, cuenta Humboldt. “Esta subida, más fatigosa que arriesgada, desalentó a las personas que nos habían acompañado desde la ciudad, que no estaban acostumbradas a escalar las montañas. Mucho tiempo perdimos aguardándolas, y resolvimos continuar solos nuestra vía cuando las vimos a todas descender la montaña en vez de escalarla”. De nuevo pensamos que el joven Bello se encuentra entre los que abandonaron la marcha. Es de creer también que, después del descenso, Humboldt y Bello se volverían a encontrar en Caracas, quizás éste sorprendido de la debilidad de aquél. De nuevo es Jaksic quien nos cuenta: “Humboldt llegó a estimar a Bello lo suficiente como para recomendar a sus padres que persuadieran al joven de estudiar menos intensamente, para cuidar mejor su salud”. Así nos lo cuenta Amunátegui: “considerando la debilidad de su constitución física, y habiendo notado el ansia de saber que le devoraba, aconsejó a su familia el que procurase moderar la excesiva aplicación del joven, si deseaba conservarle”.

Un mes después ambos sabios, el de allá y el de aquí, se despedirán y nunca más se volverán a ver. Humboldt y Bonpland partieron de Caracas el 7 de febrero por la tarde y ya no regresarían jamás. Por delante les esperaba un maravilloso viaje que los llevaría por los valles de Aragua y Valencia hasta San Fernando de Apure y el alto Orinoco, para regresar por Angostura, Píritu, Barcelona y de nuevo Cumaná. Por allí habían llegado y por allí zarparían después de quince meses, el 24 de noviembre de 1800, con destino a La Habana. Un mes antes de partir, Humboldt escribió desde Cumaná a su hermano Guillermo: “No sabría repetirte suficientemente lo feliz que me encuentro en esta parte del mundo, a cuyo clima me he habituado de tal manera que parecería que nunca hubiera habitado en Europa”.

A Bello Humboldt lo recordó durante mucho tiempo, según cuenta Jaksic, pues cuando el político y naturalista chileno Benjamín Vicuña Mackenna fue a visitarlo a Berlín en junio de 1855, inmediatamente lo mencionó y quiso saber de él, después de más de cincuenta años sin verlo. Saber cuánto recordó Bello a Humboldt es mucho más sencillo. No solo lo evocó a su biógrafo Amunátegui, sino que su influencia está presente en la cantidad de estudios científicos acerca de la naturaleza americana que llegó a publicar. Bello incluso tradujo y publicó largos fragmentos de su Viaje a las Regiones Equinocciales. Respecto del benevolente consejo que diera Humboldt a sus padres, Amunátegui es tajante: “Bello no obedeció la indicación de Humboldt, y vivió cerca de ochenta y cuatro años, en los cuales dio sin interrupción pruebas de la más incansable laboriosidad”.


Tomado de: Prodavinci 

Más artículos de  Mariano José Nava Contreras pueden leerlos acá.

Pueden descargar Viaje a las Regiones Equinocciales del Nuevo Continente acá (son 5 tomos).

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Decreto de creación del Parque Nacional El Ávila


INSTITUTO NACIONAL DE PARQUES
DIRECCIÓN GENERAL SECTORIAL DE
PARQUES NACIONALES
DIVISIÓN DE ORDENACIÓN Y PLANES DE MANEJO

Decreto de Creación del
Parque Nacional El Ávila
REPÚBLICA DE VENEZUELA
Decreto Nº 473 del 12 de diciembre de 1958
Gaceta Oficial Nº 25.841 del 10 de diciembre de 1958.

En uso de las atribuciones que le confiere su acta constitutiva, conforme al ordinal 3° del artículo 108 de la constitución nacional y de acuerdo con el artículo 3° de la Ley Forestal de Suelos y de Aguas, en Consejo de Ministros;

Considerando

Que de acuerdo con la Convención para la Protección de la Flora, de la Fauna y de las Bellezas Escénicas Naturales de los países de América, firmada por Venezuela en Washington el 12 de octubre de 1940 y ratificada por el Ejecutivo Nacional el 9 de octubre de 1941, corresponde a las Naciones signatarias la declaratoria de Parques Nacionales;

Considerando

Que con la declaratoria de los referidos Parques se atiende eficazmente a la conservación de los recursos Naturales Renovables y a la formación de centros útiles para la investigación científica, así como también de sitios apropiados para el esparcimiento saludable del pueblo y la atracción turística;

Considerando

Que previos los estudios e investigaciones del caso, ha podido comprobarse que la Serranía del Ávila reúne de manera singular todas las características requeridas por la precitada Convención para el establecimiento de un Parque Nacional;

Decreta:

Artículo 1. Se declara Parque Nacional con el nombre de “El Ávila” toda la región montañosa del mismo nombre, incluyendo el Pico de Naiguatá, en un área aproximada de sesenta y dos mil quinientas hectáreas, ubicada parcialmente en la jurisdicción de las Parroquias Sucre, La Pastora, Altagracia, San José, Candelaria y El Recreo del Departamento Libertador; y Maiquetía, La Guaira, Macuto, Caraballeda y Naiguatá, del Departamento Vargas del Distrito Federal; y de los Municipios Manuel Díaz Rodríguez, Ignacio Martínez y Petare, del Distrito Sucre, y Guarenas del Distrito Plaza, Guatire y Bolívar del Distrito Zamora del Estado Miranda. Dicha área se encuentra comprendida dentro de los siguientes linderos generales: POR EL NORTE: Se parte del punto al Oeste de la quebrada Tacagua determinado por al intersección de la curva de nivel de la Cota 120, con una línea paralela a su cauce, en 200 metros en las inmediaciones del cerro Mirabal, y se continúa por esta curva de nivel en dirección al Este, atravesando las Parroquias de Maiquetía, La Guaira, Macuto, Caraballeda y Naiguatá, hasta el punto en que esta curva de nivel llega a la divisoria de aguas de la vertiente Oriental del río Botuco. POR EL ESTE: Partiendo del último punto citado, se continúa por la línea divisoria oriental de la hoya del río Botuco y luego se sigue por la divisoria de aguas de la cuenca alta del río Chiquito hasta enlazar con la fila maestra; de aquí se continúa por la fila maestra en dirección al Este, hasta encontrar la divisoria de aguas entre el río Araira, por una parte, y por la otra la cuenca alta de los siguientes cursos de agua: río Silma que es un afluente del río Guatire, Quebrada Ceniza y Quebrada Seca, y después se continúa por esta divisoria de aguas hasta encontrar la curva de nivel de la Cota 500. POR EL SUR: Partiendo del punto anteriormente citado, se sigue por la curva de nivel de al cota 500, atravesando el río Curupao y siguiendo por su vertiente derecha hasta encontrar una quebradita o zanjón, afluente del río Curupao, frente al sitio denominado “Curupao”; se continúa cauce arriba por dicha quebradita o zanjón, hasta llegar a la cumbre de la fileta divisoria de aguas, orientada de Este a Oeste, entre el río Grande y la Fila Maestra; luego se sigue por dicha fileta atravesando al quebrada Izcaragua hasta llega al río El Encantado, y continuando por el cauce de este río hasta la confluencia con el río Grande, se continúa por este río hasta el punto en que se encuentra la curva de nivel de la Cota 1000 y se continúa por dicha curva de nivel hasta enlazar con la proyectada “Avenida de la Cota Mil”, por la cual se sigue hasta atravesar la autopista Caracas - La Guaira; luego se continúa dejando una faja de terreno de 200 metros de ancho en la margen izquierda de dicha autopista, conservando ese mismo ancho de 200 metros con respecto al cauce de la quebrada que nace en la Cortada de Catia, y luego se continúa hasta encontrar el cauce de la quebrada Tacagua. POR EL OESTE: Partiendo del citado punto en el cauce de la quebrada Tacagua, el lindero sigue siendo una línea paralela a 200metros a la izquierda de la quebrada Tacagua o de la Autopista, hasta encontrar el punto donde se comenzó el lindero Norte.

Artículo 2. El Ejecutivo Nacional, por órgano de los Ministerios de obras Públicas y de Agricultura y Cría, procederá a efectuar la fijación en el terreno de los linderos generales del Parque, descritos en el presente Decreto; a ejecutar por intermedio de los expresados Despachos, del Ministerio de Fomento y demás órganos oficiales competentes, todas aquellas obras que contribuyan al más útil y racional aprovechamiento del Parque; y a crear los servicios requeridos para su custodia, mejoramiento y fomento.

Artículo 3. Una comisión Interministerial, integrada por técnicos dependientes de los Ministerios de Fomento, de Obras Públicas y de Agricultura y Cría, procederá de manera inmediata a realizar los siguientes estudios y rendir los siguientes informes: a) Levantamiento topográfico de las áreas de propiedad privada no adyacentes a los núcleos urbanos y vías nacionales, que deberán ser sometidas a expropiación por causa de utilidad pública , mediante la promulgación del Decreto respectivo; b) Determinación de las áreas de propiedad privada, adyacentes a las zonas urbanas y vías nacionales, que quedarán sujetas a una reglamentación especial en concordancia con el régimen interno de los Parques Nacionales, pero que no serán objeto de expropiación; así como también de aquellas áreas, cualquiera que sea su condición jurídica, de cuyo estudio se llegue a la conclusión de que en ellas puede efectuarse un desarrollo vacacional – recreacional; c) Levantamiento del Censo Catastral, plan para el desarrollo integral del Parque y reglamentación del programa de desarrollo. Esta comisión deberá presentar los informes correspondientes a su cometido dentro del plazo máximo de seis meses, contados a partir de la publicación del presente Decreto.

Artículo 4. Por Resolución del Ministerio de Agricultura y Cría se dictará la reglamentación de las actividades relacionadas con la dirección, administración, vigilancia, cuido y mejoramiento del Parque; la fijación de las atribuciones y deberes que corresponden a cada uno de los funcionarios competentes; las normas y limitaciones a que quedan sujetos los turistas, excursionistas, estudiantes y visitantes en general del Parque; y cualesquiera otras providencias relativas a la materia.

Artículo 5. Las propiedades en explotación, así sean agrícolas, industriales, comerciales o de simple residencia, que no estés ubicadas en las zonas protectoras determinadas en el artículo 4 de la Ley Forestal de Suelos y de Aguas, se mantendrán en las mismas condiciones actuales, siempre que su disfrute se haga conforme a la Ley, y hasta cuando el Ejecutivo Nacional resuelva lo que estime pertinente. Sin embargo, el Ejecutivo Nacional queda facultado para excluir de la zona del Parque aquellas obras que por razones de utilidad pública considere conveniente.

Artículo 6. Los Ministros de Fomento, de Obras Públicas y de Agricultura y Cría quedan encargados de la ejecución del presente Decreto.
Palacio de Miraflores, en Caracas, a doce de diciembre de mil novecientos cincuenta y ocho. Año 149° de la Independencia y 100° de la Federación.

La Junta de Gobierno;
(L.S.) EDGAR SANABRIA Presidente
CARLOS LUIS ARAQUE
Coronel PEDRO JOSÉ QUEVEDO
Coronel ARTURO SOSA, Hijo.
MIGUEL J. RODRÍGUEZ O. Capitán de Navío Refrendado.
(L.S.) AUGUSTO MÁRQUEZ CAÑIZALES Ministro de Relaciones Interiores (L.S.) RENÉ DE SOLA Ministro de Relaciones Exteriores
(L.S.) JOSÉ ANTONIO MAYOBRE Ministro de Hacienda (L.S.) JOSUÉ LÓPEZ ENRÍQUEZ Ministro de la Defensa (L.S.) JUAN ERNESTO BRANGER Ministro de Fomento


Pueden descargar el documento en formato PDF acá.


martes, 26 de noviembre de 2019

Parques Nacionales y derechos humanos: entre la protección y la destrucción de la vida

Los invito a leer este interesante artículo escrito por Alejandro Álvarez, Coordinador de Clima 21 Ambiente y Derechos Humanos @aalvarezi:


El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales reconoce el derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental.  Este disfrute está condicionado por factores como la alimentación, vivienda, acceso a agua limpia, condiciones sanitarias adecuadas, condiciones de trabajo seguras y sanas, así como un medio ambiente sano.

Asimismo, resulta claro que los derechos a la vida, la salud, la alimentación y el agua, dependen de las contribuciones que presta la Naturaleza a la sociedad.

Un ambiente sano y productivo nace de las múltiples interacciones entre los diversos seres vivos entre sí y los componentes no vivos en cada territorio.

A pesar de ello, en todo el mundo las actividades humanas están deteriorando cada vez más los ecosistemas naturales y empujando muchas especies hacia la extinción.

Tal tendencia se ha intensificado en los últimos años, por lo que actualmente las actividades humanas están amenazando la salud y existencia de los ecosistemas de una manera tan acelerada como nunca antes en la historia había ocurrido. Frente a ello, es necesario recordar la opinión de John Knox, Relator Especial sobre los derechos humanos y el medio ambiente: “La crisis de la biodiversidad es una crisis de derechos humanos, y tenemos que reaccionar en consecuencia”.

Una de las estrategias más importantes para la conservación de la Naturaleza es proteger legalmente espacios territoriales en los cuales se limita de manera más o menos estricta las actividades humanas. Ello con el fin de permitir que los procesos naturales puedan mantenerse y evolucionar de manera permanente y autónoma.

Con este fin, se seleccionan territorios que contengan una alta diversidad de especies, sean hábitat de especies en peligro, representen zonas de interés científico, paisajístico o por su capacidad para generar contribuciones a la sociedad (por ejemplo, cuencas productoras de agua)

En Venezuela, estos espacios naturales protegidos, de acuerdo a sus características y grado de restricciones de las actividades humanas, caen en categorías tales como: Parques Nacionales, Monumentos Naturales, Refugios de Fauna, Reservas de Biósfera y Reservas de Fauna, entre otras.

El desarrollo de una institucionalidad y legislación ambiental fuertes en el país, así como una gran conciencia ambiental ciudadana, logró crear un sistema nacional de áreas naturales protegidas que lo sitúa entre los países con mayor superficie bajo régimen de protección ambiental.  

Estas áreas protegidas resguardan una extraordinaria diversidad de ecosistemas y especies, resguardan cuencas productoras de agua. Sus comunidades biológicas conservan suelos; sirven de barreras naturales evitando derrumbes e inundaciones y protegen contra eventos meteorológicos adversos. Asimismo, pueden actuar como sumideros de gases de efecto invernadero, mitigan la contaminación y amortiguan la variabilidad climática.

Estas contribuciones a la sociedad resultan críticas para lograr alcanzar los niveles de bienestar humano que está en la base del logro de muchos derechos de los venezolanos.

No siempre ha habido una relación positiva entre áreas naturales protegidas y los derechos humanos. Las concepciones más antiguas aplicadas a la creación de estos espacios desconocían los derechos de las poblaciones locales, incluyendo poblaciones ancestrales e indígenas. Algunas se crearon sin consultar a las comunidades locales y sus pobladores fueron sometidos a migraciones forzadas y condiciones de vida restrictivas. Ello generó conflictos sociales entre los objetivos de conservación que se esperaba lograr y las necesidades y derechos de los habitantes locales.

Actualmente existen marcos conceptuales y procedimentales para solucionar esos conflictos. Pero aún se necesita incorporar de manera mucho más clara y consistente un enfoque de derechos a las políticas dirigidas a establecer y gestionar las áreas protegidas.


Más allá de estas consideraciones, en Venezuela las áreas naturales protegidas están en grave peligro.

Al sur del Orinoco el 100% de los Parques Nacionales están siendo sometidas a explotación minera ilegal. Esto incluso en el estado Amazonas en el cual un decreto vigente desde 1989 prohibió totalmente esta actividad en este territorio.

Por su parte, en el estado Bolívar es emblemático el caso del Parque Nacional Canaima, Patrimonio Natural de la Humanidad y protector de la cuenca del río Caroní que alimenta la represa del Guri. En este Parque, la explotación minera ha producido daños ambientales considerables algunos de ellos irrecuperables. Asimismo, ha propiciado graves violaciones a los derechos de la población indígena pemón.

En todos los casos se ha denunciado la ausencia de toda acción del Estado para evitar las actividades mineras, incluso de la participación de funcionarios públicos civiles y militares tanto en la explotación minera, así como en las acciones violentas contra las comunidades locales.

En el caso de las áreas protegidas al norte del Orinoco, su situación no es mucho mejor. Por una parte, una combinación de negligencia e incompetencia por parte de las autoridades de los organismos encargados de la gestión de esas áreas, los ha llevado a no tener la capacidad para impedir las actividades que causan degradación de las mismas. Por otra, una creciente mercantilización ilegal de estos espacios, genera destrucción ambiental y despoja a la población de las contribuciones generadas por estos territorios.

Las consecuencias negativas de este daño son y serán importantes, tanto en términos ambientales, como por sus implicaciones sobre derechos humanos. Como ejemplos, a corto plazo, es posible prever mayores restricciones al acceso al agua, aumento de eventos como derrumbes e inundaciones y desaparición de especies importantes para las comunidades locales.

El Estado venezolano tiene la obligación de proteger estas áreas tal como lo expresa el Artículo 127 de la Constitución Nacional y todos los ciudadanos tenemos el deber de exigírselo y participar en las acciones de conservación.

Los venezolanos debemos entender que una transformación del país hacia un futuro mejor será lograda principalmente a partir de las soluciones existentes en la naturaleza y sus vínculos con los derechos humanos.

Tomado de: PROVEA

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela:
Artículo 127 Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Toda persona tiene derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado. El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la materia. Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley.

jueves, 21 de noviembre de 2019

PELIGROS VOLCÁNICOS. Fenómenos relacionados con la actividad volcánica

La mayoría de los peligros volcánicos están relacionados con las erupciones; sin embargo, algunos de ellos pueden ocurrir incluso si no hay actividad en el volcán, como es el caso de los lahares y avalanchas de escombros. 



No te acerques a los productos volcánicos. Pueden estar muy calientes aun después de algunos meses de ser emitidos.

50% de la población mexicana vive cerca o en los flancos de un volcán.

Los principales peligros son:

Caída de tefra:
Fragmentos de material volcánico con tamaño entre 2 mm (ceniza) y 64 mm (lapilli). Está compuesta por eniza y pómez y es expulsada en fumarolas al momento de la explosión. Puede recorrer grandes distancias.

Proyectiles balísticos (bombas):
Fragmentos de material mayor de 64 mm, pueden tener diámetros de algunos metros. Son causados por explosiones en el cráter

Flujos de lava:
Corriente de roca fundida que se desliza pendiente abajo como un fluido viscoso, puede quemar las zonas de bosque, cultivos y construcciones

Gases volcánicos:
Son la parte volátil del magma que se emite a través de fumarolas y cráteres.

Algunos de los gases más peligrosos son:


Flujos y oleadas piroclásticas:
Son una mezcla turbulenta de fragmentos de roca a alta temperatura, (700 °C) ceniza, pómez y gases con velocidades de hasta 200 km/h

Avalanchas:
Son resultado de la presión de los gases en el interior del volcán, de los sismos y de la inestabilidad ocasionada por la sobrecarga. La estructura del volcán se desestabiliza y provoca un colapso a gran velocidad de un sector del edificio volcánico.

Lahares o flujos de lodo:
Son generados cuando los materiales expulsados durante las erupciones se mezclan con agua y forman flujos que se mueven pendiente abajo


Pueden consultar en vivo al volcán Popocatépetl acá y mucho más sobre volcanes aquí.

martes, 19 de noviembre de 2019

Sismicidad volcánica

Este video se presentó en el concierto “La música de la sismicidad tectónica y volcánica”, en el que se premió a los estudiantes participantes en el concurso de igual nombre convocado por la Universidad Nacional Autónoma de México, a través del Instituto de Geofísica, de la Facultad de Música, de la Escuela Nacional de Estudios Superiores Unidad Morelia y de la Coordinación de Difusión Cultural en colaboración con el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED). El propósito es fomentar el quehacer artístico y la colaboración interdisciplinaria con la ciencia.

sábado, 16 de noviembre de 2019

Mi posición sobre los hechos durante el concierto Banderas Blancas del artista Neutro Shorty el pasado 9 de noviembre de 2019, en el Parque Simón Bolívar

En vista de numerosos comentarios y quejas que he recibido luego de los lamentables sucesos en los que perdió la vida una adolescente de 14 años, fijo nuevamente mi posición con respecto al concierto Banderas Blancas del artista Neutro Shorty el pasado 9 de noviembre de 2019, en el Parque Simón Bolívar.

Mi posición, que nada tiene que ver con mi opinión sobre el género trap, la publiqué ese mismo día en mi instagram, particularmente acá, acá, acá, acá y acá.

Comencemos con la secuencia de los hechos:

El cantante de trap Liomar Ricardo Acosta Orta, mejor conocido como Neutro Shorty, convocó a un concierto gratuito que se llevaría a cabo en la concha acústica del Parque del Este (también llamado Parque Generalísimo Francisco de Miranda)

El Parque del Este es un parque recreacional que está bajo la supervisión del Instituto Nacional de Parques (INPARQUES), institución que el día 1ro de noviembre negó el permiso para la realización del evento. A pesar de ello, tanto el artista como la empresa productora Trap Money y su productor Cesar Velásquez, quien por cierto cerró o cambió sus redes sociales luego de los trágicos eventos, siguieron promoviendo el evento en el Parque del Este.





Es el mismo día 9 de noviembre en la mañana, minutos antes del evento, cuando se anuncia en redes sociales el cambio de locación al Parque Simón Bolívar.

El Parque Simón Bolívar o Parque Bolívar es un parque recreacional que depende de la Gobernación del Estado Miranda y que se encuentra dentro de las instalaciones militares de la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, también llamada La Carlota, el cual se conecta con el Parque del Este mediante el Puente Independencia, de 150 metros de largo y que corre sobre la autopista Francisco Fajardo, el cual es básicamente su única entrada.

Es por ello que recae entonces toda la responsabilidad de lo ocurrido en los organizadores del concierto, quienes no notificaron los cambios de locación con suficiente antelación y no estaban presentes en las áreas de acceso al parque, dejando todo en manos de los guardaparques y milicianos que custodian el Parque del Este. Neutro Shorty también tiene algo de responsabilidad, pues sabiendo lo que en esa mañana ocurría en la puerta del Parque del Este, siguió aupando a sus seguidores a asistir atravesando el parque.

Los lamentables hechos ocurridos acarrean sanciones penales por las victimas (se habla de un fallecido y de al menos 150 heridos) además de daños a una infraestructura de una ABRAE (Áreas Bajo Régimen de Administración Especial)

También es importante que todos los órganos del estado, como INPARQUES en este caso, notifique a través de sus redes sociales todo lo concerniente sus funciones, actividades y toda información importante para el público, y sin saturar sus redes de mensajes políticos que nada aportan a la población. Recuerden que las instituciones del estado se deben a los ciudadanos y no a los políticos.

Estos lamentables hechos solo se acabarán cuando la víctima sea familia de algún alto gobierno.

Más allá de decir si INPARQUES tuvo o no responsabilidad en los hechos de hoy, les doy mi apreciación como primer respondiente que ha trabajado en seguridad de eventos en muchas oportunidades, algunos en ese mismo lugar, La Carlota:
  • El Parque Simón Bolívar (PSB) es un parque recreacional que está dentro de las instalaciones de la Base Aérea Generalísimo Francisco de Miranda, La Carlota y depende de la Gobernación del Estado Miranda.
  • Aunque el principal acceso peatonal al PSB es a través del Parque del Este (PDE), el PSB no es jurisdicción de INPARQUES (aunque yo considero que debería serlo)
  • Como la mayoría de los parques, el PSB es muy probable que carezca de normativas, más allá de las que pueda tener al estar dentro de una base militar, y de tenerlas, se violaron.
  • Varios de los jóvenes que participaron en el concierto, saltaron las cercas e invadieron la pista en el momento que una aeronave se disponía a despegar, lo que pudo haber ocasionado una tragedia mayor.
  • La seguridad del evento recae totalmente en la empresa Trap Money: No había personal de seguridad en los accesos y tampoco había paramédicos y ambulancia en el lugar. Además anunciaron un evento en un lugar no permisado. No se midió capacidad de carga de la concha acústica del PDE ni del PSB. No estimaron cantidad de asistentes ni rutas de evacuación.
  • Neutro Shorty aupaba a los menores a "activarse" (tengo capturas de pantalla)
  • No fue alertada la Guardia Nacional GNB, la Policía Nacional PNB, la Policía del municipio Sucre (Polisucre) o la Policía de Miranda  de la presencia de una multitud enardecida en las afueras del PDE, y su seguridad, conformada por Guardaparques y Milicia (3ra edad) se vio rebasada.
  • Bajo condiciones controladas es posible permitir el acceso de 5000 o más personas a través del PDE sin generar caos y daños. Lo ocurrido ese día indica desconocimiento total de manejo de masas.
  • El comportamiento de los jóvenes que asistieron al evento es realmente importante. Ellos son el futuro, la generación de relevo ¿Qué estamos haciendo como padres?
  • Los hechos ocurridos ese día acarrean sanciones penales. Hubo al menos una niña fallecida (se habla de 3), y no menos 150 lesionados según me aportaron colegas desde el sitio. Hubo además daños a la infraestructura del PDE y perturbaciones a los animales allí alojados.

El Parque Bolívar, de acuerdo con el proyecto del año 2011, entre las estructuras previstas se encuentran la Torre Café, una heladería, una torre de escalada, viveros, estacionamiento, caminerías, brocales, un parque de agua, áreas deportivas, zona de playa, un centro cultural y un espacio ferial. Se proyectó que en el espacio se construirán 1.800 puestos de estacionamiento. Igualmente, se sembrarían de 3 mil a 4 mil árboles y se crearían múltiples vías de acceso para quienes lo visiten en carros particulares o utilizando transporte público, nada de lo cual se ha completado, salvo la heladería y la laguna artificial.

Por cierto, en su laguna artificial casi mueren ahogados un niño y su maestra el pasado mes de julio 2019.



Sobre la responsabilidad de INPARQUES que muchos insisten en achacarle, les doy mi opinión:

  1. INPARQUES negó el permiso para la realización del evento en las instalaciones del Parque del Este, no lo permisó.
  2. El evento se trasladó a última hora al Parque Bolívar, jurisdicción del la Gobernación del Estado Miranda, no de INPARQUES.
  3. Trap Money, como empresa organizadora del evento, debió proveer de seguridad en todos los accesos al evento, siendo la principal, la entrada el Parque del Este, además de personal paramédico y ambulancia, algo que no hizo.
  4. INPARQUES no tenía ningún basamento para impedir el evento, ya que no se efectuaría en sus instalaciones. Legalmente no podían proceder. 
  5. Se pretende decir que INPARQUES es responsable porque la estampida de jóvenes atravesó el Parque del Este. Bajo ese punto de vista, también la alcaldía de Sucre y la gobernación de Miranda son responsables ya que los jóvenes se amontonaron en una calle de ese municipio.
  6. Impedir el acceso de los jóvenes (se estiman más de 5 mil) cerrando o no abriendo las rejas y puertas de acceso al Parque del Este hubiese ocasionado no una si no docenas de muertes por aplastamiento (asfixia por compresión) contra las rejas, producto de la estampida.
  7. ¿Sabía INPARQUES que una tragedia como la que ocurrió pasaría? Claro que no, nadie lo sabía, ni siquiera quienes hoy se rasgan las vestiduras atacando a INPARQUES porque "no hizo nada para impedirlo".
Contrario a lo que algunos creen, no trabajo para INPARQUES, mucho menos soy títere o tarifado como algunos me han llamado. Defiendo mis ideologías y le doy la razón a quien la tenga, sea quien sea y gústele a quien le guste. Una persona no es una institución, las instituciones están conformadas por la totalidad de sus miembros o trabajadores, no por personalidades.
De demostrarse que INPARQUES está involucrado  en los trágicos acontecimientos, seré en primero en presentar la denuncia correspondiente.

Como complemento, les transcribo la opinión de Manuel Mirabal, vocalista de Aditus, quien además de artista es abogado, especializado en Derecho de Autor y Responsabilidad Artística:

Muchos están al tanto de lo ocurrido el sábado pasado en el #Concierto de @neutropimp en donde hubo varios muertos y heridos tras el propio descontrol del evento. Es por ello que lejos del chisme, quiero abordar esto desde el #derecho.
4 muertos y 30 heridos leí en algunos medios aunque la cifra varía según la fuente, #Inparques #Pepsi y todos los implicados se lavan las manos entre sí y parece que la única culpa recae en “La Sociedad Venezolana”, gente mala que estaba allí dentro causando desastre pero para la ley eso no es así.
La primera pregunta que debemos hacernos es quien es el responsable directo (el productor del evento) que en este caso al parecer es @cotur de @trapmoneyoficial sello con el que casualmente unos meses atrás no aprobé su contrato con unos artistas que me tocó asesorar ya que me parecía leonino y de mala fé…
Es el productor en quien recae la permisología necesaria con los entes respectivos, impuesto de espectáculos públicos, que, en caso de haber buscado exoneración por ser gratuito igual debía obtenerse la permisología previamente. Pago por concepto de #DerechoDeAutor en donde #Sacven se supone hace un cálculo de los asistentes y establece una alícuota en relación a la unidad tributaria (aunque haya sido gratuito). A su vez debe contar con una serie de permisos como inscripción en el registro de promotores, permiso de los bomberos, medidas sanitarias y logística del espectáculo, autorización del propietario entre otras que les adjunto en fotos.
¿Por qué existen todas estas medidas? (que además conozco muy pocos productores que realmente las cumplen…) Pues porque la responsabilidad de todo cuanto ocurra en el evento es de quien lo produce. Si el aforo es de 5.000 personas significa que superar dicha cifra compromete la seguridad del espacio y de los asistentes y por lo tanto cualquier daño ocasionado que esté por encima del riesgo jurídicamente permitido es similar a atropellar y matar a alguien sin intención pero con el hecho de que ibas tomado y te comiste la luz ¿Si me atajan?










LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...