jueves, 19 de marzo de 2020

Ariel de Cuba: #QuédateEnCasa




Consejos de la organización mundial de la salud
Hey yeeeh, si no haces caso allá tú
Quédate en casa dale quédate
Ariel de cuba

Quédate en casa oeee
Hay un virus afuera y el mundo está en candela
Quédate en casa no salgas muchacha
Sino toman medidas estamos bien jodidos
Ahí está el coronavirus, mira italianos y chinos

Quédate en casa es por tu bien
Es el coronavirus no te metas en líos
Es el coronavirus no te metas en líos
Quédate en casa pórtate bien
No importa el político que sigas tú
Esto no es pa juego pal mundo entero
Cuida a la abuela cuida al abuelo
Somos humanos demos la mano
Si nos unimos venceremos
El planeta necesita de tu actitud
Hay un virus afuera y el mundo está en candela
Ahora es el momento de actuar
Stop coronavirus te vamos a parar

Quédate en casa no salgas muchacha
Ahí está el coronavirus, mira italianos y chinos
Es el coronavirus no te metas en líos
Sino toman medidas estamos bien jodidos

Quédate en casa, es por tu bien
Quédate en casa pórtate bien
Es el coronavirus no te metas en líos
Es el momento de decir hermano que el mundo entero seamos paisanos
Todos mis respetos a esos valientes profesionales que están currando como animales
Para ver si el pueblo de esta sale tú sí que vales
Quédate en casa no salgas muchacha
Es el momento de dejar rencores envidia y ser familia
Quédate en casa pórtate bien
Hay un virus afuera y el mundo está en candela
Ahí está el coronavirus mira italianos y chinos
Sino toman medidas estamos bien jodidos
Es el coronavirus no te metas en líos
Quédate en casa es por tu bien
Es el coronavirus no te metas en líos
Quédate en casa es pórtate bien
No me salgas pa la calle en las noticias está el detalle
Cuídate, no nos falles, porque la cosa está bien mala
Oh my god! Cuidadito que ese virus no falla!
O tú no has visto el panorama?

Quédate en casa es por tu bien
Es el coronavirus no te metas en líos

Es el coronavirus no te metas en líos
Quédate en casa, quédate!
Quédate en casa, quédate!
Quédate en casa, quédate!
Quédate en casa, quédate!
Bailando bachata con tu gente
Quédate en casa, tranquilito ahí
Y dice así mira
Yo me quedo en casa, con mi gente
Yo me quedo en casa, en mi casa
Yo me quedo en casa, yo me quedo en casa

En casa

martes, 17 de marzo de 2020

Coronavirus: Lista por estado de los 46 hospitales de Venezuela para atender posibles afectados

Un total de 46 centros hospitalarios están en estado de “emergencia permanente” para atender cualquier caso de posible contagio por el coronavirus de Wuhan, conocido científicamente como el Covid-19.



Acá la lista completa de los hospitales preparados para posibles casos de coronavirus.

Amazonas:
  • Hospital Dr. José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho.


Anzoátegui:
  • Hospital General Dr. Felipe Guevara Rojas.
  • Hospital Dr. Luis Razetti.


Apure:
  • Hospital General Dr. Pablo Acosta Ortiz.


Aragua:
  • Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Municipio Lamas.
  • Hospital Central De Maracay.


Barinas:
  • Hospital Dr. Luis Razetti.


Bolívar:
  • Hospital Rosario Vera Zurita.
  • Hospital Dr. Raúl Leoni de Ciudad Guayana (administrado por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales Sociales).
  • Complejo Hospitalario Universitario Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar.


Carabobo:
  • Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera.
  • Hospital Simón Bolívar de Mariara.
  • Hospital Dr. José Francisco Molina Sierra (dependiente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales).


Cojedes:
  • Hospital General Dr. Egor Nucete.


Delta Amacuro:
  • Complejo Hospitalario Dr. Luis Razetti.


Distrito Capital (Caracas):
  • Hospital General Dr. José Ignacio Baldó de El Algodonal.
  • Hospital Dr. Jesús Yerena en Lídice.
  • Hospital Dr. Leopoldo Manrique Terrero o Periférico de Coche.
  • Hospital Clínico Universitario / Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (funcionan como centros rectores de la vigilancia y control).


Falcón:
  • Hospital Universitario Dr. Alfredo Van Grieken.


Guárico:
  • Hospital Simón Bolívar.
  • Hospital Dr. Rafael Urdaneta de Calabozo.
  • Hospital Dr. Israel Ranuarez Balza.


Lara:
  • Centro de Diagnóstico Integral (CDI) San Jacinto.
  • Hospital General Dr. Armando Velásquez Mago.


Mérida:
  • Hospital IV de El Vigía.
  • Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes.


Miranda:
  • Hospital Victorino Santaella.
  • Hospital Ana Francisca Pérez De León II.
  • Hospital General de los Valles del Tuy Simón Bolívar.
  • Hospital Dr. Eugenio P. D. Bellar.
  • Hospital General de Higuerote.


Monagas:
  • Hospital Dr. Manuel Núñez Tovar.


Nueva Esparta:
  • Hospital Dr. Luis Ortega.
  • Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Valle Verde.


Portuguesa:
  • Hospital Universitario Dr. Jesús María Casal Ramos.
  • Hospital Dr. Miguel Oraa.


Sucre:
  • Hospital Universitario Antonio Patricio De Alcalá.


Táchira:
  • Hospital Universitario de San Cristóbal.


Trujillo:
  • Hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo.


La Guaira (Vargas):
  • Centro de Diagnóstico Integral (CDI) de Guaracarumbo.
  • Hospital Dr. José María Vargas (dependiente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales).
  • Hospital Naval Dr. Raúl Perdomo Hurtado.


Yaracuy:
  • Hospital Central Dr. Plácido Daniel Rodríguez Rivero de San Felipe.


Zulia:
  • Hospital Universitario de Maracaibo.
  • Hospital San Bárbara.

sábado, 14 de marzo de 2020

Preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus (COVID-19)

Conoce las más importantes preguntas y dudas acerca del coronavirus, respondidas por la Organización Mundial de la Salud.



¿Qué es un coronavirus?
Los coronavirus son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos. En los humanos, se sabe que varios coronavirus causan infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). El coronavirus que se ha descubierto más recientemente causa la enfermedad por coronavirus COVID-19.

¿Qué es la COVID-19?
La COVID-19 es la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que se ha descubierto más recientemente. Tanto el nuevo virus como la enfermedad eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?
Los síntomas más comunes de la COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden presentar dolores, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y aparecen de forma gradual. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se encuentran mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen la COVID-19 desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar. Las personas mayores y las que padecen afecciones médicas subyacentes, como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. En torno al 2% de las personas que han contraído la enfermedad han muerto. Las personas que tengan fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

¿Cómo se propaga la COVID-19?
Una persona puede contraer la COVID-19 por contacto con otra que esté infectada por el virus. La enfermedad puede propagarse de persona a persona a través de las gotículas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala. Estas gotículas caen sobre los objetos y superficies que rodean a la persona, de modo que otras personas pueden contraer la COVID-19 si tocan estos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca. También pueden contagiarse si inhalan las gotículas que haya esparcido una persona con COVID-19 al toser o exhalar. Por eso es importante mantenerse a más de 1 metro (3 pies) de distancia de una persona que se encuentre enferma.

La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Puede transmitirse a través del aire el virus causante de la COVID-19?
Los estudios realizados hasta la fecha apuntan a que el virus causante de la COVID-19 se transmite principalmente por contacto con gotículas respiratorias, más que por el aire. Véase la respuesta anterior a la pregunta «¿Cómo se propaga la COVID-19?»

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con una persona que no presente ningún síntoma?
La principal forma de propagación de la enfermedad es a través de las gotículas respiratorias expelidas por alguien al toser. El riesgo de contraer la COVID-19 de alguien que no presente ningún síntoma es muy bajo. Sin embargo, muchas personas que contraen la COVID-19 solo presentan síntomas leves. Esto es particularmente cierto en las primeras etapas de la enfermedad. Por lo tanto, es posible contagiarse de alguien que, por ejemplo, solamente tenga una tos leve y no se sienta enfermo. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre el periodo de transmisión de la COVID-19 y seguirá informando sobre los resultados actualizados.

¿Es posible contagiarse de COVID-19 por contacto con las heces de una persona que padezca la enfermedad?
El riesgo de contraer la COVID-19 por contacto con las heces de una persona infectada parece ser bajo. Aunque las investigaciones iniciales apuntan a que el virus puede estar presente en algunos casos en las heces, la propagación por esta vía no es uno de los rasgos característicos del brote. La OMS está estudiando las investigaciones en curso sobre las formas de propagación de la COVID-19 y seguirá informando sobre los nuevos resultados. No obstante, se trata de un riesgo y por lo tanto es una razón más para lavarse las manos con frecuencia, después de ir al baño y antes de comer.

¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?

Medidas de protección para todas las personas 

Manténgase al día de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, a la que puede acceder en el sitio web de la OMS y a través de las autoridades de salud pública pertinentes a nivel nacional y local. Se han registrado casos en muchos países de todo el mundo, y en varios de ellos se han producido brotes. Las autoridades chinas y las de otros países han conseguido enlentecer o detener el avance de los brotes, pero la situación es impredecible y es necesario comprobar con regularidad las noticias más recientes.

Hay varias precauciones que se pueden adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar la COVID-19:

  • Lávese las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.

¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos.

  • Mantenga una distancia mínima de 1 metro (3 pies) entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.

¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotículas y con ellas el virus de la COVID-19, si la persona que tose tiene la enfermedad.

  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad.

  • Tanto usted como las personas que les rodean deben asegurarse de mantener una buena higiene de las vías respiratorias. Eso significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. El pañuelo usado debe desecharse de inmediato.

¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y la COVID-19.

  • Permanezca en casa si no se encuentra bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto también le protegerá a usted y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

  • Manténgase informado sobre las últimas novedades en relación con la COVID-19. Siga los consejos de su dispensador de atención de salud, de las autoridades sanitarias pertinentes a nivel nacional y local o de su empleador sobre la forma de protegerse a sí mismo y a los demás ante la COVID-19.

¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada acerca de si la COVID-19 se está propagando en su zona. Son los interlocutores más indicados para dar consejos sobre lo que debe hacer la gente de su zona para protegerse.

  • Consulte las noticias más recientes sobre las zonas de mayor peligro (es decir, las ciudades y lugares donde la enfermedad se está propagando más extensamente). Si le es posible, evite desplazarse a estas zonas, sobre todo si su edad es avanzada o tiene usted diabetes, cardiopatías o neumopatías.

¿Por qué? Estas precauciones se deben adoptar en estas zonas porque la probabilidad de contraer la COVID-19 es más elevada.

Medidas de protección para las personas que se encuentran en zonas donde se está propagando la COVID-19 o que las han visitado recientemente (en los últimos 14 días)

  • Siga las orientaciones antes expuestas (Medidas de protección para todas las personas)

  • Permanezca en casa si empieza a encontrarse mal, aunque se trate de síntomas leves como dolor de cabeza, fiebre ligera (37,3 oC o más) y rinorrea leve, hasta que se recupere. Si le resulta indispensable salir de casa o recibir una visita (por ejemplo, para conseguir alimentos), póngase una mascarilla para no infectar a otras personas.

¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que estos últimos funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerle a usted y a otras personas de posibles infecciones por el virus de la COVID-19 u otros.

  • Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llame con antelación e informe a su dispensador de atención de salud sobre cualquier viaje que haya realizado recientemente o cualquier contacto que haya mantenido con viajeros.

¿Por qué? Llamar con antelación permitirá que su dispensador de atención de salud le dirija rápidamente hacia el centro de salud adecuado. Esto ayudará también a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.

¿Qué probabilidades hay de que contraiga la COVID-19?
El riesgo depende del lugar donde se encuentre usted y, más concretamente, de si se está produciendo un brote de COVID-19 en dicho lugar.

Para la mayoría de las personas que se encuentran en la mayor parte de los lugares, el riesgo de contraer esta enfermedad continúa siendo bajo. Sin embargo, sabemos que hay algunos lugares (ciudades o zonas) donde se está propagando y donde el riesgo de contraerla es más elevado, tanto para las personas que viven en ellas como para las que las visitan. Los gobiernos y las autoridades sanitarias están actuando con determinación cada vez que se detecta un nuevo caso de COVID-19. Es importante que todos respetemos las restricciones relativas a los viajes, los desplazamientos y las concentraciones multitudinarias de personas aplicables a cada lugar en concreto. Si cooperamos con las medidas de lucha contra la enfermedad, reduciremos el riesgo que corremos cada uno de nosotros de contraerla o de propagarla.

Como se ha comprobado en China y en otros países, es posible detener los brotes de COVID-19 y poner fin a su transmisión. No obstante, la gran rapidez con que pueden aparecer nuevos brotes nos obliga a ser conscientes de la situación en los lugares donde nos encontramos o donde tengamos intención de ir. La OMS publica cada día actualizaciones sobre la situación de la COVID-19 en el mundo, que se pueden consultar, en inglés, en la página https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/situation-reports/.

¿Debo preocuparme por la COVID-19?
Por lo general, los síntomas de la COVID-19 son leves, sobre todo en los niños y los adultos jóvenes. No obstante, también pueden ser graves y obligan a hospitalizar a alrededor de uno de cada cinco infectados. Por consiguiente, es bastante normal preocuparse por los efectos que el brote de COVID-19 puede tener en nosotros y en nuestros seres queridos.

Esta preocupación debe servirnos para adoptar medidas de protección para nosotros, nuestros seres queridos y las comunidades donde vivimos. La medida principal y más importante es la higiene regular y completa de las manos y de las vías respiratorias. En segundo lugar, es importante mantenerse informado y seguir los consejos de las autoridades sanitarias locales, como los relativos a los viajes, los desplazamientos y los eventos donde se pueda concentrar un gran número de personas. Puede consultar los consejos sobre protección en la página https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public.

¿Quién corre riesgo de desarrollar una enfermedad grave?
Todavía tenemos mucho por aprender sobre la forma en que la COVID-2019 afecta a los humanos, pero parece que las personas mayores y las que padecen afecciones médicas preexistentes (como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes) desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Son eficaces los antibióticos para prevenir o tratar la COVID-19?
No. Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven frente a ella. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19. Solo deben usarse para tratar una infección bacteriana siguiendo las indicaciones de un médico.

¿Existen medicamentos o terapias que permitan prevenir o curar la COVID-19?
Aunque algunos remedios occidentales, tradicionales o caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas de la COVID-19, no hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad. La OMS no recomienda la automedicación, en particular con antibióticos, para prevenir o curar la COVID-19. Hay varios ensayos clínicos en curso con medicamentos occidentales y tradicionales. La OMS facilitará información actualizada tan pronto como los resultados de los ensayos clínicos estén disponibles.

¿Existe alguna vacuna, medicamento o tratamiento para la COVID-19?
Todavía no. Hasta la fecha, no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar la COVID-2019. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas. Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba. La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar la COVID-19.

Las formas más eficaces de protegerse a uno mismo y a los demás frente a la COVID-19 son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de al menos 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. (Véase ¿Qué puedo hacer para protegerme y prevenir la propagación de la enfermedad?).

¿Son lo mismo la COVID-19 y el SRAS/SARS?
No. El genoma del virus que causa la COVID-19 y el del responsable del síndrome respiratorio agudo severo SRAS (en inglés: Severe Acute Respiratory Syndrome, SARS) son similares, pero no iguales. El SRAS es más letal pero mucho menos infeccioso que la COVID-19. Desde 2003, no se han registrado brotes de SRAS en ningún lugar del mundo.

¿Debo llevar mascarilla para protegerme?
Si no se presentan los síntomas respiratorios característicos de la COVID-19 (sobre todo, tos) o no se cuida de una persona que pueda haber contraído esta enfermedad, no es necesario llevar puesta una mascarilla clínica. Recuerde que las mascarillas desechables solo se pueden utilizar una vez y tenga en cuenta también que, si no está usted enfermo o no cuida de una persona que lo esté, está malgastando una mascarilla. Las existencias de mascarillas en el mundo se están agotando, y la OMS insta a utilizarlas de forma sensata.

La OMS aconseja hacer un uso racional de las mascarillas clínicas para no derrochar innecesariamente ni usar indebidamente unos utensilios que son valiosos (véase el apartado Cuándo y cómo usar mascarilla). 

Las medidas frente a la COVID-19 más eficaces para protegerse a uno mismo y a los demás son: lavarse las manos con frecuencia, cubrirse la boca con el codo o con un pañuelo de papel al toser y mantener una distancia de, al menos, 1 metro (3 pies) con las personas que tosen o estornudan. Para más información a este respecto, pueden consultarse las medidas básicas de protección frente al nuevo coronavirus.

Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar una mascarilla
  1. Recuerde que solo deben usar mascarilla los trabajadores sanitarios, los cuidadores y las personas con síntomas respiratorios como fiebre y tos.
  2. Antes de tocar la mascarilla, lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
  3. Inspeccione la mascarilla para ver si tiene rasgaduras o agujeros.
  4. Oriente hacia arriba la parte superior (donde se encuentra la tira de metal).
  5. Asegúrese de orientar hacia afuera el lado correcto de la mascarilla (el lado coloreado).
  6. Colóquese la mascarilla sobre la cara. Pellizque la tira de metal o el borde rígido de la mascarilla para que se amolde a la forma de su nariz.
  7. Tire hacia abajo de la parte inferior de la mascarilla para que le cubra la boca y la barbilla.
  8. Después de usarla, quítese la mascarilla; retire las cintas elásticas de detrás de las orejas manteniendo la mascarilla alejada de la cara y la ropa, para no tocar las superficies potencialmente contaminadas de la mascarilla.
  9. Deseche la mascarilla en un contenedor cerrado inmediatamente después de su uso.
  10. Lávese las manos después de tocar o desechar la mascarilla. Use un desinfectante a base de alcohol o, si están visiblemente sucias, láveselas con agua y jabón.


¿Cuánto dura el periodo de incubación de la COVID-19?
El «período de incubación» es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de la COVID-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días. Estas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

¿Pueden los humanos contraer el virus de la COVID-19 por contacto con un animal?
Los coronavirus son una extensa familia de virus que son comunes entre los murciélagos y otros animales. En raras ocasiones las personas se infectan por estos virus, que luego pueden propagarse a otras personas. Por ejemplo, el SRAS-CoV iba asociado a las civetas y el MERS-CoV se transmite a través de los dromedarios. Todavía no se ha confirmado el posible origen animal de la COVID-19. 

Como medida de protección al visitar mercados de animales vivos o en otras situaciones parecidas, evite el contacto directo con los animales y las superficies que estén en contacto con ellos. Asegúrese de que en todo momento se observen prácticas adecuadas de higiene de los alimentos. Manipule con cuidado la carne, la leche o los órganos de animales crudos para evitar la contaminación de alimentos no cocinados y evite el consumo de productos animales crudos o poco cocinados.

¿Mi mascota me puede contagiar la COVID-19?
Aunque ha habido un caso de un perro infectado en Hong Kong, hasta la fecha no hay pruebas de que un perro, un gato o cualquier mascota pueda transmitir la COVID-19. La COVID-19 se propaga principalmente a través de las gotículas producidas por una persona infectada al toser, estornudar o hablar. Para protegerse a sí mismo, lávese las manos a fondo frecuentemente.

La OMS se mantiene al tanto de las últimas investigaciones a este respecto y otras cuestiones relacionadas con la COVID-19 y proporcionará información actualizada de las conclusiones que se vayan obteniendo. 

¿Cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie?
No se sabe con certeza cuánto tiempo sobrevive el virus causante de la COVID-19 en una superficie, pero parece comportarse como otros coronavirus. Los estudios realizados (incluida la información preliminar disponible sobre el virus de la COVID-19) indican que los coronavirus pueden subsistir en una superficie desde unas pocas horas hasta varios días. El tiempo puede variar en función de las condiciones (por ejemplo, el tipo de superficie, la temperatura o la humedad del ambiente).

Si cree que una superficie puede estar infectada, límpiela con un desinfectante común para matar el virus y protegerse de este modo a usted mismo y a los demás. Lávese las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Evite tocarse los ojos, la boca o la nariz.

¿Es seguro recibir un paquete de una zona en la que se hayan notificado casos de COVID-19?
Sí. La probabilidad de que una persona infectada contamine artículos comerciales es baja, y el riesgo de contraer el virus causante de la COVID-19 por contacto con un paquete que haya sido manipulado, transportado y expuesto a diferentes condiciones y temperaturas también es bajo.

¿Hay algo que no deba hacer?
Las siguientes medidas NO SON eficaces contra la COVID-2019 y pueden resultar perjudiciales:

  • Fumar
  • Llevar varias mascarillas
  • Tomar antibióticos (Véase  ¿Existen medicamentos o terapias que permitan prevenir o curar la COVID-19?)


En cualquier caso, si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, trate de obtener atención médica lo antes posible para reducir el riesgo de desarrollar una infección más grave, y asegúrese de informar a su dispensador de atención de salud acerca de sus viajes recientes.

¿Se puede matar el nuevo coronavirus en 30 segundos con un secador de manos como los de los baños públicos?
No. Los secadores de manos no matan el 2019-nCoV. Para protegerse contra el nuevo coronavirus
El virus COVID-19 puede transmitirse en zonas con climas cálidos y ‎húmedos.‎

Las pruebas científicas obtenidas hasta ahora indican que el virus de ‎la COVID-19 puede transmitirse en CUALQUIER ZONA, incluidas las de ‎clima cálido y húmedo. Con independencia de las condiciones ‎climáticas, hay que adoptar medidas de protección si se vive en una ‎zona donde se hayan notificado casos de COVID-19 o si se viaja a ella. ‎La mejor manera de protegerse contra la COVID-19 es lavarse las ‎manos con frecuencia. De esta manera se eliminan los virus que ‎puedan estar en las manos y se evita la infección que podría ‎producirse al tocarse los ojos, la boca y la nariz.‎

¿Puedo reutilizar una mascarilla N95? ¿Puedo lavarla? ¿Puedo esterilizarla con un desinfectante de manos?
No. Las mascarillas, incluidas las mascarillas clínicas planas y las de filtro N95, no deben reutilizarse. Cuando se ha estado en contacto próximo con una persona infectada por el nuevo coronavirus o por otra infección respiratoria, se debe considerar que la parte frontal de la mascarilla utilizada está contaminada. Para quitársela, no toque su parte frontal. A continuación, elimínela correctamente y lávese las manos con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón.

¿Se puede matar el 2019-nCoV con una lámpara ultravioleta para desinfección?
No se deben utilizar lámparas ultravioletas para esterilizar las manos u otras partes del cuerpo, ya que la radiación ultravioleta puede causar eritemas (irritación de la piel). 

Para protegerse contra el nuevo coronavirus, infórmese de todas las medidas que puede tomar, que se pueden consultar en el sitio web de la OMS: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public.

¿Se puede matar el nuevo coronavirus rociando el cuerpo con alcohol o con cloro?
No. Rociar todo el cuerpo con alcohol o cloro no sirve para matar los virus que ya han entrado en el organismo. Pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.). Tanto el alcohol como el cloro pueden servir para desinfectar las superficies, siempre que se sigan las recomendaciones pertinentes. 

Hay varias medidas que se pueden aplicar para protegerse del nuevo coronavirus. Empiece por limpiarse las manos con frecuencia con un gel hidroalcohólico o con agua y jabón. Puede consultar otras medidas de protección recomendadas por la OMS en la página: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public.

Las vacunas contra la neumonía, ¿protegen contra el nuevo coronavirus?
No. Las vacunas contra la neumonía, como la neumocócica y la vacuna contra Haemophilus influenzae de tipo B (Hib), no protegen contra el nuevo coronavirus.

El 2019-nCoV es tan nuevo y diferente que es necesario desarrollar una vacuna específica, en la que ya se está trabajando con el apoyo de la OMS.

Aunque las vacunas contra la neumonía no son eficaces contra el 2019‑nCoV, es muy conveniente vacunarse contra las enfermedades respiratorias para mantener una buena salud.

¿Conviene enjuagarse regularmente la nariz con una solución salina para prevenir la infección por el nuevo coronavirus?
No. No hay pruebas que indiquen que esta práctica proteja de la infección por el nuevo coronavirus.

Aunque algunas pruebas indican que enjuagarse la nariz regularmente con solución salina puede acelerar la recuperación tras un resfriado común, no se ha demostrado que prevenga las infecciones respiratorias.

¿Comer ajo puede ayudar a prevenir la infección por el nuevo coronavirus?
El ajo es un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas. Sin embargo, no se han obtenido pruebas de que comerlo proteja contra el virus que causa el brote actual.

¿Es bueno aplicarse aceite de sésamo en la piel para impedir que el nuevo coronavirus entre en el cuerpo?
No. El aceite de sésamo no mata al nuevo coronavirus. Hay desinfectantes químicos que, aplicados sobre las superficies, pueden matarlo, como los desinfectantes a base de lejía o cloro, algunos disolventes, el etanol al 75%, el ácido peracético y el cloroformo.

Sin embargo, estos productos tienen una eficacia escasa o nula contra el 2019-nCoV si se aplican en la piel o bajo la nariz y, además, pueden dañar la piel.

El nuevo coronavirus, ¿afecta solo a las personas de edad o también puede afectar a las más jóvenes?
El nuevo coronavirus (2019-nCoV) puede infectar a personas de todas las edades, si bien se ha observado que las personas mayores y las que padecen algunas enfermedades (como el asma, la diabetes o las cardiopatías) tienen más probabilidades de enfermarse gravemente cuando adquieren la infección.

La OMS aconseja a las personas de todas las edades que tomen medidas para protegerse del virus, por ejemplo, mediante una buena higiene de manos y respiratoria.

Enlaces para obtener más información


Consejos de la OMS para viajar: https://www.who.int/ith/es/ 

TOMADO DE LA OMS: Pág. 1 y Pág. 2

Cómo reducir el impacto en tu salud mental del brote de coronavirus

Los países han tomado medidas para la contención del coronavirus en el mundo. Estas decisiones afectan a la vida diaria de muchas personas. Junto con el temor al coronavirus, esta epidemia está generando estrés en la población. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid han publicado medidas de salud mental para ayudar a mantener el bienestar psicológico durante el brote de COVID-19.


A la población general
  • Identifica pensamientos que puedan generarte malestar. Pensar constantemente en la enfermedad puede hacer que aparezcan o se acentúen síntomas que incrementen su malestar emocional.
  • Reconoce tus emociones y acéptelas. Si es necesario, comparte tu situación con las personas más cercanas para encontrar la ayuda y el apoyo que necesitas.
  • Informa a tus seres queridos de manera realista. En el caso de menores o personas especialmente vulnerables como ancianos, no les mientas y proporciónales explicaciones veraces y adaptadas a su nivel de comprensión.
  • COVID-19 afecta a personas de muchos países, en muchas ubicaciones geográficas. No lo asocies a ninguna etnia o nacionalidad. Sé empático con aquellos que se vieron afectados, en y desde cualquier país. Las personas que tienen la enfermedad no han hecho nada malo.
  • No llames a las personas con la enfermedad 'casos de COVID-19', 'víctimas', 'familias de COVID-19' o 'enfermas'. Son 'personas que tienen COVID-19', 'personas que están siendo tratadas contra COVID-19', 'personas que están recuperándose de COVID-19' y que tras recuperarse de COVID-19 su vida seguirá con sus trabajos, familias y seres queridos.
  • Evita ver, leer o escuchar noticias que le causen ansiedad o angustia, evita la sobreinformación y evita hablar permanentemente del tema. Busca información principalmente para tomar medidas prácticas para preparar tus planes y protegerte a ti mismo y a tus seres queridos. Busca información actualizada en momentos específicos del día una o dos veces. El flujo repentino y casi constante de noticias sobre un brote puede hacer que cualquiera se sienta preocupado. Conoce los hechos.
  • Contrasta la información que compartes. Si usas redes sociales para informarte, procura hacerlo con fuentes oficiales. Reúne información a intervalos regulares, desde la web de la OMS y las plataformas de las autoridades sanitarias locales, para ayudarte a distinguir los hechos de los rumores.
  • Protégete y apoya a los demás. Ayudar a otros en su momento de necesidad puede beneficiar tanto a la persona que recibe el apoyo como a la que lo ayuda.
  • Encuentra oportunidades para amplificar las voces, las historias positivas y las imágenes positivas de la gente local que ha experimentado el nuevo coronavirus y se ha recuperado o que ha apoyado a un ser querido a través de la recuperación y está dispuesta a compartir su experiencia.
A las personas aisladas o en cuarentena
  • Mantente conectado y mantén tus conexiones sociales. Incluso en situaciones de aislamiento, intenta en lo posible mantener tus rutinas diarias personales. Si las autoridades sanitarias han recomendado limitar tu contacto social físico para contener el brote, puedes mantenerte conectado a través del correo electrónico, las redes sociales, la videoconferencia y el teléfono.
  • Durante los momentos de estrés, presta atención a tus propias necesidades y sentimientos. Realiza actividades saludables que disfrutes y que te resulten relajantes. Haz ejercicio con regularidad, mantén rutinas de sueño regulares y come alimentos saludables. Mantén las cosas en perspectiva.
  • Un flujo casi constante de noticias sobre un brote puede hacer que cualquiera se sienta ansioso o angustiado. Busca actualizaciones de la información y orientación práctica en momentos específicos del día entre los profesionales de la salud y la web de la OMS y evita escuchar o seguir rumores que te hagan sentir incómodo.
A la población de riesgo
  • Sigue las recomendaciones y medidas de prevención que determinen las autoridades sanitarias.
  • Infórmate de forma realista.
  • No trivialices tu riesgo para intentar evadir la sensación de miedo o aprensión a la enfermedad.
  • Pero tampoco magnifiques el riesgo real que tienes. Sé precavido y prudente sin alarmarte.
  • Si te recomiendan medidas de aislamiento, ten presente que es un escenario que puede llevarte a sentir estrés, ansiedad, soledad, frustración, aburrimiento y/o enfado, junto con sentimientos de miedo y desesperanza, cuyos efectos pueden durar o aparecer incluso posteriormente al confinamiento. Trata de mantenerte ocupado y conectado con sus seres queridos.
  • Genera una rutina diaria y aprovecha para hacer aquellas cosas que te gustan pero que habitualmente por falta de tiempo no puede realizar (leer libros, ver películas, etc.).
A las personas que tienen COVID-19
  • Maneja tus pensamientos intrusivos. No te pongas en lo peor anticipadamente.
  • No te alarmes innecesariamente. Sé realista. La inmensa mayoría de las personas se están curando.
  • Cuando sientas miedo, apóyate en la experiencia que tienes en situaciones similares. Puede que ahora no lo asocies por tener percepción de mayor gravedad pero piensa en cuántas enfermedades has superado en tu vida con éxito.
A los cuidadores de ancianos
  • Los ancianos, especialmente los que se encuentran aislados y los que padecen demencia cognitiva, pueden sentirse más ansiosos, enfadados, estresados, agitados y retraídos durante el brote o mientras están en cuarentena. Da apoyo práctico y emocional a través de redes informales (familias) y profesionales de la salud.
  • Comparte hechos sencillos sobre lo que está pasando y da información clara sobre cómo reducir el riesgo de infección en palabras que las personas mayores con/sin discapacidad cognitiva puedan entender. Repite la información siempre que sea necesario. Las instrucciones deben comunicarse de forma clara, concisa, respetuosa y paciente, y también puede ser útil que la información se muestre por escrito o en imágenes. Involucra a su familia y a otras redes de apoyo en el suministro de información y ayudarles a practicar medidas de prevención como el lavado de manos.
  • Anima a las personas mayores con conocimientos, experiencias y fuerzas a que se ofrezcan como voluntarios en los esfuerzos de la comunidad para responder al brote de COVID-19. Por ejemplo, la población de jubilados sanos puede proporcionar ayuda a otros mayores, vigilar a sus vecinos y cuidar de niños.
A los cuidadores de niños
  • Ayuda a los niños a encontrar formas positivas de expresar sentimientos perturbadores como el miedo y la tristeza. Cada niño/a tiene su propia manera de expresar sus emociones. A veces, participar en una actividad creativa, como jugar y dibujar, puede facilitar este proceso. Los niños se sienten aliviados si pueden expresar y comunicar sus sentimientos perturbadores en un entorno seguro y de apoyo.
  • Si se considera seguro para el niño/a, mantén a los niños cerca de sus padres y su familia y evita separar a los niños y sus cuidadores en la medida de lo posible. Si es necesario separar al niño de su cuidador principal, asegúrate de que haya un cuidado alternativo apropiado y que un trabajador social, o su equivalente, haga un seguimiento regular del niño. Además, vela por que durante los períodos de separación se mantenga un contacto regular con los padres y los cuidadores, por ejemplo mediante llamadas telefónicas o videoconferencias programadas dos veces al día u otro tipo de comunicación apropiada para la edad (por ejemplo, las redes sociales según la edad del niño).
  • Mantén las rutinas familiares en la vida diaria tanto como sea posible, especialmente si los niños están confinados en casa. Proporciona a los niños actividades atractivas y apropiadas para su edad. En la medida de lo posible, alienta a los niños a seguir jugando y socializando con los demás, aunque sólo sea dentro de la familia cuando se les aconseje restringir el contrato social.
  • En tiempos de estrés y crisis, es común que los niños busquen más apego y sean más exigentes con los padres. Habla sobre el COVID-19 con tus hijos con una información honesta y apropiada para su edad. Si tus hijos tienen preocupaciones, abordarlas juntos puede aliviar su ansiedad. Los niños observarán los comportamientos y las emociones de los adultos para obtener pistas sobre cómo manejar sus propias emociones durante los momentos difíciles.
Al personal sanitario
  • Para los trabajadores de la salud, sentirse estresado es una experiencia por la que muchos probablemente estén pasando. Es muy normal sentirse así en la situación actual. El estrés y los sentimientos asociados a él no son de ninguna manera un reflejo de que no puedes hacer tu trabajo o que eres débil. Controlar el estrés y el bienestar psicosocial durante este tiempo es tan importante como controlar la salud física.
  • Atiende tus necesidades básicas y emplea estrategias útiles para hacer frente a la situación: asegúrate el descanso y las pausas durante el trabajo o entre los turnos, come suficiente y comida sana, realiza actividad física y permanece en contacto con la familia y los amigos.
  • Evita el uso de estrategias poco útiles, como el tabaco, el alcohol u otras drogas. A largo plazo, estas pueden empeorar tu bienestar mental y físico.
  • Algunos trabajadores pueden ser rechazados por su familia o comunidad debido al estigma o al miedo. Esto puede hacer que una situación ya difícil sea mucho más difícil. Si es posible, mantenerse en contacto con tus seres queridos, incluso a través de métodos digitales, es una forma de mantener el contacto. Recurre a tus compañeros, a tu jefe o a otras personas de confianza para obtener apoyo social. Tus compañeros pueden estar teniendo experiencias similares a las tuyas.
  • Utiliza formas comprensibles para compartir mensajes con personas con discapacidades intelectuales, cognitivas y psicosociales. Deben utilizarse formas de comunicación que no dependan únicamente de la información escrita.

Tomado de: Maldita Ciencia

jueves, 12 de marzo de 2020

Nicolás Maduro declara emergencia por Coronavirus


Nicolás Maduro decretó EMERGENCIA SANITARIA por el Covid_19 (Coronavirus):

- Se suspenden vuelos provenientes de Europa y Colombia durante al menos un mes.
- Se prohíben concentraciones en todo el territorio nacional.

Posteriormente, Delcy Rodríguez hará anuncios más específicos

lunes, 9 de marzo de 2020

¿Qué garantías tienen en Venezuela las especies de la fauna silvestre?

En los parques nacionales y áreas protegidas están los principales ecosistemas naturales donde habitan especies en riesgo. Para tener un ejemplar silvestre en una casa particular se debe contar con permisos de la autoridad competente correspondiente.


Guacamayas cautivas en el restaurant Tarzilandia en Caracas (imagen de Tripadvisor)

A propósito de la crítica hecha por la bióloga Diana Liz Duque sobre la tenencia de especies silvestres por ciudadanos particulares, que desató una ola de ciberacoso contra la científica, El Pitazo consultó al especialista ambiental Hildebrando Arangú Santelíz en torno a la pertinencia de desarraigar a especies animales de su entorno natural.

El pasado 17 de febrero de 2020 las redes sociales reventaron con el caso de la denuncia hecha por la bióloga Diana Liz Duque quien hizo no sólo la mencionada crítica sino un llamado de atención al entrenador Richard Linares, en el que solicitó no compartir fotos y videos en su Instagram con las dos guacamayas que tiene en su hogar. “La fauna silvestre no es mascota. Las guacamayas sufren cacería ilegal para antojo de personas”, señaló la también directora del proyecto Mono Araña Café en la Reserva Forestal Caparo de Barinas.

Sobre la polémica desatada desde entonces, y a propósito de la defensa que hizo Linares de su presunto derecho a conservar legítimamente los especímenes, cabe destacar que la normativa vigente en el país admite la tenencia de ejemplares silvestres.

  • Desde el 11 de agosto de 1970 existe en Venezuela la Ley para la Protección de la Fauna Silvestre, que rige la protección y aprovechamiento racional de las especies, de sus productos y del ejercicio de la caza. Los mamíferos, aves, reptiles y batracios que viven libremente y fuera del control del hombre en ambientes naturales son los que se consideran en este conjunto.
  • «El aprovechamiento racional de la fauna silvestre en todo el territorio nacional queda sometido a la presente Ley, su Reglamento y las disposiciones que al efecto dicte el Ministerio de Agricultura y Cría acerca de épocas de veda, zonas de prohibida caza, movilización, comercio y tenencia de animales silvestres y de sus productos», establece el Artículo 45 de la mencionada normativa.
  • “La única vía para obtener y poder tener ejemplares de la fauna silvestre es mediante autorización de la autoridad competente. No se otorgan a particulares, sino a instituciones académicas, técnicas o científicas debidamente reconocidas. Se hace con fines de investigación científica y manejo controlado de recursos. Los particulares, empresas o instituciones que tengan ejemplares de la fauna silvestre obtenidos por otro mecanismo distinto a ese incurren en delito”, explica.
  • Aclaró que las donaciones de animales no se realizan a personas naturales; solo se hacen intercambios con otros zoológicos. Refiere, en cuanto a las publicaciones realizadas por Richard Linares con las guacamayas, que cuando se tiene un animal de otro ecosistema al que no se le permite el libre tránsito, este se puede atrofiar
  • Los parques nacionales son los principales ecosistemas naturales donde habitan las especies de este tipo de fauna. En el país hay áreas para su protección y manejo sustentable: refugios, reservas y santuarios, que son manejados para la ciencia, en particular la biología, el control y vigilancia, así como para investigaciones muy específicas.
  • De acuerdo con el consultor ambiental Hildebrando Arangú Santelíz, el hombre ha creado mucha afinidad con la fauna silvestre. Comenzó a domesticar especímenes silvestres y, por ende, fluyeron interacciones que establecen vínculos entre las especies. Señala que, sin embargo, la fragilidad de los animales domesticados se golpea cuando los humanos comienzan a comercializarlos y cuando el Estado deja de controlar o no controla esas relaciones.
  • Sobre los comentarios de Duque, quien no solicitó que se le incautara a Linares sus especímenes, seguidores de Richard Linares difundieron mensajes con insultos y agresiones. La campaña de rechazo hacia la científica que promovió el entrenador de misses, y en la que también estuvo involucrada la influencer Vanessa Senior, provocó que Instagram cerrara la cuenta de la bióloga, que estaba dedicada a crear conciencia sobre la importancia de la conservación de la fauna silvestre.
  • Arangú defiende el planteamiento de Duque, que propone controlar la tenencia de estos animales entre ciudadanos particulares. “Ella no es funcionaria como para que se haya interpretado que le decomisaría las aves a Linares. Esto es producto de la ignorancia, no se puede constituir una ofensa sobre esa base, cayeron en el plano de una defensa sin argumentos por una solidaridad automática personal”, destacó el exfuncionario de la Administración de Parques Nacionales.
  • La Ley para la Protección de Fauna Silvestre tiene más de 50 años y aún está vigente, pero Arangú insiste en la necesidad de renovarla o trabajar en una nueva norma. Indica que la Comisión de Ambiente, Recursos naturales y Cambio Climático de la Asamblea Nacional debe abocarse a trabajar en un proyecto actualizado sobre el manejo de la fauna silvestre.
  • «Tenemos el compromiso de trabajar en una nueva ley que responda a las demandas de la sociedad actual, a una evolución de la doctrina jurídica. La instancia superior en la cual se debe trabajar es sobre el estado de derecho ambiental. Se debe establecer sobre la necesidad de tres derechos: justicia ambiental, protección de los derechos humanos de los defensores del ambiente y el acceso a la información ambiental», puntualizó Arangú.



Y recuerden que pueden leer más sobre este tema y otros muy interesantes e importantes no solo acá en mi blog, si no en mis otras redes sociales, especialmente INSTAGRAM.

Publicado en El Pitazo por Winnifer Mijares R.  el 19 febrero, 2020 7:20 pm

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...