lunes, 24 de septiembre de 2012

Una gran avalancha barre el C3 y el C2 del Manaslu

Un alud de grandes dimensiones provocado por la caída de un enorme serac destruye las 25 tiendas del campo 3 y 12 del campo 2, mientras los alpinistas dormían en ellas. Se ha confirmado el fallecimiento de al menos nueve montañeros.


Se elevan a once el número confirmado de fallecidos en la avalancha que arrasó en la madrugada del 23 los campamentos 3 y 2 del Manaslu. Según Himalayan News, siete son franceses, dos alemanes, un español –el catalán Martí Gassull– y un nepalés (con lo que se confirmaría el fallecimiento de tres desparacidos que había de esta nacionalidad). 
 
Sin embargo, el alpinista italiano Silvio Mondinelli manifestó que "habia contado 13 cadáveres". Entre ellos el de su compañero Alberto Manglano.
Hoy, a las seis de la madrugada, hora local, despegaron varios helicópteros para continuar las labores de rescate pero el mal tiempo está dificultando las operaciones. Por el momento, falta por evacuar a 13 personas que fueron rescatados el domingo. Además, los rescatadores continúan buscando a tres personas dadas por desaparecidas, una cifra que según otros medios supera la decena.

Del grupo francés, al parecer procedían de dos expediciones guiadas diferentes, tres de ellos eran guías de montaña.

En 1972 fallecieron 15 por otra avalancha en el Manaslu

El Manaslu tiene fama de ser una montaña peligrosa por el riesgo de avalanchas. Sin embargo, también es una montaña muy frecuentada por las expediciones comerciales. 

En 1972, hace 40 años, fallecieron 15 personas por este motivo en una de las más grandes tragedias en los ochomiles. Se trataba de una expedición coreana que intentaba repetir la vía original. Montaron un C1 a 6.500 y fue ocupado por cinco coreanos, un japonés y 12 sherpas. Durante la noche del 10 al 11 de abril fue sepultado por un alud y fallecieron cuatro coreanos, el japonés y 10 sherpas. Los supervivientes fuerron arrastrados más de 750 metros pero quedaron en la superficie. Todavía estaban allí cuando se desencadenó otra avalancha que les arrastó otros 300 metros aunque sobrevivieron malheridos. 

Según se refleja en el libro On top of the world, hasta agosto de 2011 el Manaslu había sido ascendido en 521 ocasiones y habían fallecido 65 personas, un 12,5% por lo que aparece como el sexto ochomil en peligrosidad. Es el octavo en altura.

24.09. 3.35h. El Himalaya se ha visto golpeado este domingo una vez más por la tragedia cuando una avalancha de grandes proporciones provocada por el desprendimiento de un enorme serac se ha llevado por delante los campos 3 y 2 de la ruta normal del Manaslu. Las noticias son aún confusas, pero ya se han confirmado los fallecimientos de nueve alpinistas, entre los que se encuentra el español Martí Gasull. El número de víctimas no está, sin embargo, cerrado y algunas fuentes hablan de 11 o incluso 13 fallecidos.
La muerte de Gasull ha levantado mucha repercusión en Catalunya, al tratarse de una figura destacada de la sociedad civil catalana, fundador de la Plataforma per la Llengua (“organización no gubernamental que trabaja para promover la lengua catalana como herramienta de cohesión social”, según se lee en su perfil de Facebook) y reconocido independentista.

Los otros fallecidos en la avalancha, según publica el Himalayan News serían los franceses Ludo Challeat, Fabrice Priez, Catherine Ricard y Philip Bos, la alemana Cristine Mittermeyer, el canadiense Dominique Ouimet, el nepalí Dawa Sherpa y su cliente italiano Alberto Magliano. Este último compartía expedición con Silvio ‘Gnaro’ Mondinelli, que ha sobrevivido al alud tras ser arrastrado junto con su tienda unos 200 metros.

Un bloque de hielo de 600 metros

A lo largo del domingo, las noticias y la desinformación sobre el accidente en el Manaslu han ido propagándose por igual, con lo que será difícil hacerse una idea exacta de lo sucedido hasta que la situación se haya normalizado. De hecho, todavía hay un número indeterminado de alpinistas desaparecidos, que no pudieron ser localizados entre los restos de la avalancha durante las horas en que se pudieron llevar a cabo las tareas de rescate antes de la llegada de la niebla. Entre esos desaparecidos, se hallan los también franceses Greg Costa y Rémy Lécluse, quienes pretendían la primera ascensión y descenso en esquís del Manaslu sin oxígeno junto a su compañero Glen Plake, quien ha salido milagrosamente con vida tras ser arrastrado junto con su saco y tienda unos 300 metros.

Plake ha contado que el serac desprendido debía medir unos 600 o 700 metros de ancho y se encontraba situado a unos 7.000 metros de altura. La avalancha sucedió hacia las 4:45 de la madrugada, cuando los alpinistas todavía descansaban en sus tiendas. La totalidad de las 25 tiendas del campo 3 (6.800 m) han quedado destruidas. La avalancha ha llegado también a afectar el campo 2 (6.300 m), donde otras 12 tiendas han sido también arrasadas. Se da la circunstancia de que Plake, que ha salido con algunas heridas pero vivo, compartía tienda con Costa, desaparecido.

El otro equipo de alpinistas-esquiadores que se hallaba también en el Manaslu, formado por el canadiense Greg Hill y los alemanes Benedikt Böhm y Sebastian Haag ha tenido la suerte de haber acampado en un punto intermedio entre el C2 y el C3 que no ha sido afectado por la avalancha. Ellos fueron los primeros en iniciar las tareas de rescate en el asolado campo 3, junto a los montañeros supervivientes a la avalancha. Las crónicas de unos y otros hablan de imágenes de campo de batalla y de alpinistas aturdidos caminando descalzos sobre la nieve.

5 helicópteros de rescate

Dichas labores de rescate han incluido a un gran número de personas, tanto por tierra como por aire. Según los datos del Ministerio de Turismo de Nepal, el Manaslu acogía este otoño a un total de 231 personas entre alpinistas, guías y demás personal auxiliar. Hasta cinco helicópteros habrían particiado durante la mañana del domingo en el rescate de los heridos, trasladando a 16 de ellos al hospital en Katmandú. Además, los aparatos han tenido tiempo de trasladar también dos cuerpos de fallecidos antes de que el mal tiempo obligara a suspender los vuelos. Posteriormente, la niebla obligaba también a suspender las tareas de búsqueda de desaparecidos a pie, que se debían reanudar a primera hora de la mañana.

Entre los desaparecidos, además de Greg Costa y Rémy Lécluse, se encontrarían también otros tres alpinistas franceses, y algunos otros de nacionalidad italiana.

FUENTE: DESNIVEL

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...