miércoles, 9 de septiembre de 2009

Caricuao se debate entre la ecología y las edificaciones

 La parroquia sufre problemas de inseguridad, infraestructura y aseo pero cuenta con áreas verdes que ayudan a que los ciudadanos tengan lugares de esparcimiento.

Vista de Caricuao | Luis Noguera

Entre las pronunciadas montañas del suroeste de Caracas, Caricuao nace en la década de los 40, actualmente convertida en parroquia. Su nombre proviene del indio representante de los aborígenes que habitaron esa zona en la época precolombina y está rodeada de las parroquias Macarao, La Vega y Antímano.
Cuenta con una población aproximada -hasta este año 2009- 170.000 habitantes y una superficie de 23,83 kilómetros cuadrados.
Su vialidad está conformada por la Línea 2 del Metro de Caracas con las estaciones Zoológico y Caricuao. Además se puede ingresar por la autopista Francisco Fajardo en vehículo particular o tomar algunas de las líneas de transporte público provenientes de la Urbanización Montalbán o del Centro de Caracas. Para movilizarse dentro de la parroquia, existen más de 30 asociaciones de transporte que se dirigen a diferentes sectores del lugar.
Después de llegar a esta zona el ciudadano podrá disfrutar de las áreas verdes y lugares ecológicos que ofrece, como lo es el Zoológico de Caricuao, que abrió sus puertas al público desde hace 32 años. También lo acompañan tres parques recreacionales: Parque Vicente Emilio Sojo, Parque Leonardo Ruiz Pineda y Parque Universal de La Paz.
Para aquellos seguidores de la religión católica, la localidad tiene cinco iglesias parroquiales: la iglesia San Martín de Porras, patrón de la parroquia; la iglesia Resurrección del Señor, ubicada en la redoma; la iglesia Santa Rita de Casia, en el sector UD3; la iglesia San Carlos Borromeo, y la iglesia Nuestra Señora del Buen Consejo, en el sector UD4. Cuenta con la presencia del Párroco Máximo Mateo, representante del Arzobispo de Caracas.
Caricuao está bajo la jurisdicción del alcalde del municipio Libertador, Jorge Rodríguez; la Jefatura Civil, a cargo de Lila Piñango y el coordinador  Carlos Borja, así como también tres consejos comunales, situados en los sectores de la UD1 a la UD3, de la UD7 a la UD9 y de la UD10 hasta la UD12.
Los habitantes y visitantes de la zona cuentan en materia de salud con diferentes instalaciones médicas como la Clínica Popular de Caricuao, el Centro Materno Pastor Oropeza, la misión Barrio Adentro y tres Centros de Diagnóstico Integral.
Un sector ecológico
Desde el 30 de agosto de 2007 Caricuao inicia su carrera para optar por ser una parroquia ecológica por iniciativa de los habitantes de la zona, la red de ambientalistas de la parroquia y la concejala Andrea Tabares, quienes estimularon el proyecto que tiene por finalidad que las zonas de áreas verdes y parques ecológicos no pudiesen ser habitados.
El miembro de la red de ambientalistas, Fernando José Canelón, asegura que se han perdido más de 5.600 hectáreas de terreno vegetal producto de "invasiones complacientes" por parte del Ejecutivo.
Las recomendaciones de Canelón y que están expuestas en el proyecto ecológico son frenar la proliferación de ranchos en zonas de riesgos, la restauración de los bulevares, profundizar el combate de incendios y reconstruir las aceras, pasos peatonales, plazas y conjuntos patrimoniales.
La otra cara de Caricuao
Caricuao, aparte de sus parques y zonas verdes, como otras localidades de Caracas sufre de problemas  de infraestructura, seguridad y aseo.
Así lo denuncian los habitantes que diariamente padecen estas irregularidades, quienes piden más presencia policial, recolección diaria de la basura y mantenimiento de las calles y aceras.
Roraima Peroza, habitante del sector y voluntaria de la jefatura civil, presentó la denuncia de la inseguridad que vive Caricuao y el crecimiento de más de 56 áreas de barriadas producto de la construcción de viviendas en lugares imposibles para habitar y que, según ella, desmejoran la parroquia.
Dijo que una vez fue víctima de la inseguridad llegando a su casa. "A las diez de la noche, me apuntaron con una pistola y me quitaron todas mis pertenencias. En la jefatura civil hemos contabilizado más de ocho secuestros de infantes que salen de las instalaciones educativas y son raptados".
Asegura que la falta del alumbrado público acobija a los delincuentes para seguir robando y que según ella considera que el abandono gubernamental tiene mucho que ver con los problemas presentados en las calles que están llenas de basura y en mal estado las aceras.
Jenni Agraz es habitante de la zona que fue desalojada del sector El Campesino, donde se realizó la construcción del metro de la estación Zoológico en el año 1994. Desde ese momento, el gobierno de turno le vendió un terreno en la localidad C.C Caput 5 que no ha podido habitar, debido a que la propiedad ha sido vendida nueve veces más de manera ilegal.
Agraz denunció esta irregularidad y debe presentarse en el tribunal 39 de control para atestiguar sobre el caso.
Pero no sólo los habitantes sufren los problemas de la zona, un efectivo bomberil -que no quiso revelar su nombre-, aseguró que los bomberos tienen que reparar sus propias unidades que están en malas condiciones y algunas hasta fuera de servicio.
"Con el traspaso de los bomberos de la alcaldía metropolitana a la nueva alcaldía del Distrito Capital no se ha hecho nada para arreglar las unidades", dijo.
Así Caricuao con sus zonas verdes y sus parques recreacionales se debate entre las edificaciones de una urbe que cada día aumenta poblacionalmente y los terrenos ecológicos que son menos.

Fuente: El Nacional

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...