lunes, 6 de febrero de 2012

La expedición rusa al K2 invernal vuelve a casa tras la muerte de un alpinista

Vitaly Gorelik sufrió severas congelaciones el 2 de febrero tras realizar varios porteos a 30 grados bajo cero. El mal tiempo impidió que fuera evacuado en helicóptero y finalmente ha fallecido.

Vitaly Gorelik (Russianclumb.ru)

La expedición rusa que lleva casi dos meses intentando abrir la primera ruta invernal al K2 recoge los bártulos y se vuelve a casa, conmocionada tras la muerte de uno de sus alpinistas, Vitaly Gorelik. «Hoy lunes a las 11.30 de la mañana Gorelik ha muerto en el campo base. Las condiciones climatológicas, por cuarto día consecutivo, son extremadamente malas, con tormenta de nieve, baja visibilidad y fuertes vientos, por lo que el helicóptero que esperábamos no ha podido aterrizar. En cuanto mejore el tiempo, un helicóptero se llevará el cuerpo de Vitaly. La expedición se ha acabado. Todos los miembros recogemos el campamento base y esperamos transporte para volver a casa», explicaba en un comunicado el jefe de la expedición, Victor Kozlov.

Goreli, uno de los aslpinistas más fuertes y reputados del momento, sufrió graves congelaciones en las manos el pasado 2 de febrero, cuando mientras trataba de fijar cuerda con otro compañero de expedición, a 7.200 metros de altura, fue sorprendido por una fortísima tormenta. Consiguió bajar hasta el campo base, donde recibió ayuda médica del doctor de la expedición, que solicitó de inmediato su evacuación, pero el mal tiempo que se instaló en la zona desde ese día ha impedido que el rescate aéreo llegara.
La situación de Gorelik ha ido empeorando en lso últimos días, y pese a los esfuerzos del doctor Serguey Bychkovsky, esta mañana fallecía en el campo base.
Sus compañeros de expedición, derrotados, anunciaban inmediatamente la vuelta a casa, pero la noticia ha calado hondo también en los campos base donde otras expediciones intentan estos días ascender ochomiles en la época más dura: el invierno del Karakorum.
«Hoy es un dia difícil, hace unas cuantas horas nos hemos enterado de la muerte de Gorelik aquí al lado, a tan solo una jornada larga caminando», explicaba a ABC Alex Txikon, miembro de la expedición que pretende abrir la primera vía invernal al Gasherbrum I. «Todo el equipo se ha quedado de piedra, qué mala suerte... Lo sentimos muchísimo, nos acordamos de lo difícil que deben de ser estos momentos en las faldas del K2, desde aquí todo nuestro apoyo», explicaban por correo electrónico él y Carlos Suárez.
También muy cerca otros dos reconocidos alpinistas, Simone Moro y Denis Urubko, manifestaban su dolor por la muerte de Gorelik, amigo personal de los dos himalayistas.
La expedición de la que formaba parte Gorelik era sin duda uno de las más potentes de la historia. Formada por 16 alpinistas rusos de sobrada experiencia en el Himalaya, pretendía conseguir la primera ascensión invernal al K2 abriendo una nueva ruta, variante de la Cessen.
En el frío invierno del Karakorum, donde las tormentas de nieve se suceden una detrás de otra y los termómetros marcan 30 bajo cero día si y día también, los rusos compartían sueños con otras dos expediciones invernales: la de Moro y Urubko, que pretenden ser los primeros en ascender en invierno el Nanga Parbat, y con los españoles Alex Txikon y Carlos Suárez, que intentan lo propio en el Gasherbrum I. 

FUENTES: ABC y BARRABES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...