lunes, 24 de noviembre de 2014

Araguaney: El árbol de la flor de oro


Por su inigualable belleza, autenticidad, rustiquez y longevidad y por ser uno de los pocos árboles verdaderamente autóctonos de nuestros bosques, fue declarado árbol nacional de Venezuela según decreto de Luis Beltrán Prieto Figueroa y Ricardo Montilla, para entonces ministros de instrucción pública, Agricultura y Cría, respectivamente, dicho decreto fue promulgado el 29 de Mayo de 1.948, durante la corta presidencia del insigne escritor venezolano, Don Rómulo Ángel del Monte Carmelo Gallegos Freire.

De acuerdo a lo que reza esta resolución queda terminantemente prohibida su explotación cualquiera sea su fin y da especial preferencia a su propagación en el mayor número posible en todo el territorio nacional.

Aravaney, así llamaban Los Caribes al Araguaney y según menciona Jesús Hoyos en su extraordinario libro: “Flora Emblemática de Venezuela”, el vocablo aparece por primera vez en la “Historia Geográfica de la Nueva Andalucía”, de Fray Antonio Caulín, en 1.779.


Tabebuia crysantha. (Jacq.), es el nombre científico de este hermoso árbol. Pertenece a la familia Bignoniacea tabebuia, nombre genérico, es de origen indígena y Crysantha  proviene del griego y significa flor de oro. Pues se cubre totalmente con delicadísimas y sutiles flores que contrastan con el azul intenso de los cielos tropicales. Así los ve el Viajero, el caminante que no sale de su asombro al contemplar el espectáculos maravilloso de aquella floración amarilla con que se cubre el araguaney durante los primeros meses del año, enero- mayo.

En Venezuela se le conoce con diversos nombres: Arabote, hecha humo, Flor – amarillo, en México se le llama: flor del Día, Guayacán, amapa, (Sinaloa), En Chiapas: lombricillo, Totcuy, Tamegua; Ahuache le decían los Mayas.

Originario de América tropical, el araguaney, alcanza su mayor desarrollo en bosques claros de tierras calida,, (Bosques Tropófilos o Deciduos que pierden las hojas durante la sequía tropical para cubrirse de flores). También crece en sabanas, cerros áridos, secos hasta Húmedos, y es muy raro conseguirlos en sitios de montañas altas muy húmedas. Puede hallárseles en suelos duros, secos, pobres en sustancias orgánica, sin embargo su desarrollo ideal se obtiene en los suelos livianos con buen drenaje. No crece en los suelos pantanosos. Se distribuye desde el norte de México hasta Ecuador.

Su sistema radicular profundo e inofensivo rara vez tiende a levantar aceras y pavimentos. La propagación de su semilla es aérea. Su crecimiento lento, se traduce en gran longevidad.

El valor ornamental del araguaney es indiscutible, así como la calidad de su madera, Henri Pittier la describe como madera muy dura, compacta y pesada de color rojizo, más o menos moreno de grano fino, se conserva indefinidamente en el suelo. Esto hace que sea de gran valor y que muchas personas la exploten con fines utilitarios que jamás compensan el valor simbólico y singular magia y belleza que este árbol nos brindan desinteresadamente.

Imposible olvidar que en la plaza Bolívar de Mérida fue plantado un ejemplar de Araguaney por el sumo pontífice, Farol Jozef  Wojtyla en su visita a nuestra ciudad el 28 de enero 1.985. Es probable que con este gesto de bondad nos haya querido recordar el amor y cuidado que debemos dispensar al árbol como obra magnífica del creador.

Descripción botánica (mínima).
Árbol de porte medio, seis a doce metros; tronco cilíndrico de 60Cm. Aproximadamente de espesor. Con ramificaciones dicotomas. Hojas opuestas, compuestas-digitadas, 5-Foliolos pubescentes, (ásperas al tacto). Flores grandes y vistosas de color amarillo intenso, en inflorescencias racemosas.



Cáliz gamófilo, pubescente. Corola gamófila, (formando un embudo).
Estambres 4-didinamos, estaminodio, 1 disco copular ovario – locular. Fruto en cápsula linear deciente de 10 a 30 cm de largo con numerosas semillas aladas.

Bibliografía
  1. Aristiguieta, L. Familias y géneros de los Árboles de Venezuela. Caracas: I.B.D.R.N.R. Ministerio de Agricultura y Cría 1.973.
  2. Hoyos, Jesús. Flora Emblemática de Venezuela. Caracas ARMITANO, 1985.
  3. Pittier, H. Manual de las Plantas Usuales de Venezuela. Caracas: Fundación Eugenio Mendoza, 1978.
  4. Tablante, Garrido. Araguaney, Árbol Nacional de Venezuela, Publicación de la Gobernación del estado Mérida 1.985.
FUENTE: CONARE

1 comentario:

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...