domingo, 11 de marzo de 2012

Lo hospitalizan de emergencia tras “jugar” ebrio con una serpiente

Un caso insólito tuvo como escenario las montañas del Ávila (ahora Waraira Repano), luego que Eduardo Delgado, un agricultor de 60 años, fuera ingresado de emergencia al hospital tras resultar mordido en varias oportunidades por una serpiente venenosa de tres metros luego de pasar dos días "jugando" con el ejemplar.

Delgado fue ingresado a las 3:00 de la tarde del sábado al hospital Dr. Rafael Medina Giménez del periférico de Pariata, estado Vargas, presentando emponzoñamiento ofídico por una Bothrops Venezuelensis, llamada comúnmente tigra mariposa, narró a www.panorama.com.ve el sargento de Bomberos Marinos, Luis Contreras, experto en ofidios.

La médica de guardia, Verónica Bolgare, se comunicó con los Bomberos Marinos del Inea de La Guaira, solicitando el suero antiofídico de urgencia.

Ante la falta del insumo en la zona, se comunicaron con los Bomberos Marinos de Maracaibo, y el sargento Luis Contreras estuvo a cargo de llevar el antídoto. 

Un amante de las serpientes


Se trata de la tercera vez que Delgado es mordido por serpientes, pues tenía un criadero en su casa motivado a la pasión que desde niño ha sentido por los ofidios. Se había encargado de rescatar serpientes heridas y de llevarlas a su serpentario privado.

Delgado vive en una de las montañas del Ávila, en plena cordillera de la costa, en la llamada carretera vieja de La Guaira.

La primera vez que lo mordió una serpiente fue a los 8 años, desde entonces ya era notoria su afición por estos animales, llegando a generar preocupación entre sus familiares, que entonces trataron de persuadirlo del peligro latente en la manipulación de serpientes venenosas. Es oriundo de Apure.

En 1999 antes de la tragedia de Vargas estuvo ocho días hospitalizado en un centro asistencial de Coche por emponzoñamiento. 

Esta vez agarró una de sus "mascotas", una tigra mariposa de tres metros y comenzó a manipularla en varias oportunidades. Delgado estaba ingiriendo licor con sus hijos, narró Contreras. Su juego mortal comenzó desde el viernes, cuando empezó a tomar licor. El sábado seguía "jugando" con el ofidio. Esto lo condujo a recibir varias inoculaciones del potente veneno.
Su familia se la quitó varias veces, pero él insistía en manipular la peligrosa serpiente, por lo que resultó con reiteradas "inyecciones" del letal veneno en su torrente sanguíneo.

Sus familiares relatan que se introducía la cabeza de la serpiente en su boca. El paciente presentó hemorragia por boca y nariz, además de dificultad para respirar.

El veneno de la Bothrops venezolanensis daña los glóbulos rojos, puede genera insuficiencia renal, los pulmones se llenan de sangre.

Delgado tenía 18 serpientes y su familia las soltó en el cerro el Ávila para evitar que vuelva a ocurrir otro incidente similar.

En el Zulia se les conoce comúnmente como mapanare y representan al menos el 85 por ciento de los casos de emponzoñamiento registrados en la entidad.
La aerolínea Aserca donó el boleto para que el sargento Contreras pudiera viajar a Vargas. Los sueros los donó el Sistema Regional de Salud del Zulia. Se le pusieron 15 ampollas de antiofídico.

El agricultor se encuentra estable y ya fue pasado a una habitación, tras permanecer durante varias horas de la unidad de cuidados intensivos.

FUENTE: DIARIO PANORAMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...