viernes, 24 de agosto de 2012

El hampa domina en accesos al Waraira Repano

El Waraira Repano, que siempre ha sido un lugar de recreación y ejercitación para los caraqueños, está ávido de vigilancia, sobre todo al extremo Este de la ciudad, por los lados de la Av. Sanz y Terrazas del Ávila.

No pocas han sido las noticias de robos, atracos y violaciones en este sector del parque nacional, en el cual es notoria la ausencia de la Guardia Nacional (GNB).

Muestra de ello es que a Gustavo Tarazona, guardaparque del sector Galindo, en Terrazas del Ávila, el hampa lo tiene sometido desde hace casi un año.

Tarazona explicó que los choros se le han metido tantas veces que ya no recuerda cuántas, dijo, mientras mostraba los boquetes que le han abierto para meterse a la casa de la vigilancia forestal de Inparques.

Precisó que no posee radio para comunicarse con las autoridades ni teléfono fijo, por lo que se limita a usar su celular particular, "pero a veces no tengo saldo y no bajo a comprar la tarjeta, porque si lo hago se me meten los ladrones".

La quebrada del miedo. El guardaparque de Galindo pidió que la GN considere instalar un punto de control en la entrada del cerro en Terrazas del Ávila.

Aseguró que la mayoría de los robos y violaciones se dan en la quebrada Galindo, a la cual se tiene acceso desde la Cota Mil y por donde ingresan santeros, parejas y hampones.

"Ahí está el problema de la delincuencia en el cerro, donde consumen drogas, practican sexo, brujería y roban a quien encuentren", indicó.

Deportistas. Durante un recorrido realizado por varios sectores del Ávila, conversamos con algunos deportistas: Ana Zubr reveló que suele subir la montaña y nunca le ha pasado nada, pero "en Sabas Nieves hay muchas parejas de niños gays que van para experimentar", denunció.

Margarita García dijo sentirse segura en el cerro mientras ve a la GN vigilando, y Paola Querin apuntó que suele subir junto a su esposo, Nadink, y aunque nunca les ha pasado nada malo, toman sus previsiones y van juntos por el camino más transitado.

Carolina Pérez refirió que se escuchan cuentos robos a los deportistas, "afortunadamente, todos nos conocemos y cuando avistamos a algún desconocido, se lo informamos al guardaparque. Es la manera que tenemos de protegernos", precisó.

Cabe destacar que, tratamos infructuosamente de comunicarnos con Inparques y con la Guardería Ambiental de la GN, pero nos fue imposible.

Me enteré por ÚN

Gustavo Tarazona, guardaparque del sector Galindo en Terrazas del Ávila desde hace más de 20 años, aseguró que se enteró por este periódico de la violación de unos menores, la cual publicó el pasado lunes Últimas Noticias. Con respecto al robo de una familia del sector, expresó que la declaración de la señora Rocío de Juzgado, donde señala que "el guardaparque no prestó atención al hecho", no es cierta, ya que las personas que fueron robadas lo llamaron y le pidieron que "dejara la denuncia así". "Siempre informo a Inparques de los acontecimientos, al igual que a la GN", señaló Tarazona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...