viernes, 31 de octubre de 2014

Inparques autorizó limpieza de área frente al Salto Ángel

El documento, suscrito por el director general seccional de parques nacionales, establece permisos para reacondicionamiento de un refugio en la Isla Ratón, y retiro de especies caídas. Pese a ello, en el lugar fueron sacados 52 árboles sin conocimiento de la comunidad de Canaima.

La polémica está servida en Canaima, comunidad perteneciente al sector occidental del Parque Nacional del mismo nombre. Un área en la Isla Ratón, frente al Salto Ángel, fue deforestada por una empresa privada. 52 árboles fueron derribados, según Ramón Simon, ex capitán de la localidad.

El ataque contra el ambiente fue hecho hace dos semanas, reportó Javier Cubillos, vicepresidente de la Asociación de Operadores Turísticos de Canaima C.A (Asocanaima).

Nadie se había percatado de la situación, hasta que un guardaparques intrigado por el sonido de las motosierras se adentró en la Isla Ratón y descubrió un claro en el bosque.

Tras hacer el comentario en el poblado fue constatada la situación, y llevada ante la capitanía local y la coordinación del Instituto Nacional de Parques (Inparques), que desconocían sobre lo que estaba pasando. Por presión de los residentes fue realizada una asamblea y en ella se determinó emitir una sanción contra la empresa autora del hecho, que consta de tres días sin operaciones hasta que se establezcan otras medidas.

Este viernes fue difundido un documento en el que el director general seccional de parques nacionales, Carlos Humberto Cova González, autoriza a la empresa Canaima Tours, a realizar un reacondicionamiento del refugio Salto Ángel (Mirador) y no una deforestación completa del lugar.

Dicho documento está fechado el 14 de abril y se trata del oficio 34991/2014-201. En él aparece la providencia administrativa aprobatoria 074 y permite a Canaima Tours la limpieza de vegetación baja y movilización de especies caídas en un área de 54 metros cuadrados. La providencia establece las condiciones en que debe hacerse el reacondicionamiento del lugar, las coordenadas exactas y qué hacer con las especies que sean retiradas.

Fuera de norma
El escrito no permite la deforestación, que es la denuncia de Asocanaima y de la comunidad. Sobre esto Javier Cubillos comenta que Inparques pasó por encima de la localidad, pues la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígenas (Lopci) establece que toda decisión a ser tomada en tierras ancestrales debe ser consultada con sus habitantes.

Sobre el lugar donde quedó un claro en el bosque, informó que allí no había un refugio, y que las instalaciones a las que se hace referencia en el texto están más próximas al río Churúm, y por ello nadie había notado lo que pasaba hasta que fueron escuchadas las motosierras.

“Allí hay varios delitos, se cortaron árboles grandes, alguna vegetación fue quemada y otra las madera fue echada al río lo que representa un riesgo porque en el río circulan las curiaras con los turistas, se pasó por encima de la comunidad y no se han acatado las sanciones que la comunidad en asamblea estableció”, puntualizó.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...