sábado, 5 de agosto de 2017

¿Qué Hacer en Casos de Accidente en la Montaña?

¿Conoces el protocolo PAS? 

La prevención de accidentes en el medio natural pasa por cumplir, al menos, tres normas básicas: preparar la actividad, equipar la mochila y el material adecuado y actuar con prudencia. Está en nuestras manos limitar los riesgos derivados de nuestro comportamiento (mala preparación física, alimentación o hidratación incorrectas, material técnico inadecuado…); pero los accidentes también ocurren, y no siempre se pueden evitar (caídas de rocas, avalanchas, tormentas…). Cuando esto pasa… ¿Sabemos cómo actuar en caso de accidente?.

Saber responder de manera correcta ante un accidente en montaña que requiera de un rescate puede marcar la diferencia entre que el problema se solvente de manera satisfactoria o se agrave hasta provocar consecuencias irreversibles. En montaña dependemos de nosotros mismos en gran medida, y de los recursos que hayamos sabido proveernos, tanto materiales como formativos, por ello es fundamental salir de casa con la cabeza  y la mochila “bien equipada” para el “por si acaso”.

Ante una situación de emergencia es importante recordar y aplicar el protocolo de actuación conocido como conducta PAS (Proteger, Avisar y Socorrer):

– PROTEGER:

Objetivo: hacer seguro el lugar para el accidentado, para el resto del grupo y para nosotros mismos.
  • Antes de nada: párate, evalúa la situación y garantiza tu propia seguridad
  • Comprueba la seguridad del entorno y del resto del grupo, evitando que alguien más se vea implicado en el accidente
  • Protege a la víctima en la medida de lo posible: Si hay peligro, retíralo del lugar del accidente. Si no se puede mover, abrígalo
  • Comprueba su estado de consciencia: verifica si respira, si nos sigue el dedo con la mirada, y si mantiene una conversación coherente (¿Cómo te llamas?, ¿Dónde estás?, ¿Quién eres?...)
  • Comprueba posibles lesiones: palpando desde la cabeza a los pies, si siente algún tipo de dolor, si existe alguna deformidad producto de una posible caída, hemorragias, o pupilas disimétricas o sin reacción, pulso en las extremidades (podemos ver signos de circulación sanguínea, apretando las uñas de los dedos, si vemos que recupera su color rápidamente, es que hay circulación, si permanece blanco es que no circula sangre)
  • Protege de la hipotermia con una manta térmica, ropa (suya o nuestra), gorro o guantes… incluso en verano!
  • Anima y tranquiliza a la víctima
  • Si está inconsciente, proporciona la posición lateral de seguridad (permite inmovilizar al herido, mantener las vías aéreas abiertas y expulsar los vómitos)

 – AVISAR:

Objetivo: avisar a los servicios de rescate de la forma más rápida, segura y efectiva.
  • Si disponemos de teléfono móvil con cobertura (aunque no sea de nuestra compañía) marca el 911.
  • Si no disponemos de móvil, habrá que pensar en buscar el punto de aviso más próximo (otros excursionistas, un refugio, teléfono de un bar, hotel o estación de ski…) de la forma más rápida y sin sufrir contratiempos, si te accidentas no podrás avisar ni para tí, ni para tu compañero
  • Si tienes que desplazarte para buscar cobertura o un teléfono, deja a la víctima abrigada y con alimento y agua. Mantén la calma, separarte de tu compañero es un momento duro para todos
  • Facilita los siguientes datos al operador para que puedan valorar el tipo y número de efectivos que deben destinar al rescate (aunque no te preocupes mucho de recordarlos todos, ellos te irán preguntando):
o   ¿Quién solicita el socorro? Nombre y apellidos
o   ¿Qué ha ocurrido? Intenta describir qué ha sucedido, cuál es el tipo de accidente y cómo ha ocurrido. El número de heridos o de personas ilesas que necesitan auxilio, y la gravedad y tipo de lesiones o el estado en que se encuentra la víctima son datos muy importantes para los equipos de rescate
o   ¿Cuándo ha ocurrido? Intenta precisar la hora exacta del accidente
¿Dónde ha ocurrido? Procura dar la localización lo más exacta posible del lugar del incidente. Puedes ayudarte del mapa que no debería falta en tu mochila, de un GPS o de algunas aplicaciones para móviles (Alpify puede serte de gran ayuda en estos casos, está pensada y diseñada para las emergencias)
¿Hay alguien para poder ayudar? Informa del personal disponible para prestar ayuda al Grupo de Rescate en la zona del accidente y material del que disponéis
¿Cuáles son las condiciones meteorológicas en la zona? Viento, visibilidad, nubosidad, nieve…
o ¿Qué características tiene la zona? Describir si está arbolada total o parcialmente, si es una pradera despejada, una ladera pedregosa de difícil acceso, un barranco estrecho… etc, facilitará al piloto las labores de aproximación del helicóptero
o   Recuerda facilitar todos los teléfonos y nombres del personal que se encuentra con la víctima para contactar con ellos en caso de necesidad
Consejos:
¿Qué pasa si no hay cobertura de móvil?:
Cualquier compañía dará servicio gratuito al 911, aunque no sea la nuestra. Pero si el lugar en el que nos encontramos no tiene cobertura de ninguna compañía será imposible realizar la llamada.
 
En montaña, encontrar cobertura no siempre es posible. Normalmente si subimos es más fácil conseguir señal que bajando; pero no siempre es así. Busca, con tranquilidad (si te accidentas no podrás alertar) puntos en los que tengas visión directa de un pueblo o una carretera, y si ya has pasado por ellos, intenta recordarlos.

¿Tendré batería suficiente?:
Este es el punto débil de los Smartphones y teléfonos móviles en general. Desactivar la conexión a internet hará que la batería nos dure más horas, pero recuerda que es probable que tengas que realizar o que recibas numerosas llamadas. Existe la posibilidad de apagar el teléfono, la mayoría de teléfonos no requieren saber el PIN para poder dar el aviso de emergencia, pero asegúrate de ello antes de apagarlo si no es tu teléfono.
 
Lo mejor es llevarlo desde que salimos del coche en modo “avión”, (y avisar a los compañeros dónde lo guardamos: en la mochila, un bolsillo del pantalón…) con lo que el teléfono estará apagado pero operativo de manera rápida. Muy interesante también es llevar cargadores de emergencia, como los solares, para el teléfono.

¿Cómo puedo facilitar las coordenadas de mi localización?:
Lo mejor es que siempre lleves encima un mapa y una brújula y que sepas utilizarlos y saber orientarte. 

Aparatos como los GPS senderistas van a mostrar tu localización con exactitud. El uso del GPS del móvil en montaña supone un gasto importante de la batería, pero de manera puntual no dudes en utilizarlo si no tienes claro dónde estás, siempre será mejor poder dar unas coordenadas precisas a los grupos de rescate, pues ello acelerará que nos localicen.
 
Existen aplicaciones que sin afectar demasiado a la batería de nuestro móvil ofrecen nuestra localización exacta, como Alpify, disponible en Venezuela dentro del Parque Nacional el Ávila. También a través de whatsapp se pueden enviar las coordenadas de nuestra posición a los servicios de emergencia.

– SOCORRER:

Objetivo: atender a la víctima en base a nuestros conocimientos de primeros auxilios. Para ello sería más que deseable que todos realizáramos cursos de primeros auxilios y los refrescáramos de manera periódica: esta diferencia puede salvar vidas.
  • Si no tienes conocimientos en primeros auxilios, limítate a no moverla o hacerlo lo mínimo posible para garantizar su seguridad (PROTEGER)
  • En caso de traumatismos craneales o de columna vertebral,  inmoviliza al accidentado y no se le quites el casco si lo lleva
  • Las medidas de socorro han de responder a un orden según la gravedad de las lesiones:
o Mantener las funciones vitales, y si es necesario realizar las maniobras de reanimación RCP
o Evitar agravar posibles lesiones (parálisis producidas por maniobras bruscas o por precipitación)
o Aplicar los primeros auxilios correspondientes a cada problema: requiere de unos mínimos conocimientos y disponer o improvisar ciertos materiales
Vigilar la aparición de lesiones ocultas, sobretodo hemorragias internas que surgen después del accidente. Deberemos controlar el estado de conciencia y evolución del accidentado
  • Pero sobre todo RECUERDA:
o Deberemos abrigar a los heridos para que no pierdan calor, incluso en verano
o Mantén la calma y trata de animar y tranquilizar al accidentado. Tiéndele la mano y háblale con tranquilidad. La víctima también necesita este otro “calor”
Ten paciencia, que la ayuda siempre llega.

TOMADO DE: SIN RUMBO
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, déjame tus comentarios...

Debido al alto número de mensajes de SPAM, es necesario que te identifiques para poder comentar.

No están permitidos los comentarios ofensivos, denigrantes, obscenos, con contenido político, racista o similar. Los que incumplan estas simples normas serán eliminados.

Gracias...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...