viernes, 18 de marzo de 2011

Infografía: la posible trayectoria de la nube radiactiva de Japón

Que una “nube radiactiva” llegue desde Japón a la costa oeste de Estados Unidos es una preocupación creciente entre los norteamericanos. Por empezar, ya hay una gran demanda de pastillas de yodo, “de las que vendimos en los últimos tres días más que en los pasados tres años”, dijo Jim Small, presidente de la filial de la farmacéutica sueca Recipharm en EE.UU.
Esto ocurre, dicen los fabricantes, porque muchos clientes se preparan tanto para enfrentar posibles cáncer de tiroides como para el caso de una catástrofe nuclear en el país.
Pero en diálogo con Clarín , Mary Jo Davis, que vive en Canyon Country, California, brindó un mensaje más tranquilizador: “Realmente todo está muy calmo, estamos al tanto de que la nube está viniendo pero se nos dice que los niveles de radiación serán tan bajos para cuando llegue que no hay de qué preocuparse, ningún pánico… Y el presidente (Obama) acaba de hacer un anuncio diciendo que no hay nada que temer”.
Obama fue precisó hoy: “Quiero ser muy claro. No esperamos que niveles dañinos de radiación lleguen a Estados Unidos ”.
En su edición de la víspera, el diario Los Angeles Times informó que “pequeñas sumas de isótopos radiactivos provenientes de las averiadas plantas atómicas japoneses están siendo sopladas hacia Estados Unidos a través del Océano Pacífico y alcanzarán California tan pronto como el viernes (por hoy), de acuerdo con expertos”. Hay dos redes de sensores monitoreando la situación.
De acuerdo con el relato de Davis, cuyo condado queda a unos 300 kilómetros de la central atómica más cercana, en San Diego, “la nube llegará al norte de California, salteando al sur del Estado”.
“Lo único que por aquí estuvo haciendo la gente fue prepararse para un terremoto. Creo que es por el que golpeó a Japón. Y cada vez que hay un sismo en algún lugar, la gente acá va a comprar comida y agua al supermercado, es muy normal aquí. No hay pánico, ni veo que haya gente corriendo desesperadamente”, relató.
Como sea, con la tragedia nipona el fantasma de un gran accidente atómico volvió a EE.UU. justo en un momento en el que la energía nuclear registraba un renacimiento. Se trata de una situación que podría causarle problemas a Obama, que ahora debe enfrentar un nuevo debate sobre la energía nuclear que podría afectar a sus ambiciosos planes. La ampliación de la red de 104 reactores, muchos muy viejos y que producen alrededor de 20% de la electricidad nacional, es uno de los pilares de su política energética.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...