martes, 18 de noviembre de 2014

El Jardín Botánico de Caracas: un legado histórico y natural que preservar

 
La Fundación Instituto Jardín Botánico de Venezuela “Dr. Tobías Lasser”, ubicado en el Distrito Capital, tiene inmerso dentro de sus 70 hectáreas un importantísimo legado histórico y natural para el país, sumamente rico en especies vegetales nacionales e internacionales que conforman el segundo pulmón vegetal de la ciudad, luego del Parque Nacional Waraira Repano.



Fundado en el año 1.945, el Jardín Botánico formó parte del proyecto original de la Ciudad Universitaria y fue nombrado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2.000. Actualmente, cuenta con más de 450.000 muestras botánicas, según datos ofrecidos por su presidente, Mario Gabaldón, quien además cuenta, que en sus inicios el jardín contaba con la dirección del profesor Tobías Lasser, y que básicamente dentro de estos espacios se cultivaba la caña de azúcar, y se encontraban especies representativas del Valle de Caracas, y a su vez, especies del bosque natural seco-tropical.

Este espacio emblemático de Venezuela abrió sus puertas al público en el año 1.958, creando una interrelación entre el Ministerio de Agricultura y Cría que, para aquel entonces era el ente encargado de manejar las áreas naturales, y la Universidad Central de Venezuela (UCV).



En el jardín para ese mismo año se encontraba la sede del Herbario Nacional del Instituto Botánico, creado por el Dr. Henri Pittier, así como su colección bibliográfica.

Solo para el de 1.968, fue decretado como Parque Nacional, con la intención de militarizar el jardín encontrado en las áreas aledañas de la UCV, la cual se mantuvo cerrada por dos años, debido al atropello del ex presidente de la República de ese año, Rafael Caldera.

Posteriormente, en el año 1.991 se creó la fundación con un cuarto involucrado, llamado actualmente, el Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Fonacit), siendo el tutelar de la misma, junto al presidente Nacional de Parques (Inparques),y  el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente (Minamb).
 
Jardín Botánico importante reservorio natural
 
El jardín Botánico, es uno de los lugares más visitados por turistas, lugareños e investigadores de las áreas científica, agronómica, farmacéutica y arquitectónica, principalmente, gracias a la diversidad biológica que hace vida dentro del mismo.

Argelia Silva, presidenta adjunta de la referida fundación, relata que el jardín botánico posee una colección viva muy importante recreada en diferentes ambientes, y de las 70 hectáreas que conforma la fundación solo han sido intervenidas 12, a través de paisajismos.

“Las 60 hectáreas restantes, pertenece al bosque original, bastante cercano a lo que era el bosque de las colinas de Caracas y que se han perdido en su mayoría por las urbanizaciones y el crecimiento de la ciudad; sin embargo queda este relicto del bosque que contiene esa diversidad vegetal”.

El jardín botánico,  cuenta con ambientes acuáticos, encabezados por la Laguna de Venezuela, la cual está asociada al herbario nacional y ha sido actualizada con especies vegetales tales como el loto egipcio e hindú, así como con 14  especies de ninfeas caracterizadas por sus matices de colores sumamente llamativos.



También se encuentra la Laguna Didáctica Dr. Justiniano Velázquez, donde se dan valiosos intercambios de saberes entre estudiantes e investigadores.

Estos linderos cuentan a su vez, con un jardín xerofítico y paleozoico representando la vegetación de la Cordillera de la Costa, de los Andes; además del Palmetum, el cual contempla importantes colecciones de palmas de todos los continentes como Asia y África, así como las encontradas en las Islas del Caribe, cercanas a España e Italia, para un total aproximado de 200 especies vegetales diferentes.

Además, el arboretum resguarda las especies vegetales de los estados de Venezuela, como la ceiba, autóctona de la ciudad de Caracas, así como árboles exóticos, entre ellos el fico religioso, donado por la Embajada de la India hace 40 años,  el eucalipto y otras representaciones como el palo de molato oriundo de Brasil, sumándose a ellos los bambúes criollos y la guasda, recuperada gracias a los intercambios efectuados con otros jardines que conforman la Red de Jardines Botánicos de Venezuela.

Sin lugar a dudas, la Fundación del Instituto Jardín Botánico de Venezuela “Dr. Tobías Lasser”, posee una incuantificable relevancia ambiental que es vital resguardar y mantener, pues aunado a ser un patrimonio nacional es parte de nuestra historia de vida a lo largo de estos años.

Por ello, es imprescindible la continuidad de este proceso revolucionario enfocado en el socialismo que le ha dado la relevancia pertinente al área ambiental, para preservar nuestras riquezas naturales.

FUENTE: CONARE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...