jueves, 6 de octubre de 2011

Envenenamiento por Estricnina, o la atroz muerte de perros callejeros

El pasado 26 y 27 de septiembre, la Coordinación de Zoonosis de la Dirección Regional de Salud Ambiental del Ministerio de la Salud, con el visto bueno de la Alcaldía de Mariño del Estado Nueva Esparta, asesinó con ESTRICNINA a 17 perros callejeros sólo en La Caracola (un perro fue encontrado agonizando en la playa) bajo la escusa que estos animales transmiten enfermedades.

¿Pero que es y como actúa la Estricnina, cuyo uso está prohibido?

El envenenamiento con estricnina se manifiesta con convulsiones y contracciones musculares con arqueo en el cuello y rigidez de las patas, que se presentan a la menor provocación.

Mecanismo de acción. Aumento de la excitabilidad refleja de la médula espinal, que debilita la inhibición de la propagación del estímulo de las células motoras. El resultado son contracciones de varios grupos musculares a la vez. El agotamiento muscular hace que se produzca un intenso rigor mortis poco después de la muerte.

Manifestaciones clínicas. Aparecen entre 10 y 20 minutos después de ingerido el veneno. El signo más consistente son las convulsiones, que duran de medio a dos minutos, y los espasmos con arqueo del cuello y rigidez de las extremidades. Hay aumento en la intensidad de los reflejos osteotendinosos profundos, rigidez articular que altera la marcha. Hay espasmos de los músculos extensores que afectan las extremidades sobre todo, y que se presentan con intervalos de 5 a 15 minutos. Conforme el envenenamiento progresa, los espasmos se hacen más frecuentes e intensos, hasta el opistótonos completo. Aumenta la frecuencia de convulsiones, entre las cuales hay periodos de relajación. La conciencia se conserva y el dolor es intenso. Los ojos pueden volverse saltones. El animal está inquieto y no haya reposo en posición alguna. Cualquier sonido o estímulo puede desencadenar los espasmos.

Causa de la muerte. Insuficiencia respiratoria por espasmos en los músculos intercostales y daño a los centros respiratorios del sistema nervioso central.
Existen muchas cosas que se pueden hacer con los perros callejeros, como esterilizarlos o mejor aun, adoptarlos. La muerte debe ser la última opción, y solo en caso de ejemplares realmente infectados, y utilizando otro método que no sea el envenenamiento.

Ya el caso está en manos de la Fiscalía, ojalá no lo engaveten y se sancione a los responsables de tan absurda matanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...