jueves, 19 de enero de 2017

Calendario 2017 de fechas importantes para tu plan de marketing

Estas son algunas fechas a tener en cuenta en la elaboración de un calendario de marketing de 2017. Una herramienta perfecta para que te vayas preparando para las fechas más importantes del año 2017. Es importante acotar que este calendario es elaborado en España, por lo que algunas fechas difieren de las celebradas en Venezuela.

Con información de MDirector

martes, 17 de enero de 2017

Calendario Lunar 2017 del Centro de Investigaciones de Astronomía Francisco J. Duarte (CIDA)

Ya se encuentra disponible el Calendario Lunar 2017 del Centro de Investigaciones de Astronomía Francisco J. Duarte (CIDA), ubicado en el Observatorio Astronómico Nacional de Llano del Hato (OAN), de la población de Apartaderos del estado Mérida en Venezuela.


viernes, 6 de enero de 2017

Calendario Lunar. Fases de la luna 2017

Cuarto creciente5 enero 2017
Luna llena12 enero 2017
Cuarto menguante19 enero 2017
Luna nueva28 enero 2017
Cuarto creciente4 febrero 2017
Luna llena11 febrero 2017
Cuarto menguante18 febrero 2017
Luna nueva26 febrero 2017
Cuarto creciente5 marzo 2017
Luna llena12 marzo 2017
Cuarto menguante20 marzo 2017
Luna nueva28 marzo 2017
Cuarto creciente3 abril 2017
Luna llena11 abril 2017
Cuarto menguante19 abril 2017
Luna nueva26 abril 2017
Cuarto creciente3 mayo 2017
Luna llena10 mayo 2017
Cuarto menguante19 mayo 2017
Luna nueva25 mayo 2017
Cuarto creciente1 junio 2017
Luna llena9 junio 2017
Cuarto menguante17 junio 2017
Luna nueva24 junio 2017
Cuarto creciente1 julio 2017
Luna llena9 julio 2017
Cuarto menguante16 julio 2017
Luna nueva23 julio 2017
Cuarto creciente30 julio 2017
Luna llena7 agosto 2017
Cuarto menguante15 agosto 2017
Luna nueva21 agosto 2017
Cuarto creciente29 agosto 2017
Luna llena6 septiembre 2017
Cuarto menguante13 septiembre 2017
Luna nueva20 septiembre 2017
Cuarto creciente28 septiembre 2017
Luna llena5 octubre 2017
Cuarto menguante12 octubre 2017
Luna nueva19 octubre 2017
Cuarto creciente28 octubre 2017
Luna llena4 noviembre 2017
Cuarto menguante10 noviembre 2017
Luna nueva18 noviembre 2017
Cuarto creciente26 noviembre 2017
Luna llena3 diciembre 2017
Cuarto menguante10 diciembre 2017
Luna nueva18 diciembre 2017
Cuarto creciente26 diciembre 2017

jueves, 5 de enero de 2017

82 años del primer ascenso al Pico Bolívar

Ruta de ascenso Bourgoin - Peña (Fuente: Wikiwand)
Enrique Bourgoin Dávila
El primer intento de ascenso al Pico Bolívar del que se tengan registros, fue en el año de 1897, cuando una expedición compuesta por José Trinidad Nieto, Víctor Moreno, Pedro Moreno, J. Eladio Altuve, Medardo Nieto entre otras personas intentaron, fallidamente, alcanzar su cumbre. Años después, en 1922, en un intento de alcanzar la cumbre, el geólogo suizo Moritz Blumenthal fue el primero en pisar el glaciar de Timoncitos que se encuentra ubicado al sur del Pico Bolívar.

Fue en enero de 1935, cuando el farmacéutico Enrique Bourgoin (de la ciudad de Mérida) y Heriberto Márquez Molina (del pueblo de Tovar), guiados por el baquiano merideño Domingo Guzmán Peña Saavedra, alcanzan por primera vez la cima del pico a través de la garganta del hoy extinto glaciar de Timoncito, el día 5.
Domingo Peña


Como dato curioso, Blanca Josefina Carrillo de Ponte fue la primera mujer venezolana que encumbró el Pico Bolívar, el 7 de febrero de 1946.

El Pico Bolívar es la cumbre más alta de Venezuela, con 4.979 msnm. Durante años se consideró que su altura era de 5.007 msnm siendo verificada y corregida en el año 2002, con motivo de la declaración por parte de las Naciones Unidas como el año internacional de las montañas.

Es el Instituto de Geografía de Venezuela (IGVSB) quien decide verificarla en conjunto con la Universidad Simón Bolívar (USB) y la Universidad del Zulia (LUZ). Con alturas entre 4.850 msnm (Agustín Codazzi, 1840), 5.002 msnm (Alfredo Jahn, 1912), 5.007 (1932), 4.980,8 msnm (Heinz Saler del Institut für Ingenieurgeodäsie y Carlos Abad del Centro de Investigaciones de Astronomía de Venezuela, 1992), los resultados de las mediciones de 2002 dieron como resultado una altura para el pico Bolívar de 4.978,4 ±0,4 msnm.

sábado, 31 de diciembre de 2016

lunes, 26 de diciembre de 2016

Cambios en mi Blog


Hola a todos

Hace ya unos 8 años y medio, en mayo de 2008, inicié este pequeño proyecto de escribir o publicar un Blog. Recientemente se ha visto atacado por alguna clase de troyano que me ha entorpecido la visualización del mismo, y se me había dificultado enormemente la solución del problema, por lo que había decidido simplemente crear uno nuevo y deshabilitar este (con la potencial pérdida de más de 1.600 publicaciones)

Aparentemente ya el problema está solucionado (si ven algo raro por favor hágamenlo saber a mi correo elselvatico@gmail.com) por lo que lo del nuevo blog ya no será necesario.

Independientemente de ello, ya había tomado la decisión de publicar más entradas propias y menos tomadas de otras páginas webs, así que a partir de esta fecha ese será mi norte en el blog.

Saludos a todos

Jorge López

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Requiem para el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente o una nueva oportunidad para la política ambiental

Publicado inicialmente en septiembre del 2014, hoy traigo nuevamente a la luz este artículo publicado por Jorge Naveda, con quien estuve hoy reunido y nos recordó a uienes estabamos allí presentes este escrito. Dado que no ha perdido vigencia y ante la cada día menor actuación de las autoridades en materia ambiental en Venezuela, lo vuelvo a publicar a modo de reflexión, esperando que llegue a quien deba llegar y podamos tener cambios positivos en un futuro cercano:


El martes 2 de septiembre del presente año (2014), será recordado como un momento de quiebre en la política ambiental de Venezuela. En medio de las expectativas del discurso prometido por el Presidente Maduro que sacudiría los cimientos de la Revolución Bolivariana, los ambientalistas (chavistas y no chavistas) quedaron estupefactos frente al anuncio de la desaparición del Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (MinPPAmb), siendo fusionado, nada más ni nada menos, que con el Ministerio de Vivienda y Hábitat; para remate de colmos, le diseñaron un nombre sugestivo e insultante para todo aquel que ha creído y trabajado por la conservación y protección de los recursos naturales venezolanos: Ministerio de la Vivienda, el hábitat y Ecosocialismo. Nadie puede explicar con una lógica mínima, cómo se llegó a la conclusión en el Gabinete de Maduro, que la actividad de intervención de tierras con fines urbanísticos era compatible con las actividades de conservación y preservación de los recursos naturales, la biodiversidad, los ecosistemas y los paisajes naturales; algo que en cualquier parte del Mundo genera conflictos de interés, pero que por lo visto, Maduro y su Gabinete no ven ni entienden. (...)

Creado en 1976, el Ministerio del Ambiente Venezolano fue el primer ministerio de esta índole de toda América y el segundo en el Mundo, después del Ministerio del Ambiente francés. Su creación tuvo un gran impacto político en América Latina y en él trabajaron equipos multidisciplinarios de venezolanos y extranjeros, que ayudaron a desarrollar una serie de ideas novedosas sobre la planificación y la gestión ambiental, la ordenación del territorio y la conservación de los recursos naturales, ecosistemas y paisajes. Ello permitió la formación de varias generaciones de profesionales que se destacaron en su trabajo ministerial, lo cual les brindó la oportunidad de pasar al ámbito académico y continuar como docentes-investigadores en universidades venezolanas y del extranjero. Aun cuando la política ambiental venezolana siempre luchó por sus posiciones con otras políticas públicas a lo largo de diferentes gobiernos, el Ministerio del Ambiente siempre se destacó por su especialización técnica en áreas como, planificación y ordenación territorial, manejo de cuencas, canalizaciones, construcción de presas y embalses, así como la gestión de áreas protegidas y otros campos de la política ambiental que fueron desarrollándose con el pasar del tiempo. Entre los diferentes logros que pueden atribuírsele destacan de sobremanera: 1) el desarrollo de una amplia legislación ambiental que va desde leyes orgánicas, leyes ordinarias, normas técnicas, planes de ordenamiento y reglamentos de uso, etc.; 2) la ejecución del primer proyecto nacional de compilación de información ambiental e indicadores territoriales, denominados Sistemas Ambientales Venezolanos - 79; 3) la creación de una compleja red de áreas bajo régimen de administración especial (ABRAE) que incluyen a la áreas de protección ambiental, sitios de protección por riesgo de inundación, áreas para desarrollo integral agrícola, sitios  de seguridad y defensa, áreas para protección de infraestructura, áreas para puertos de aguas profundas y otras formas de usos especiales; y 4) una red de represas y embalses a lo largo y ancho del país que en su momento fue una de las más completas de Latinoamérica. Todo ello elevó el prestigio del país a nivel internacional, como una de las Naciones con mayores avances en materia ambiental, aun cuando su base económica seguía siendo la explotación petrolera, actividad altamente dañina al ambiente.

Contradictoriamente, detrás de estos logros subyacen fuertes debilidades, que terminarían por resquebrajar la planificación y gestión que el Ministerio desarrolló; en primer lugar el modelo económico rentista que permeó al gobierno y a la sociedad venezolana, y que permitió al país vivir una “ilusión de armonía”, desvaneciéndose en la medida que dicho modelo fue haciendo aguas y perdió su fuerza socio política. Así por ejemplo, el costo de la gasolina, el cual es tan irrisorio y artificial, que hace imposible desarrollar proyectos de energía alternativa que compitan económicamente con los combustibles fósiles; ello trajo como consecuencia que el MinPPAmb no haya podido controlar los altos niveles de consumo de combustible y contaminación, siendo el país de América con la mayor producción de CO2 (6,5 Tm/per cápita/año) y de mayor consumo energético (2.669 Kg. Eq. Oil/per cápita/año). De esta forma, la política ambiental pierde ante la política del estímulo al consumo barato de gasolina. Un segundo factor de debilidad, es que las políticas ambientales no nacieron de las necesidades sentidas por la población venezolana, ni por la toma de conciencia de la gente que identificó algunos de sus conflictos cotidianos como problemas ambientales. Dichas políticas nacen de la inquietud de quienes ejercían el poder, que influenciados por las ideas internacionales y por la magnitud de la renta petrolera manejada por el Estado, estimuló formas sofisticadas de repartición de la renta a través de políticas ambientales. Ello hizo que las grandes mayorías no se identificaran con la necesidad de la protección y conservación ambiental, interpretando que dichas políticas impiden la explotación de recursos, restringen el trabajo y su desarrollo. La gente no logra identificar los beneficios tangibles e intangibles de vivir en un ambiente sano y libre de contaminación.

De esta forma, el Ministerio logra desarrollar una amplia legislación ambiental, pero la misma es altamente costosa de aplicar y hacer cumplir; además, muchas normas no se adaptan a la gestión municipal. El proyecto de Sistemas Ambientales Venezolanos no continuó, quedando una serie de manuales que fueron envejeciendo en el tiempo y que no se han actualizado; además, su objetivo fundamental, era desarrollar el Plan Nacional de Ordenación Territorial, el cual se culminó 19 años después, cuando los entornos económicos, sociales y políticos habían cambiado a tal extremo que fue imposible su aplicación. Finalmente, la dimensión territorial del Sistema de ABRAE, con 390 áreas y más de 70 millones de hectáreas; así como sus disímiles objetivos de gestión, las hizo inmanejables. Esto debido a que nunca se desarrollaron las unidades administrativas especializadas para la gestión de los 25 tipos de ABRAES, lo que hubiese requerido un portafolio financiero por el orden del 1,7 al 6,7% del Presupuesto Nacional 2014, cantidad que no tiene ni siquiera el MinPPAmb. De esta forma, las políticas ambientales y su organismo ejecutor entraron, en los últimos años en un estado de crisis de relaciones y supervivencia, compitiendo con políticas económicas y sociales, que aportan mucho más votos electorales que la conservación ambiental, lo que terminó aislando al Ministerio, estrategia que utilizaron inteligentemente los grupos de inversión para el desarrollo, que generalmente son enemigos de las políticas ambientales. Otros indicadores de la debilidad institucional, son la elevada tasa de deforestación que sufren los bosques venezolanos, equivalente a 5.498,7 Km2 anuales, así como la destrucción y contaminación con mercurio que sufre el sur del país por la explotación del oro.

Ya en 1999 Chávez, entre sus acciones iniciales para reducir el tamaño del Estado, planteó eliminar al Ministerio del Ambiente, pero su Gabinete y asesores le recomendaron mantenerlo por la importancia que tenía en materia de los derechos humanos y relaciones internacionales; además, si en el proyecto de la nueva Constitución se planteaba colocar al ambiente con rango constitucional y al “Desarrollo Sustentable” como imagen objetivo del país, hubiese sido poco creíble la propuesta sin un órgano oficial encargado de desarrollar la política ambiental.

Durante la crisis del 2002 – 2004, las tensiones políticas, económicas y sociales, hicieron que las políticas ambientales pasaran a tener muy poca relevancia, pero el Ministerio manteniendo su carácter técnico ambiental, fue recuperando espacios políticos dentro del Gobierno y en la opinión pública, lo que le permitió desarrollar proyectos con dinero proveniente de organismos internacionales e ir adaptando sus acciones a los nuevos esquemas de políticas de planificación participativa, con lo que se desarrollaron una serie de estrategias dirigidas a la gente y sus problemas más directos. Pero en el 2005, las pugnas de los grupos de poder dentro del Gobierno llevaron al Ministerio a una radicalización ideológica interna, lo que condujo a cambios radicales en sus directivas, sacando definitivamente del juego político a las posiciones técnico ambientales e imponiéndose el discurso social. Así, la planificación y manejo de recursos quedó de lado, para desarrollar políticas inmediatistas como Misión Árbol, el programa de reconversión minera, los congresos de biodiversidad que terminaban en lineamientos políticos que nadie ejecutaba, se desmantelaron los equipos técnicos claves para hacer más laxa la permisería, se redujo el personal de campo, abandonando la vigilancia y control de las ABRAE del MinPPAmb; y las unidades asociados a contratos de infraestructura y mantenimiento, así como las de manejo forestal, pasaron a ser unidades con dudosos procedimientos ambientales.

Si bien entre el 2005 y 2010 el Ministerio redujo su capacidad de control ambiental, varios grupos continuaron trabajando en proyectos de planificación, tratando de no perder el norte de la institución, pero de estos proyectos, casi ninguno llegó a aprobarse y publicarse en Gaceta Oficial. Era una especie lineamiento no declarado, en el cual no debían salir nuevos planes de ordenamiento. A partir del 2011, la debilidad del Ministerio llegó a tal extremo, que incluso para evitar fracturas políticas dentro de PSUV, se negociaron cuotas de poder con el Frente Francisco de Miranda, por lo que se le entrega de forma incondicional al Instituto Nacional de Parques. Así, el otrora Ministerio de las grandes políticas ambientales y que se mantenía al día en los temas ambientales mundiales, dejó de existir hace algún tiempo, quedando un Ministerio agotado y vapuleado por la politiquería sin sentido, discursos vacíos de contenido técnico y que aun los pocos grupos de trabajo que se mantenían a favor de una política ambiental, se convirtieron en grupos incómodos de sobrellevar. De esta forma, el discurso de Maduro fue solo la estocada final de algo que se podía esperar.

Revisando el Decreto N° 1.213, G.O. N° 40.488 del 02/09/2014, donde se fusionan el MinPPAmb con el Min. Vivienda y Hábitat, pueden intuirse algunas de las modificaciones o supresiones. En el caso del Viceministerio de Planificación y Ordenación Ambiental, este podría pasar al Ministerio PP de Planificación, lo cual podría ser una oportunidad para desarrollar estrategias ambientales desde este despacho de alto peso específico. La Dirección General de Bosques, podría pasar al Ministerio PP de Agricultura y Tierras; el Viceministerio de Aguas queda acéfalo, ya que no hay un Ministerio de Obras Públicas o algo similar, la alternativa es que quede en Vivienda, pero las exigencias de este Viceministerio rebasan las capacidades de este último; la permisería ambiental debería pasar a la nueva autoridad única dirigida por Dante Rivas; y finalmente la Oficina Nacional de Diversidad Biológica tiene una alta probabilidad de desaparecer, ya que tampoco existe un Ministerio que se identifique con sus funciones. En este caso, la única alternativa sería una potencial reestructuración del Min. PP Agricultura y Tierra, creando una unidad de Recursos Natural, como la tuvo en décadas pasadas el antiguo Ministerio de Agricultura y Cría, algo que su actual ministro conoce muy bien.

Asumiendo una posición más optimista, la desaparición del MinPPAmb, podría convertirse en una gran oportunidad para el desarrollo de un nuevo esquema de políticas ambientales. Sin el organismo que legalmente ejercía un poder centralista y aprovechando ese vacío de poder, las gobernaciones y alcaldías podrían posesionarse de una política ambiental regional y local que no se ha desarrollado hasta ahora, cambiando el perfil de los lineamientos nacionales por esquemas de acción local que permitan vínculos directos entre los problemas cotidianos de la gente con el asunto ambiental. Así, las alcaldías deberían romper con el primitivo esquema de gestión de los desechos sólidos a través de empresas de servicio que monopolizan los megacontratos y generar un sistema participativo de clasificación de desechos sólidos. Podrían desarrollar sistemas de parques de recreación interconectados con corredores verdes que mejoren la calidad de vida en las zonas urbanas y estos a su vez, contener plantas de tratamiento de aguas servidas con filtros de plantas vivas integradas a las zonas verdes y donde cada urbanización asuma el mantenimiento de dichos sistemas de tratamiento. Generar asociaciones entre los gobiernos locales, empresas privadas y ONGs ambientalistas, para programas de educación ambiental y de desarrollo sostenible. Las gobernaciones tienen la oportunidad de desarrollar sus propios Planes de Ordenación y sus sistemas de áreas protegidas regionales en asociación con empresas privadas y grupos civiles de interés local. Estas son solo algunas ideas, pero deben haber muchos otros proyectos ambientales que las gobernaciones y alcaldías puedan desarrollar y que hasta ahora el omnipresente y todo poderoso MinPPAmb no dejaba hacer ni promovía. Convirtamos lo que parece la muerte de la política ambiental nacional, en el nacimiento de las políticas verdes de los gobiernos regionales. El camino está abierto y la gente está ávida de respuestas y nuevas alternativas. 

Por:
Jorge A. Naveda S.
Planificador de la Dirección General Sectorial de Parques Nacionales, INPARQUES.
Profesor del Postgrado de Ingeniería Agrícola, FAGRO – UCV, Maracay y del Programa de Estudios de Postgrado Análisis Demográfico para el Desarrollo, IIES - UCAB, Caracas.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Venezuela: De la “hiperinflación” a la “estanflación”, por José Toro Hardy

Venezuela está viviendo la  crisis más profundas de su historia republicana. Una de sus expresiones más graves es la inflación.


La inflación es una aumento generalizado de todos los precios. Es provocada por una exagerada emisión de dinero y es el resultado de gobiernos que, ignorando la autonomía de los bancos centrales,  los obligan a emitir dinero sin respaldo para poder cubrir el déficit fiscal.
 
Imaginemos la economía como una balanza. En uno de sus platillos  vamos a colocar el valor de todos los bienes y servicios que se producen y se prestan en el país. En el otro platillo colocaremos la cantidad de dinero que circula (M2). Ahora bien, si para cubrir su déficit fiscal el gobierno obliga al Banco Central a emitir dinero sin respaldo, nuestra imaginaria balanza perderá su equilibrio.  Habrá muchos más bolívares circulando que bienes se pueden obtener en la economía. El resultado inevitable es que el precio de los bienes subirá y, mientras mayor sea la cantidad de dinero que se emita, mayor será la inflación. Por eso Venezuela padece hoy la inflación más alta del mundo porque,  violando los más elementales principios de la economía, se están imprimiendo ingentes cantidades de bolívares que no tienen ningún respaldo. El año pasado, la cantidad de dinero que circula se duplicó.
 
En nuestro caso, lo más triste es que el principal responsable de la inflación en el país es PDVSA que, de contribuir antes con el mantenimiento de todos, pasó hoy a ser mantenida por todos. Y es que el déficit en el flujo de caja de la empresa fue tan brutal  que llegó a superar los 19 mil millones de dólares al año. El BCV debió imprimir cada año el equivalente en bolívares para que PDVSA  pudiese seguir operando.  Eso lo pagamos todos con la inflación. El crecimiento de la masa monetaria inevitablemente desequilibró nuestra balanza y desbocó los precios.
 
No es sólo PDVSA. Lo mismo ocurrió con todas las empresas del estado -todas en rojo- y también con el monumental déficit del gobierno central.
 
Ante el incumplimiento de PDVSA de muchas de sus deudas comerciales, se teme un default en el pago de sus bonos. Se comenta que por consejo de un dogmático personaje español vinculado a Podemos –Alfredo Serrano-  PDVSA estudia la imposición de un “canje hostil” de sus bonos.  ¿Qué quiere decir esto? Pues bien, que a los tenedores de bonos de la empresa se les impondría un canje por otros con plazos más largos y un perfil diferente. Quienes no acepten podrían demandar y nuestros activos en el exterior quedarían en riesgo.
 
El resultado de tanto radicalismo y dogmatismo en el manejo de la cosa pública es el descalabro que padece el país.
 
Podríamos decir que hasta hace poco la inflación en Venezuela era “galopante” (así se define cuando alcanza hasta dos dígitos). Pero en estos momentos el mal se agrava a pasos agigantados y el país se está adentrando en una enfermedad monetaria mucho más severa: la “hiperinflación”.
 
Me preguntaba  Andrés Oppenheimer  en un foro internacional que en qué momento caería Venezuela en hiperinflación. Los economistas solemos definir ese padecimiento cuando la inflación alcanza tasas del 50% mensual. El Fondo Monetario Internacional estima que este año la inflación en Venezuela será del orden del 720% y el año que viene del 2.200%. De manera que justamente en estos momento el país se está abalanzando vigorosamente hacia un precipicio hiperinflacionario. Todos los venezolanos lo estamos sintiendo.
 
Pero mucho más que el fenómeno descrito me aterra pensar que rápidamente podemos caer en un mal infinitamente peor: “la estanflación”. Eso fue lo que le respondí a Oppenheimer.
 
Ese es  el peor cáncer que puede sufrir una economía. Ocurre cuando las elevadas tasas de inflación coexisten con un estancamiento económico o, peor aún, con una caída del PIB. Pues bien, ese es el escenario al cual nos estamos dirigiendo. El FMI considera que tendremos una caída del PIB del orden del 8% junto con una inflación del 720%.   Todos los equilibrios macroeconómicos se desarticulan. Desaparece la posibilidad de calcular costos y los precios se divorcian de los salarios. El mercado negro se expande y la población cae abatida por la escasez.  En medio de ese drama, casi todas las medidas que se pueden tomar para curar la inflación  agravan el estancamiento y, a la inversa, casi todas las medidas que se pueden tomar para curar el estancamiento, agravan la inflación. Se termina produciendo una ruptura del tejido social.
 
Los países del cono sur padecieron situaciones como esas en los 80. Ni uno solo de esos gobiernos pudo sobrevivir.  Afortunadamente casi todos optaron por llamar a elecciones y entregar.  De hecho, el único gobernante del mundo que ha podido sobrevivir a una estanflación fue  un dictador  africano salvaje: Mugabe de Zimbabwe.
 
José Toro Hardy
petoha@gmail.com
 
José Toro Hardy es un destacado economista venezolano que cuenta con amplia obra publicada. Ha ocupado importantes cargos públicos y se ha proyectado, a la vez, sobre los campos de la docencia y el periodismo.
 
 
FUENTE: RUNRUNES

viernes, 25 de noviembre de 2016

Volcán Popocatépetl entra en actividad viernes 25 de noviembre de 2016


Explosión del Popocatépetl desde Altzomoni del día 25 de noviembre de 2016: 


Posible dispersión de Ceniza en las próximas horas por actividad del Volcán Popocatépetl:


Ante la posibilidad de caída de ceniza por actividad del Volcán Popocatépetl, atiende las siguientes recomendaciones:
 





 


Con información de:
ProtecciónCivilSEGOB
Luis Felipe Puente, Coordinador Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación: @LUISFELIPE_P

jueves, 24 de noviembre de 2016

Los 10 mandamientos del trekking

Yo en la cumbre de la "Teta de Niquitao", la más alta del estado Trujillo (Venezuela) a 4005 msnm
Así como Moisés nos trajo los 10 mandamientos de Dios, así les traigo yo los 10 mandamientos del trekking, para poder hacer la ruta "como Dios manda".
  1. Estudiarás la ruta a hacer. Hazte con mapas de la zona y marca la ruta a realizar, para ver los desniveles que vas a encontrar, el tiempo que te va a llevar la marcha.
  2. Planificarás la marcha. Planifica la hora de inicio y la hora final aproximada, contando con que debes tener horas de luz suficientes para realizar el recorrido y teniendo en cuenta descansos y posibles imprevistos. Deja avisado a alguien qué ruta vas a hacer y el tiempo aproximado que vas a tardar.
  3. Mirarás la previsión meteorológica. Fundamental para equiparte convenientemente. Si echas un vistazo también al tiempo de los días anteriores podrás hacerte una idea de cómo te vas a encontrar el terreno: por ejemplo, si ha llovido habrá barro.
  4. Prepararás el equipo adecuado. Adapta el contenido de tu mochila según la duración de la ruta y la meteorología.
  5. No olvidarás calentar. Antes de correr para arriba como una cabra, calienta el cuerpo para evitar lesiones. Céntrate en los músculos de las piernas: cuádriceps, isquiotibiales, pero sin olvidar la espalda.
  6. Comenzarás a caminar con poca ropa para evitar una transpiración en exceso al principio. Es preferible comenzar con poca ropa encima y a los 15 minutos regular las capas que necesites según la intensidad del esfuerzo y la temperatura exterior.
  7. Seguirás un ritmo. Comienza lento para aumentar progresivamente el ritmo hasta llevar una cadencia de zancadas constante. Evita los cambios bruscos de ritmo o calentarte demasiado en las subidas. Ya sabes el dicho: "sube la montaña como un viejo para llegar a la cima como un joven". Una fórmula "casera" para controlar la intensidad del esfuerzo (si no llevas pulsómetro) es poder mantener una conversación a la vez que caminas.
  8. Realizarás descansos regularmente. Sobre todo si la marcha es de larga duración, realiza varios descansos de unos minutos para hidratarte y comer algo que te reponga los niveles de energía para segur ascendiendo.
  9. Elegirás la técnica adecuada: en los ascensos lleva el tronco erguido, con el centro de gravedad en la pierna adelantada. Procura apoyar toda la planta del pie para no sobrecargar los gemelos. Cuanta más pendiente, más cortos tienen que ser los pasos. Si la pendiente es muy inclinada, asciende en zig-zag, no a pico. En los descensos mantén una ligera flexión de las rodillas, tus amortiguadores naturales.
  10. Respetarás la naturaleza.

FUENTE: Leído por ahí

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...